Cuidado de la madre y del bebé
Cuidado de la madre y del bebé

Consejos para ayudar a dormir a su bebé

Si el bebé duerme bien, tiene suerte. Sin embargo, es probable que a veces necesite un poco de ayuda a la hora de dormir.

Recién nacidos

Los bebés recién nacidos más inquietos pueden calmarse con el contacto con la piel y muchos abrazos.

Los recién nacidos se calman con el movimiento. Si el bebé no se tranquiliza, intente acunarlo en los brazos, mecerlo en el carrito o en un portabebés o mochila. La succión también es muy calmante, así que pruebe con la lactancia o un chupete.

Monitores

Los vigilabebés le permiten oír a su bebé desde otra habitación. Así, el bebé podrá dormir tranquilo sin que lo moleste cada vez que entre a comprobar cómo está. Algunos vigilabebés disponen de termómetro integrado para avisarle si hace demasiado calor o frío en la habitación. Es importante no dejar que el bebé pase demasiado calor mientras duerme. Si el bebé es mayor (y hace ruido al dormir), elija un vigilabebés con sensibilidad ajustable. No oirá todos los sonidos, pero sabrá si le necesita.

Calmarse por sí solos

Compruebe si puede dejar que el bebé se tranquilice solo después de las primeras semanas. Póngalo en la cuna cuando esté somnoliento y relajado. Si todo va bien, el pequeño se dormirá sin demasiado alboroto. Si es así, no tendrá que volver hasta la próxima toma, aunque si se pone demasiado intranquilo puede volver a calmarlo.

Nanas

Las nanas pueden ayudar a calmar al bebé para que se duerma de nuevo y cantárselas o reproducirlas desde la unidad de padres, si su vigilabebés cuenta con una. La función de intercomunicador le permite confortar al bebé sin entrar en la habitación. Es muy útil para enseñarle a dormir y también permite al bebé saber que usted está en camino.

Luces nocturnas

Una luz nocturna resulta confortante para muchos bebés y es útil para comprobar cómo está el bebé cuando está oscuro. Puede servir, por ejemplo, la luz nocturna del vigilabebés, ya que no molestará al bebé.

Sacos de dormir

Un saco de dormir especial para bebés es una alternativa estupenda a las mantas y sábanas, ya que el bebé no se destapará. Están clasificados para las distintas estaciones y mantienen la temperatura del bebé uniforme mientras duerme.

Rutina a la hora de dormir

Los bebés y los padres se beneficiarán realmente de una rutina de sueño a partir de los dos o tres meses aproximadamente. A primera hora de la noche, pruebe con un baño, un masaje rápido, una toma de leche y quizás una nana que resulte especialmente tranquilizadora. A partir de los seis meses aproximadamente, introduzca un cuento e incluso un peluche para dormir.

Alimentación diurna

Alimente bien al bebé y de forma regular durante el día para que duerma más por la noche. Por la noche, mantenga una iluminación reducida, evite una estimulación excesiva y cámbiele el pañal solo si es necesario.

Un práctico correo electrónico en cada etapa


Suscríbase para recibir correos electrónicos de Philips Avent repletos de consejos y ofertas útiles para cada etapa del embarazo y del desarrollo del bebé.

 

Registro gratuito

Productos relacionados

Consejos relacionados

Problemas de sueño del niño

Problemas de sueño del niño

La importancia del sueño

La importancia del sueño

Una rutina para el bebé que funcione para usted

Una rutina para el bebé que funcione para usted

Consejos para establecer una rutina para el bebé

Consejos para establecer una rutina para el bebé