1
Artículos

Una guía para principiantes sobre
el mundo de un bebé de 8 meses

A los 8 meses, el mundo (o como mínimo el suelo de su salón) es un divertido lugar de aventuras que hay que explorar. Puede que su bebé ya gatee o muestre otros signos de estar a punto de empezar a moverse, como darse la vuelta o arrastrar el culo. Puede que incluso pueda ponerse de pie sujetándose al sofá.

Fuera de casa


En esta etapa todo se reduce a la exploración y, aunque antes estuviera inmóvil, le sorprenderá lo lejos que puede llegar en cuestión de segundos. Si aún no lo ha hecho, es el momento de preparar su hogar a prueba de bebés para asegurarse de que esté seguro en sus exploraciones.

 

Uno de los principales intereses para un bebé de 8 meses es investigar los objetos. Puede que recoja los juguetes u otros objetos pequeños del suelo y los muerda con las encías para saber el tacto que tienen. También se divierte mucho agitando un juguete o lanzándolo contra la pared o el suelo. Está empezando a comprender la ley de causa y efecto, así que no se sorprenda si se emociona recogiendo los juguetes y lanzándolos feliz fuera de su sillita una y otra vez. Si es posible, permítaselo, ya que con ello observa, aprende y se divierte mucho.

La comida es divertida


Ahora que puede recoger pequeñas porciones de comida para alimentarse por su cuenta, la hora de la comida adquiere una nueva y divertida dimensión. Se convertirá en un prolongado juego en el que agita los palitos de pan en el aire y se embadurna de yogur toda la cara, la mesa y probablemente a usted. Resista el impulso de arruinar su diversión agarrando la cuchara y limpiándolo todo demasiado pronto. Se trata de una experiencia sensorial importante, a pesar del desorden.

¡Mírame!


Las habilidades de comprensión de su bebé también están aumentando y es posible que puedan disfrutar con divertidos juegos, como pedirle que encuentre un juguete que ha escondido detrás de un cojín o señalar un objeto cuando lo nombre. Puede que también empiece a comunicarse con usted y otras personas mediante gestos como saludar con la mano o dar palmas.

Ansiedad y empatía


Puede que observe que el bebé está más inquieto y molesto que antes cuando sale de la habitación. Esto se conoce como ansiedad por la separación y puede resultar especialmente preocupante tanto para usted como para el bebé. La buena noticia es que la ansiedad por la separación no dura para siempre. Cuando el bebé se dé cuenta de que siempre vuelve, dejarlo será mucho más fácil con el paso de los meses.

Su bebé de 8 meses ya puede sentir empatía también. Si sufre un episodio de llanto cuando escucha a otro bebé llorar, lo más probable es que se trate de un "llanto reflejo", el primer signo de que siente empatía por los demás.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.