1
Artículos

Cómo comer bien durante la lactancia materna

La leche materna hace mucho más que mantener llena la barriguita de su bebé. Descubra sus asombrosos beneficios para la salud y formas de ayudar a que su cuerpo la produzca.

Refuerzo del sistema inmunológico del bebé


La leche materna es más inteligente de lo que piensa. No solo es el combustible que ayuda a su bebé a crecer. También ayuda a su sistema inmunológico. A los pocos días de estar expuesta a un germen, la leche materna desarrolla anticuerpos para proteger a su pequeño de los mismos gérmenes a los que ha estado expuesta. ¡Es una leche muy lista!

Desarrollo de las papilas gustativas del bebé


Cuando está dando el pecho, el bebé come lo mismo que usted. Y no solo le transmite nutrientes y anticuerpos, sino que los sabores de la comida también acaban en la leche. Y aunque los bebés suelen decantarse por sabores dulces, la leche materna puede ofrecerles una mayor gama de sabores. Esto ayuda a ampliar su paladar, lo que podría ahorrarle quebraderos de cabeza a la hora de la comida más adelante.

Aumento de la producción de leche


Una búsqueda rápida en Internet revelará una variedad de alimentos que "pueden" mejorar la producción de leche durante la lactancia materna. Sin embargo, la mayoría de estas afirmaciones son anecdóticas y no están respaldadas por una base científica. La verdad es que no hay una forma infalible de aumentar los niveles de leche. Por eso, le recomendamos que coma bien y de forma regular. Intente no saltarse las comidas y manténgase llena de energía con alimentos nutritivos, como verduras, proteínas, grasas saludables e hidratos de carbono.

Beber por dos


La leche materna se compone en un 88 % de agua, por lo que tendrá más sed de lo normal mientras está dando el pecho. Es importante que se mantenga hidratada, pero no es necesario que se obligue a beber más. Una buena idea es tener una jarra llena de agua y un vaso cerca de los lugares en los que da el pecho, así podrá dar sorbos regulares para saciar su sed y reponer el agua que pierde mientras da el pecho.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.