Cuidado de la madre y del bebé
Cuidado de la madre y del bebé

Alimentación infantil y dieta equilibrada

Los niños pequeños consumen mucha energía y necesitan un equilibrio de nutrientes y proteínas. Una dieta variada que incluya los cinco grupos de alimentos asegura el crecimiento saludable de su bebé.

1. Pan, arroz, patatas, pasta

Los alimentos que contienen almidón, como los anteriores, el ñame y los chapatis, son grandes fuentes de energía y deben constituir la parte principal de cada comida. Incluya variedades integrales y blancas.

2. Frutas y verduras

Contienen vitaminas, minerales y fibra. Intente incluir fruta en el desayuno, y verdura y fruta en las otras dos comidas principales. Los niños pequeños, al igual que los adultos, también deben ingerir como mínimo cinco raciones al día de fruta fresca, congelada, en lata o deshidratada.

3. Carne, pescado, huevos, legumbres y otras fuentes de proteínas no lácteas

En este grupo se incluyen alimentos como los frutos secos, las lentejas, el dhal y el tofu, todos los cuales aportan hierro y zinc. Introduzca alimentos de este grupo en las comidas dos veces al día y pescado azul una o dos veces por semana.

4. Leche, queso y yogur

Ofrezca tres raciones de estos alimentos. La leche sigue siendo importante, pero los niños con más de 1 año necesitan menos que los bebés. Tres vasos de leche de 90-120 ml son suficientes. No obstante, es conveniente reducir la cantidad de leche si el niño come yogur y queso. Los biberones de leche se deben retirar a partir de los 12 meses. A partir de un año, puede darle leche entera de vaca en lugar de leche de fórmula, a menos que siga dándole el pecho.

5. Alimentos con alto contenido de grasas o azúcares

A los niños les gustan de forma natural estos alimentos pero deben mantener un consumo mínimo de los mismos. Ofrezca siempre un postre en las dos comidas principales, pero no permita que estos alimentos sustituyan a otros alimentos nutritivos del resto de grupos.

Nota sobre los suplementos de vitamina A y D

En el Reino Unido, se recomienda que los niños de hasta cinco años tomen un suplemento que contenga vitaminas A y D, ya que no reciben la cantidad suficiente a través de la alimentación. Esto ayudará al sistema inmunitario del niño y se asegurará de que sus huesos se desarrollan con normalidad.

Alimentos que se deben evitar

Evite las comidas con alto contenido de grasas y sal. Los alimentos precocinados y los platos preparados deben ofrecerse con moderación, a menos que estén especialmente dirigidos a los niños pequeños.

No le dé a su hijo alimentos light o adelgazantes. Los alimentos bajos en calorías no son adecuados para los más pequeños, ya que necesitan calorías adicionales para potenciar su crecimiento.

La mejor opción son los alimentos saludables para toda la familia. Son nutritivos, económicos y permiten preparar grandes cantidades que podrá dividir en raciones individuales y guardar en la nevera o congelar. El sistema VIA de Philips AVENT es ideal para almacenar y servir la comida.

Introducción de nuevos sabores

La clave está en mantener el interés y la variedad. Presente los alimentos nuevos al niño en pequeñas porciones. Deje que pruebe un par de cucharadas de algo nuevo en lugar de llenar todo el plato. Probablemente tendrá que ofrecer un alimento varias veces antes de que el pequeño lo acepte. Esto suele ser lo habitual, así que no se desanime. Ofrezca al niño numerosos alimentos para comer sin cubiertos y déjele siempre que decida cuándo ha comido suficiente.

Un práctico correo electrónico en cada etapa


Suscríbase para recibir correos electrónicos de Philips Avent repletos de consejos y ofertas útiles para cada etapa del embarazo y del desarrollo del bebé.

 

Registro gratuito

Productos relacionados

Consejos relacionados

Consejos para la hora de comer de los niños

Consejos para la hora de comer de los niños

Recetas fáciles para niños

Recetas fáciles para niños

Problemas de alimentación del niño

Problemas de alimentación del niño

Distintas etapas de la introducción a los alimentos sólidos

Distintas etapas de la introducción a los alimentos sólidos