Atrás
×

Mantener La Barba

Conseguir una buena barba es un logro del que sentirse orgulloso, pero ahí no termina la aventura. ¿Qué hacer con todo ese pelo en la cara? ¿Puedes tratarlo igual que el cabello o requiere cuidados especiales? Esto es lo que necesitas saber.
El vello facial no es estático
Lo primero que hay que tener en cuenta es que la barba y el bigote están en continua evolución. No importa la belleza y precisión con las que los hayas recortado, muy pronto perderán su perfección. La regla general es que los estilos más cortos deben retocarse con mayor frecuencia que los largos, por la sencilla razón de que 1 mm más se nota más si el vello es corto. En este caso, dedica algo más de tiempo a tu rutina de aseo diaria o cada dos días para retocar tu estilo. En el caso de estilos más largos, una o dos veces a la semana puede ser suficiente.

La limpieza es fundamental
Si tu aseo facial consiste en un lavado rápido con agua por la mañana y por la noche, puede que tu barba y tu bigote no estén recibiendo la atención que merecen. Mantén su buen aspecto, y olor, lavándolos con champú bajo la ducha y añadiendo un poco de acondicionador si tienes el pelo áspero o seco.

Pásate a la suavidad
El vello de la barba de cada hombre es diferente: a algunos hombres les crece hacia abajo y a otros de punta. Si te identificas con este segundo grupo, utiliza un aceite especial para barba y peina el vello hacia abajo. El aceite suaviza el vello, mientras que la crema puede utilizarse para dar forma a la barba o el bigote y definir el estilo. No es necesario llenar la estantería del baño con docenas de productos caros; con solo un par de buenos productos básicos será suficiente.

Herramientas adecuadas
Si te tomas en serio tu aspecto, entre tus utensilios de baño debería haber un recortador (que incluya un peine-guía y un accesorio de precisión), una lámina pequeña y una afeitadora rotatoria. Algunas herramientas, como la Styleshaver o la Multigroom de Philips, incluyen varias funciones, lo que permite utilizar la misma herramienta para varias necesidades.

Muéstrate orgulloso
Lleva la barba o el bigote con orgullo. Para evitar que se ensucien o tengan un aspecto grasiento, no los toques ni manosees demasiado. Recorta el vello alrededor de los labios y practica para evitar que queden restos al comer o beber. También conviene aprender a decir con modestia "a mí también". Es una buena respuesta a una frase que oirás con frecuencia: "Me gusta tu barba".