1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    • Garantía de devolución de 30 días

    • Envío gratis a partir de 50 €

    • 2 años de garantía en nuestros productos

    Extractores de leche y cuidado del pecho

    Cómo prepararse para dar el pecho

    Tiempo de lectura: 5 min

     

    Cuando decidas dar el pecho, puede que te parezca que hay muchas cosas que asimilar. Sí, tu cuerpo está hecho para esto, ¿pero qué debes saber de antemano? ¿Y quién puede ayudarte? La buena noticia es que puedes empezar con muy buen pie con solo un poco de planificación y sabiendo a quién acudir si necesitas ayuda.

    En primer lugar, ¡enhorabuena!

     

    Antes de abordar la preparación, centrémonos en las maravillosas ventajas de la lactancia materna.

    Ventajas de la lactancia materna

     

    En primer lugar, dar el pecho es una forma maravillosa de conocer a tu bebé. La lactancia te permitirá pasar momentos preciosos en contacto directo con él o ella, y ambos disfrutéis de un sentimiento de cercanía y bienestar.

     

    Además, tu bebé se beneficiará de las múltiples propiedades saludables de la leche materna: ayuda al desarrollo cognitivo del bebé y de su sistema inmunitario, y reduce las infecciones de oído, las molestias estomacales y la diarrea.

     

    También hay muchas ventajas para tí. Por ejemplo, dar el pecho ayuda a reducir el tamaño del útero después del parto, disminuye las probabilidades de cáncer de útero y de mama, y te ayuda a bajar de peso si le das el pecho durante al menos seis meses.

     

    Mientras das sus primeros pasos en la lactancia, recuerdaestas ventajas. Puede que haya momentos en los que no sea fácil, pero te resultará útil tener una visión más amplia para seguir adelante.

    Soluciones Philips Avent para la lactancia materna

    Cómo prepararse para dar el pecho

     

    Veamos ahora el lado práctico. Tu experiencia con la lactancia materna será única, ya que cada madre y bebé lo vive de una forma distinta, pero hay preparaciones que pueden realizar todas las madres para que todo sea más fácil.

    • Hazte un examen de mama

     

    Una de las maravillas del cuerpo humano es que ningún pecho es igual a otro. Deja que un profesional de la salud le realice un examen de mama en su revisión prenatal rutinaria para comprobar cómo se están desarrollando tus pechos y conocer qué ajustes debes llevar a cabo antes de comenzar con la lactancia materna. De esta forma, podrás evitar algunas molestias a la hora de dar el pecho.

    • Establece un objetivo de lactancia

     

    A muchas mujeres les resulta útil pensar en cuánto tiempo quieren dar el pecho. De hecho, las que establecen un objetivo tienen más probabilidades de dar el pecho durante más tiempo. Piensa en todos los aspectos de tu vida, como tu estilo de vida, tu trabajo y cuánto apoyo recibes.

    • Crea un plan de lactancia

     

    Una vez establecido un objetivo, planifica tu lactancia a corto y a largo plazo. Esta planificación puede incluir pensar en las cuestiones prácticas de vuestros primeros momentos juntos después del parto y en cómo realizaréis las tomas nocturnas. También es un buen momento para pensar en qué hacer si experimentas dificultades. Por ejemplo, si te duelen los pezones, quizá quieras extraer leche con un extractor o tener a mano crema antigrietas para aliviar la molestia rápidamente.

    • Saca el máximo partido a la "hora dorada"

     

    Deja salir tus instintos naturales de alimentación de vuestra bebé pasando su primera hora juntos (también conocida como "hora dorada") y conociendoos mejor en contacto directo. Tu bebé intentará acercarse a tu pecho de forma natural para alimentarse.

    • Planifica a largo plazo

     

    Tu forma de dar el pecho también cambiará con el tiempo de forma natural. Puede resultar útil pensar en cosas, como el tipo de extractor que necesitarás si no puedes darle el pecho directamente en algún momento. Por ejemplo, un extractor de leche manual es práctico si vas a desplazarte y necesitas algo ligero; por otro lado, si estás en el trabajo y necesitasalgo más eficiente, quizá te venga mejor un extractor de leche eléctrico doble.


