Atrás
×

Cómo Dejarse Una Mosca

Consigue una mosca en 5 sencillos pasos.

1. Afeita de forma uniforme todas las zonas con un recortador completo con un ajuste de 3 a 5 mm, pero deja el vello de la barbilla más largo.

 

2. Con el recortador de precisión, recorta el vello de la barbilla hasta dejar solo un mechón bajo el labio inferior.

 

3. Utiliza la lámina pequeña para que los bordes queden bien igualados.

 

4. Para mantener la longitud deseada, utiliza un barbero para barba o barba de dos días. No hay reglas. Vuélvete loco, es tu oportunidad de expresarte libremente. Puedes darle cualquier forma.

 

5. Con una afeitadora rotatoria, afeita bien la zona de las mejillas y el cuello con movimientos suaves y circulares. Una lámina pequeña es ideal para afeitar las zonas más estrechas alrededor de la mosca.

 

Estilo y mantenimiento de la mosca

La mosca es muy fácil de mantener, basta con seguir afeitando el resto de las zonas y utilizar el recortador de barba de dos días o el recortador de precisión para volver a dar forma a la mosca a tu gusto.

 

Un estilo con mucho soul

Este estilo tan fácil de mantener adquirió popularidad entre beatniks y artistas en la década de 1950. Se dice que los trompetistas de jazz iniciaron esta tendencia porque les servía a modo de pequeña almohadilla en prolongadas jam sessions.

Hoy en día, la mosca no tiene una finalidad concreta. Cualquiera puede dejársela crecer y va bien con todos los tipos de cara. En algún momento de tu vida te apetecerá llevar una mosca... en otros no. Piensa en la mosca como una fase de prueba antes de dejarte crecer una auténtica barba, un paso (o un tropiezo) necesario en el camino hacia la edad adulta.