Philips patrocina y aporta su tecnología al proyecto piloto de cardioprotección del Metro de Barcelona

agosto 29, 2014

Esta acción se enmarca dentro del programa "Barcelona, ciudad cardioprotegida", del que Philips es socio, y que  impulsa la Asociación Barcelona Salud para prevenir muertes súbitas por paro cardiaco

 

Barcelona - Las estaciones de la línea 1 de metro de España, Universidad, Cataluña y La Sagrera ya disponen de desfibriladores semiautomáticos como primer paso de un proyecto pionero en Europa para la cardioprotección de la red de metro de una ciudad.

 

El presidente de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), Joaquim Forn, y el presidente de la Asociación Barcelona Salud (ABS), Dr. Josep Brugada, han firmado hoy el convenio por el que TMB se incorpora al programa "Barcelona, ciudad cardioprotegida", de prevención de las muertes súbitas mediante la instalación de dispositivos de desfibrilación  en espacios públicos, impulsado por la misma asociación y la Fundación Brugada, con la colaboración del Departamento de Salud, el Ayuntamiento, el SEM y la Asociación de Farmacias, y con el patrocinio de FIATC Seguros y Philips.

 

"Creemos que preocuparse por la salud cardiovascular es una necesidad para combatir la enfermedad CV, que las ciudades y los alcaldes pueden hacer una diferencia en términos de promoción de la salud CV; y creemos que las empresas, las organizaciones sin ánimo de lucro y las administraciones públicas pueden y deben trabajar juntos para hacer frente a este importante objetivo", comentó Juan Sanabria, Presidente de Philips Ibérica en el acto de presentación.

 

Philips, patrocinador y socio tecnológico

 

Philips, compañía centrada en la salud y el bienestar de las personas, colabora en este proyecto no sólo como patrocinador sino también como socio tecnológico, al aportar sus desfibriladores semiautomáticos. Estos dispositivos son una importante herramienta para reducir el número de muertes provocadas por un paro cardiaco súbito, permitiendo aumentar el tiempo de vida de las personas que sufren este episodio.

 

Al producirse un paro cardiaco repentino, los desfibriladores semiautomáticos permiten que  cualquier persona pueda atender in-situ a la  víctima  mediante la administración rápida y efectiva de una descarga eléctrica, lo que proporciona una mayor capacidad para salvar vidas.


El desfibrilador Heartstart, de Philips, es pequeño y ligero, por lo que facilita su transporte hasta la víctima. El desfibrilador guía paso a paso tanto el proceso de desfibrilación como el de reanimación cardiopulmonar mediante claras instrucciones de voz en castellano. Además el propio desfibrilador es capaz de adaptar dichas indicaciones, adaptándose a los distintos grados de habilidad del usuario. Los electrodos de desfibrilación integrados SMART, colocados sobre la piel desnuda de la víctima analizan su ritmo cardiaco para luego transmitir dicha información al desfibrilador. De esta forma, el uso del desfibrilador semiautomático no provocará en ningún caso daño alguno al paciente, ni siquiera por accidente, ya que el botón a través del cual se aplica la descarga no se activará si el ritmo cardiaco analizado no es susceptible de descarga.


Desfibriladores en cabinas cerradas

 

Los desfibriladores, ocho en total, se han instalado en el interior de una cabina señalizada y cerrada, en la zona central de los andenes de las cuatro estaciones y al lado del interfono. El usuario debe llamar al botón SOS del interfono para extraer el desfibrilador y seguir las instrucciones. Al mismo tiempo, el centro de control de Metro dará el aviso a la central de emergencias 112 para que los servicios médicos se desplacen a la estación.

 

La instalación de los desfibriladores semiautomáticos en cuatro estaciones de las más concurridas se hace a título de prueba piloto, para evaluar los resultados antes de extenderlos a más puntos de la red de metro. El objetivo es comenzar con la línea 1, que registra cada día laborable unas 340.000 validaciones, y continuar instalando hasta cubrir la totalidad de la red, en función de los recursos disponibles.

 

Philips firmó en abril pasado un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para trabajar juntos en la promoción y la introducción de innovaciones que apoyaran el impulso hacia la Smart City de esta ciudad. Dentro de este acuerdo, Philips se compromete a trabajar con el municipio en la promoción de la salud de los barceloneses y la respuesta pública adecuada a un paro cardíaco, incluída la disponibilidad de desfibriladores semiautomáticos en espacios públicos. Philips es también socio del programa "Barcelona Cardioprotegida", una estrategia liderada por la Asociación de Barcelona Salud y el Ayuntamiento de Barcelona para convertir la ciudad en la primera capital europea cardioprotegida y cardiorresponsable.

 

"En el marco de este acuerdo, hoy hemos contribuido con nuestra tecnología a este proyecto pionero en España, que esperamos que sea un punto de partida y, sobre todo, que ayude a salvar vidas", señaló Juan Sanabria.

 

Una actuación rápida, clave para salvar una vida

 

Las enfermedades cardiovasculares causan el 30% de la mortalidad total en el mundo y constituyen un problema de salud pública de primer orden, con incidencia en personas de cualquier edad y condición. Según datos oficiales, en 2012 se contabilizaron 3.420 muertes súbitas en Cataluña, cifra 16 veces superior a la de muertos en accidentes de tráfico. En España cada año se producen más de 24.000 paradas cardíacas repentinas y sólo 1 de cada 20 afectados sobrevive a la misma cuando tiene lugar fuera del hospital.

 

Además de la prevención y la difusión de hábitos saludables, una manera eficaz de evitarlas es la instalación de desfibriladores en espacios públicos, que puedan ser utilizados dentro de los 10 minutos posteriores a la crisis cardiaca, que son decisivos.

 

La firma del convenio y el inicio de la prueba piloto en el metro tienen lugar coincidiendo con el Congreso Europeo de Cardiología, que reúne 43.000 médicos en la ciudad entre el 29 de agosto y el 3 de septiembre y está considerado como la reunión médica más importante del mundo de esta especialidad.

Para más información:

Sobre Royal Philips

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa diversificada de salud y el bienestar, centrada en mejorar la vida de las personas a través de innovaciones significativas en las áreas de Consumo y Estilo de Vida, Cuidado de la Salud y Alumbrado. Con sede en Holanda, Philips ha contabilizado unas ventas de 23.300 millones en 2013 y emplea a aproximadamente 113.000 empleados, con ventas y servicios en más de 100 países. La compañía es líder en la atención cardiaca, cuidados intensivos y salud en el hogar, soluciones de iluminación eficientes energéticamente y nuevas aplicaciones de iluminación, así como afeitado y cuidado personal masculino y cuidado bucal. Las noticias de Philips se encuentran en www.philips.es/prensa

 

 

.