Cuidado de la madre y del bebé
Cuidado de la madre y del bebé

Formas seguras de hacer ejercicio

Si se siente más cansada de lo habitual o ha empezado a dolerle la espalda, lo último que le apetecerá es iniciar una rutina de ejercicios. Sin embargo, el ejercicio puede aliviar la incomodidad, ayudarle a dormir mejor y aumentar su resistencia. Otra razón más: hacer ejercicio también puede facilitarle volver a su peso de antes del embarazo.

Pero ¿qué debe tener en cuenta antes de calzarse las zapatillas de deporte?

Obtenga la aprobación médica

En determinadas circunstancias, el ejercicio durante el embarazo puede no ser seguro. Entre ellas se incluyen los problemas cardiacos o pulmonares, la presión arterial alta, el sangrado vaginal o los problemas cervicales, o si está en riesgo de parto prematuro. Si tiene alguno de estos problemas, asegúrese de consultar con su médico antes de comenzar.

Póngase un objetivo de 30 minutos

Si lleva un tiempo sin hacer ejercicio, comience gradualmente. Empiece con una sesión de solo cinco minutos y vaya aumentando de cinco en cinco minutos hasta llegar a 30 minutos. Si hacía ejercicio regularmente antes del embarazo, pregúntele a su médico si puede seguir haciendo deporte al mismo nivel.

Tipos de ejercicio

Los hospitales y los gimnasios ofrecen a menudo yoga prenatal y otras clases de ejercicios diseñados específicamente para embarazadas. También puede probar a realizar las siguientes actividades:

  • Caminar
  • Nadar o practicar aquagym
  • Aeróbic de bajo impacto
  • Bicicleta estática
  • Entrenamiento con pesas ligeras

Actividades que debe evitar

Evite las actividades de alto riesgo, como deportes de contacto, levantamiento de peso o deportes en los que pueda caerse.

Tómeselo con calma

Hidrátese y realice ejercicios de calentamiento y enfriamiento, y asegúrese de prestar atención a su cuerpo. Llame al médico si experimenta alguno de los siguientes problemas:

  • Dolor en el pecho
  • Mayor dificultad para respirar
  • Sangrado vaginal
  • Pérdidas de líquido amniótico por la vagina
  • Disminución de los movimientos fetales
  • Contracciones uterinas

Comer adecuadamente

Vigilar lo que come también puede ayudarle a sentirse bien y mantenerse sana.

Descubra cómo comer bien durante el embarazo.

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips AVENT no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.

Productos relacionados

Consejos relacionados

Ideas y consejos sobre lactancia materna

Ideas y consejos sobre lactancia materna

Alimentación adecuada durante la lactancia materna

Alimentación adecuada durante la lactancia materna