1998

 

Saeco presenta el sistema Aroma. Durante el ciclo de preparación previa se humedece el café molido para liberar texturas que permanecerían ocultas de otra forma, lo que permite que se desplieguen los sabores, como haría un barista profesional.