Cuidado de la madre y del bebé
Métodos para dejar el chupete

¿Cómo puedo encontrar el mejor método para retirar el chupete?

Métodos para retirar el chupete

 

Sabrás cuándo es el momento adecuado para empezar a reducir o acabar con el uso del chupete. Prueba una de las siguientes ideas o una combinación de varias para encontrar la solución que mejor se adapte a tu hijo y a ti.

 

1) Poco a poco

Este método consiste en ir disminuyendo gradualmente el uso del chupete. Empieza por limitar la cantidad de chupetes en casa. A continuación, asegúrate de que sólo los utiliza en casa. Después, que use el chupete sólo para la siesta o la hora de dormir. Esto puede durar varias semanas. Es un método perfecto si no tienes prisa y quieres hacer las cosas poco a poco, por si tu hijo es un niño sensible. Este método se puede combinar junto con la lectura de cuentos que inviten a dejar el chupete. Puede incluso que así sea el niño quien tome la iniciativa.

 

2) Otra actividad agradable

Cuando tu pequeño necesite el chupete, prueba con una distracción. Puede ser con actos agradables como un abrazo o una canción o actividades emocionantes como teatro, marionetas o su juego preferido. Además, puedes sustituir el chupete por una mantita o su peluche favorito. Si lo intentas antes de ir a la cama puede que necesite más tiempo para adaptarse al cambio, peor no te preocupes, muy pronto se adaptará.

 

3) Con alegría y… sin miramientos!

Este método es como quitarse una tirita… ¿por qué esperar? Puede que tu hijo necesite unos días para adaptarse o puede que lo asimile bien desde el principio. Los acontecimientos importantes son momentos excelentes para este método; por ejemplo, un cumpleaños es un buen momento, significa que ya es mayor y puede decirle adiós al chupete. Si te decantas por este método, asegúrate de que no hay otros grandes cambios a la vez, como una mudanza o un nuevo bebé. Una vez decidido, no olvides deshacerte de todos los chupetes, para no tener la tentación de dárselos a tu pequeño si te lo pidiera.

 

4) Crea una historia

Historias como el cuento de Nutty, Nity y Nelly son perfectas para potenciar la imaginación y creatividad de tu niño. También puedes incluir un personaje mítico o que le guste en el cuento sobre dejar el chupete. Otra forma es que tu hijo ayude a hacer una caja o bolsa para guardar los chupetes. Por ejemplo, podéis colgarlos de un árbol, o dejárselos al Ratoncito Pérez o cualquier otro personaje. Lo más emocionante para tu hijo será cuando este personaje le deje un regalo a cambio del chupete. Dale algo que sepas que le va a encantar.

 

5) Un niño bueno

Un método popular y que mejora la autoestima es hacer que el niño “envíe” los chupetes a otro bebé que los necesite o al personaje de Nelly del cuento de Nutty, Nity y Nelly. El proceso de preparación y envío del paquete es una preciosa oportunidad para que tu hijo ayude a otra persona. Después del envío podría recibir una carta con un pequeño regalo o pegatinas, en modo de agradecimiento por su generosidad.

 

6) Estructura y recompensa

Una escalera o tabla de estrellas supone una manera sumamente eficaz de motivar, apoyar y elogiar a tu hijo por la realización del cambio. Haz que cada pegatina signifique un pequeño paso en el camino, como pueden ser dos horas sin el chupete o ir a la guardería sin él. Con cada pegatina dile a tu hijo con palabras, sonrisas y abrazos que lo está haciendo bien y que está siendo muy inteligente y mayor. Cuando tenga una hoja llena de pegatinas, puedes darle una pequeña recompensa como un libro nuevo, ver su programa de televisión favorito o hacer una excursión. Ganará confianza con cada paso.

 

Dra. Kerry Taylor, psicólogo clínico de familia