1
Artículos

Los logros del desarrollo físico

Un bebé no para de aprender desde el día en el que nace. El desarrollo será natural, usted solo tiene que proporcionarle un buen entorno y llevarlo en la dirección correcta.

Tres aspectos que se deben tener en cuenta


Hay tres cosas que afectan al desarrollo del bebé: el genotipo, la personalidad y el entorno. Aunque no puede modificar el potencial genético o la personalidad de su bebé, puede proporcionarle un entorno educativo y estimulante para ayudarle a que alcance todo su potencial.

Cada bebé es diferente

 

Es importante recordar que todos los bebés se desarrollan de forma diferente. Es muy habitual que aprendan una nueva habilidad y luego parezcan haberla perdido durante un tiempo. No sienta la tentación de comparar a su bebé con otros, ya que todos se mueven a su propio ritmo y, a menos que haya un problema subyacente, a los dos años todos estarán al mismo nivel. La velocidad a la que se desarrollan no es un signo de mayor capacidad o de un problema.

 

Aunque no debe preocuparse porque esté al ritmo de los demás, es buena idea que estimule a su bebé. Una buena rutina y muchas horas de sueño también son de gran importancia para el desarrollo. El mejor momento para estimular a su bebé es cuando está calmado y alerta, una vez que se ha despertado, le ha cambiado el pañal o acaba de comer. Juegue con el bebé en esos momentos, pero pare si se muestra cansado o irritable. La fase de "alerta calma" puede durar solo unos 15-20 minutos en un recién nacido, pero aumentará a aproximadamente 45 minutos aproximadamente a los tres meses.

Todo pasa a su tiempo

 

El desarrollo físico de su bebé será muy rápido durante los primeros dos años. Cuando nace, sus movimientos se basan únicamente en reflejos. Cerrará los puños y tendrá las piernas y los brazos doblados. Pero, cuando los músculos se fortalezcan y las extremidades se enderecen durante las primeras seis semanas, debería notar un gran cambio. El primer desafío físico al que se enfrentará su bebé es aumentar la fuerza de la cabeza y el cuello.

 

Las partes del cerebro que controlan el movimiento se desarrollan en orden de la cabeza a los pies. Por eso los bebés desarrollan las habilidades en un orden determinado. La forma más fácil de saber cómo estimular a su bebé, qué juegos debe utilizar y qué juguetes pueden ser mejores, es comprender el orden en el que se producen estos logros. Si sabe cuál será el siguiente logro de su bebé, el resto será fácil.

Los logros de su bebé

 

  • A los tres meses, la cabeza del bebé se ladeará menos cuando esté sentado.
  • A los cuatro meses, el bebé debería poder darse la vuelta rodando.
  • Entre los cuatro y los cinco meses, el bebé debería poder controlar su cabeza.
  • A los seis meses, el bebé debería poder sentarse mientras está apoyado.
  • A los ocho meses, el bebé debería poder sentarse sin estar apoyado.
  • Entre el siete y los ocho meses, el bebé debería empezar a gatear.
  • A los 13 meses, el bebé debería poder mantenerse de pie un momento.
  • Entre los 13 y los 15 meses, la mayoría de bebés empieza a andar por su cuenta.
 

No olvide que estos tiempos son aproximados. Puede que su bebé haga cosas un poco antes o después. Puede que también se salte algunos logros, como darse la vuelta o gatear. No hay ningún problema, pero estos grandes pasos se consiguen con la práctica, por lo que lo ideal es que los padres animen a sus bebés a superarlos. Sin embargo, si su bebé no se mantiene sentado a los 10 meses o no anda a los 18 meses, debería consultar a su médico.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.