Cuidado de la madre y del bebé
Cuidado de la madre y del bebé

Ventajas de la extracción

La leche materna es uno de los regalos más preciados que podemos hacer a nuestro bebé. Aunque es posible alimentar a tu bebé exclusivamente con leche materna durante muchos meses, la extracción puede ayudarte a disfrutar de un poco más de libertad.

Cómodas funciones

La extracción de la leche materna garantiza que el bebé siempre reciba los mejores nutrientes en su alimentación y, al mismo tiempo, te aporte una mayor flexibilidad. Tal vez vas a volver al trabajo, tu areja quiera implicarse más en la alimentación del pequeño o desees darte un merecido descanso y salir una noche.

Bebés prematuros

Si el bebé es demasiado pequeño (prematuro) o está enfermo de forma que no puede tomar el pecho directamente, al extraerse el calostro o la leche materna podrá beneficiarse de los nutrientes esenciales que contiene.

Dificultades para que el bebé se enganche

Si el recién nacido no puede engancharse al pecho, la extracción puede ayudarte a que la leche "suba" y reducir de esta manera la necesidad de tener que depender de la leche de fórmula. Pide ayuda adicional a la matrona si tiene dificultades para que el bebé se enganche al pecho.

Uso de un extractor

Cuando te suba la leche habrá momentos en los que te sientas incómoda y con las mamas llenas, pero que al bebé no le apetezca comer. Usar un extractor te aportará cierto alivio en esas ocasiones. Más adelante, cuando la lactancia esté asentada, la extracción, junto con la succión del bebé, te ayudará a aumentar la producción de leche. Así dispondrás de leche sobrante a mano para cuando la necesites.

Con un poco de práctica, extraer la leche materna es realmente fácil, aunque es mejor que esperes de cuatro a seis semanas después de dar a luz para que la lactancia materna esté totalmente establecida antes de comenzar a extraer la leche (a menos que un profesional de la salud te recomiende otra cosa).

Utilización de un extractor de leche

La forma más rápida y sencilla de extraer la leche es mediante un extractor de leche manual o eléctrico.

Elegir el extractor de leche que más te conviene depende de la frecuencia con la que vas a extraer la leche y de cuánto tiempo dispone.

Los extractores manuales tardan de 15 a 45 minutos en extraer suficiente leche de los pechos (dependiendo de los niveles de flujo individuales).

Ideas y consejos para extraer la leche materna

Cuando te acostumbres al extractor, podrás extraerte la leche de forma rápida y sencilla. Al principio te resultará un poco extraño, pero merece la pena continuar.

Extracción de leche materna por primera vez

Cuando empieces a extraerte la leche, tómete tiempo y busca intimidad para poder relajarte. Puedes darte un masaje suave en el pecho antes de empezar para prepararte. Además, al principio puede ayudarte ponerte paños húmedos y calientes. Tener al bebé cerca o incluso una foto o una prenda de ropa suya puede contribuir a la producción de leche.

Esterilización

Deberás esterilizar el extractor de antes de comenzar. Si tienes pensado dar la leche al bebé más tarde, guárdatela en un recipiente esterilizado, etiquetado claramente con la fecha y la cantidad. Puedes uardar la leche materna extraída en la parte posterior de la nevera durante un máximo de 24 horas o en el congelador durante 3 meses.

Cuándo extraer la leche

Muchas mamás se extraen la leche cada mañana después de darle una toma al bebé, para disponer de una reserva de leche para utilizarla cuando deseen.

Descongelación de la leche materna

Para descongelar la leche extraída y usarla posteriormente el mismo día (siempre en un plazo de 12 horas), coloca el recipiente en la nevera y deja que se descongele lentamente. Para usarla inmediatamente, sumerge el recipiente en agua caliente. O simplemente utiliza un biberón y un calientabiberones. Una vez calentada la leche, se debe utilizar antes de una hora o desecharse. Nunca la guardes para alimentar al bebé posteriormente.

Cuándo introducir la leche extraída

Si alimentas al bebé con leche materna, pero quieres que el bebé empiece a tomar biberón durante los primeros seis meses, intenta comenzar a utilizar un biberón normal con leche extraída aproximadamente a las ocho semanas, solo algunas veces a la semana.

Un práctico correo electrónico en cada etapa


Suscríbase para recibir correos electrónicos de Philips Avent repletos de consejos y ofertas útiles para cada etapa del embarazo y del desarrollo del bebé.

 

Registro gratuito

Productos relacionados

Consejos relacionados

Almacenamiento de la leche extraída

Almacenamiento de la leche extraída

Beneficios de la leche materna para la salud

Beneficios de la leche materna para la salud

Transición del pecho al biberón

Transición del pecho al biberón

Esterilización de los artículos de alimentación del bebé

Esterilización de los artículos de alimentación del bebé