1
Artículos

Su hogar a prueba de niños

Ahora que su bebé ha empezado a moverse, se enfrentará a la dura tarea de intentar mantenerlo a salvo según vaya explorando con mayor confianza. Es normal que se produzcan algunos golpes y choques durante el proceso, pero a menos que quiera pasarse todo el tiempo siguiendo ansiosamente a su bebé, lo mejor es eliminar el máximo posible de peligros.

Agáchese


La forma más eficaz de preparar su hogar a prueba de bebés es tirarse al suelo para ver las cosas desde su nivel. Desde ahí, podrá ver las tomas de corriente que hay que cubrir, organizar los cables sueltos para evitar que se enrede y evaluar los objetos que están a bajo nivel, como las lámparas de mesa, que es necesario asegurar. Al bebé le encantará ponerse de pie, así que también debe asegurar los objetos grandes, como las estanterías o los cajones.

Cree parachoques


Hágase con bastantes cojines y almohadas, ya que sirven como parachoques si se colocan delante de las patas de las mesas o en muebles con esquinas pronunciadas. También puede comprar cinta de espuma especialmente diseñada para preparar la casa a prueba de bebés, que amortigua el impacto con los muebles que tienen esquinas pronunciadas.

Puertas de seguridad


Si tiene escaleras, es indispensable hacerse con una sólida puerta para estas. Lo ideal es colocar una en la parte de arriba y otra en la parte de abajo de cada tramo de escaleras, y no olvide cerrarlas cada vez que suba o baje.

Prácticas recomendadas para el baño


Su bebé utilizará la boca, además de las manos, para explorar, así que no olvide mantener fuera de su alcance o cerrar bien los objetos que puede resultar tentadoramente comestibles, como los champús o las cremas. Guarde las sustancias tóxicas, como la lejía y los productos de limpieza, en un armario cerrado. Los inodoros son una fuente de eterna fascinación y su bebé se divertirá lanzando juguetes o intentando pescarlos con las manos. Mantenga la puerta del baño cerrada siempre que sea posible y, si su bebé se ve particularmente atraído por el baño, hágase con un cierre para la tapa del inodoro.

Sentido común en la cocina


Instale cierres y pestillos a prueba de niños en los muebles y cajones que hay a la altura del suelo para impedir que los pequeños dedos del bebé queden atrapados y evitar lesiones al extraer objetos pesados, como fuentes de cristal o sartenes. Sin embargo, no olvide que las puertas cerradas y los cajones bloqueados son una gran fuente de frustración para su curioso bebé. Deje al menos un cajón accesible y llénelo de recipientes de plástico de diferentes formas y tamaños. Hay pocas cosas más entretenidas para un pequeño explorador que vaciar todo lo que haya sobre el suelo.

Cuando cocine, mantenga al niño alejado de la puerta del horno cuando esté caliente. Utilice los fuegos posteriores de la hornilla o gire las asas de las sartenes de modo que no pueda tirar de ellas con sus pequeñas manos. Y coloque siempre las bebidas calientes sobre superficies a las que no pueda llegar y volcarlas.

Por supuesto, es imposible evitar por completo los accidentes en el hogar, incluso con los métodos a prueba de bebés más estrictos. Por eso, debe asegurarse de vigilar de cerca a su bebé en sus aventuras. Por suerte para usted se divertirá mucho haciéndolo.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.