Cuidado de la madre y del bebé
Cuidado de la madre y del bebé

Empezar a tomar alimentos sólidos

Aproximadamente a los cuatro o seis meses, es posible que el niño parezca menos satisfecho con la leche y empiece a mirarla con curiosidad cuando come, un buen signo de que está listo para empezar a tomar alimentos sólidos.

Preparar las primeras comidas sólidas a partir de alimentos frescos comprados por usted es la mejor formar de mantener los nutrientes lo más intactos posible. Además, preparar usted misma la comida le ofrece la tranquilidad de saber exactamente qué come su bebé.

El modo en que se almacenan, se preparan y se cocinan los ingredientes también afecta a su contenido nutricional, por lo que hemos elaborado unos consejos que le ayudarán a obtener el máximo partido de los primeros alimentos del bebé.

Cocción al vapor

La cocina al vapor es uno de los mejores métodos de cocción para preservar los sabores. La vaporera y batidora combinada de Philips AVENT también conserva el máximo de nutrientes. Mezcla los jugos que se liberan de la comida durante la fase de cocina al vapor para volver a introducirlos de nuevo en la comida durante la fase de batido.

Preparación y almacenamiento

  • Prepare la comida en una cocina limpia, con utensilios y recipientes limpios, para maximizar la higiene.
  • Lávese las manos antes de preparar la comida y lave las manos del bebé antes de dársela.
  • La comida infantil debe cocinarse bien hasta que esté muy caliente y dejar que se enfríe antes de servirla.
  • Los hornos microondas calientan la comida de forma irregular y pueden provocar que usted o el bebé se quemen, ya que algunas zonas están muy calientes. Asegúrese de mezclar bien la comida que caliente de esta forma y de dejar que se enfríe antes de servirla (utilice un calientabiberones y comida infantil de Philips AVENT para calentar la comida del bebé de forma segura y uniforme).
  • Nunca recaliente la comida del bebé más de una vez
  • Guarde la comida en un lugar seguro y siga las fechas de caducidad.
  • La mayoría de los alimentos frescos cocinados se puede guardar en la nevera durante un máximo de 24 horas.
  • PSi prepara grandes cantidades y las congela en bandejas para hielo o recipientes de comida, como los vasos VIA de Philips AVENT, podrá ahorrar mucho tiempo.
  • Los vasos VIA son higiénicos, apilables y en ellos se puede escribir cómodamente el nombre de la comida y la fecha de preparación.
  • Consulte las instrucciones de su congelador para saber cuánto tiempo puede conservar la comida infantil con seguridad. Por lo general, será entre uno y tres meses.
  • No congele la comida que haya descongelado previamente

Algunas puntualizaciones sobre los ingredientes

  • Todas las frutas y verduras deben lavarse bien antes de consumirlas. Algunas también se deben pelar.
  • A los alimentos para bebés no debe añadirse sal.
  • Pruebe a utilizar hierbas o especias suaves que utilice habitualmente en sus recetas para el resto de la familia de modo que la comida del bebé sea más sabrosa.
  • No añada azúcar, excepto una pequeña cantidad a la fruta ácida para que resulte más agradable.
  • Algunos alimentos, como el marisco crudo, el hígado, los quesos tiernos sin pasteurizar y la miel, no son adecuados para los bebés de menos de 12 meses.
  • Los huevos siempre deben estar bien cocidos.
  • Consulte con su comadrón o pediatra si tiene alguna duda sobre la preparación de la comida del bebé.

Un práctico correo electrónico en cada etapa


Suscríbase para recibir correos electrónicos de Philips Avent repletos de consejos y ofertas útiles para cada etapa del embarazo y del desarrollo del bebé.

 

Registro gratuito

Productos relacionados

Consejos relacionados

Opciones de comidas con trozos pequeños para su bebé

Opciones de comidas con trozos pequeños para su bebé

Recetas fáciles para niños

Recetas fáciles para niños