    Obtén más información a continuación ↓

    Puede que necesites

    Philips Avent

    Extractor de leche manual con biberón

    SCF330/20
    Avent
    Avent
      -{discount-percentage}%

      Philips Avent Extractor de leche manual con biberón

      SCF330/20

      Más comodidad y más leche en un formato fácil de transportar*

      Siéntese cómodamente sin necesidad de inclinarse hacia delante, nuestro suave cojín masajeador estimula con delicadeza el flujo de leche. El extractor de leche manual Avent tiene pocas piezas, por lo que resulta fácil de montar, usar y limpiar. Ligero y compacto, ideal para extracciones sobre la marcha. Más información

      Precio exclusivo Philips.es

      Más comodidad y más leche en un formato fácil de transportar*

      Siéntese cómodamente sin necesidad de inclinarse hacia delante, nuestro suave cojín masajeador estimula con delicadeza el flujo de leche. El extractor de leche manual Avent tiene pocas piezas, por lo que resulta fácil de montar, usar y limpiar. Ligero y compacto, ideal para extracciones sobre la marcha. Más información

    Más comodidad y más leche en un formato fácil de transportar*

    Siéntese cómodamente sin necesidad de inclinarse hacia delante, nuestro suave cojín masajeador estimula con delicadeza el flujo de leche. El extractor de leche manual Avent tiene pocas piezas, por lo que resulta fácil de montar, usar y limpiar. Ligero y compacto, ideal para extracciones sobre la marcha. Más información

    Precio exclusivo Philips.es

    Más comodidad y más leche en un formato fácil de transportar*

    Siéntese cómodamente sin necesidad de inclinarse hacia delante, nuestro suave cojín masajeador estimula con delicadeza el flujo de leche. El extractor de leche manual Avent tiene pocas piezas, por lo que resulta fácil de montar, usar y limpiar. Ligero y compacto, ideal para extracciones sobre la marcha. Más información

    ¿Con quién puedo hablar acerca de la lactancia materna?

     

    Ahora que conoces los pasos prácticos que puedes seguir para dar el pecho con comodidad, echemos un vistazo a las personas que pueden ayudarte. Tendrás ayuda disponible a cada paso de tu experiencia con la lactancia materna.

    • Tu profesional de la salud

     

    Aprovecha tus revisiones prenatales rutinarias para realizar cualquier pregunta que tengas acerca de los cambios que experimentarás. No existen las dudas poco importantes ni las preguntas tontas. Al fin y al cabo, esto es nuevo para ti.

    • Clases de preparación para el parto

     

    Además de hacer planes para el momento del parto, en las clases de preparación también puedes formular preguntas acerca de la lactancia materna. Es un buen momento para establecer un objetivo adecuado y hablar con otras futuras madres sobre cómo te sientes.

    • Especialista en lactancia

     

    Un especialista en lactancia es alguien especializado en el ámbito de la lactancia materna. Puede ser un médico, un enfermero o un matrón. Si tienes dificultades con la lactancia materna al principio, puedes solicitar su apoyo con la posición, el agarre o la producción de leche.

    • Aplicaciones y comunidades en línea

     

    Puede que no siempre tengas a alguien a tu lado, pero hay muchísimas formas de obtener ayuda desde casa. A muchas madres les gusta utilizar aplicaciones para llevar un seguimiento de las tomas de tu bebé o encontrar apoyo en comunidades en línea para madres primerizas. Con Embarazo +, nuestra aplicación de seguimiento del embarazo, descubrirás una guía diaria para un embarazo seguro y saludable con imágenes increíbles que muestran cada semana el desarrollo de tu bebé. Si vas a seguir un consejo de un sitio web o aplicación, asegúrate de comprobar que procede de una fuente de información médica.

    • Vas por buen camino

     

    Si piensas por qué quieres dar el pecho, haces planes con antelación y sabes quién puede ayudarte, ya vas por buen camino para tener una buena lactancia. 

     

    También puede resultarte muy beneficioso hablar de tu experiencia con la lactancia, tanto de los momentos más bonitos como de los más difíciles. Encontrarás mucho apoyo hablando frecuentemente con tu profesional de la salud, con tu familia, con tus amigos y con otras madres primerizas.

    Leer más sobre este tema

    La paternidad. No existe un manual de instrucciones, pero sí gente que puede ayudarle.

     

    ¿Desea disfrutar de asesoramiento y descuentos personalizados directamente en su bandeja de entrada?