1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    • Garantía de devolución de 30 días

    • Envío gratis a partir de 50 €

    • 2 años de garantía en nuestros productos

    Artículos

    Introducción de los productos lácteos

    Cuando el bebé tiene seis meses, puede empezar a añadir leche materna, de fórmula o cantidades muy pequeñas de leche de vaca a su dieta de alimentos sólidos. Para ello, añada unas cucharaditas de leche al arroz, papilla u otros alimentos adecuados para bebés.

     

    Más adelante, cuando el bebé tenga un año, podrá darle otros tipos de leche como bebida principal, junto con una dieta saludable basada en alimentos sólidos. No es recomendable que los bebés tomen leche de vaca antes de los 12 meses.

    Leche de vaca

     

    La leche entera de vaca, preferiblemente ecológica, es una gran fuente de proteínas, calcio, magnesio, vitamina A y vitaminas B12 y B2. Estos nutrientes son esenciales para el crecimiento y desarrollo del niño, por lo que es importante que dé a su bebé de un año leche entera.

     

    Podrá utilizar una variedad con menos grasa cuando el niño tenga dos años, pero solo si tiene un peso normal y lleva una dieta equilibrada. De lo contrario, siga con la leche entera hasta que tenga cinco años.

    Leche de soja

     

    Los médicos recomiendan no consumir leche de soja antes de que el bebé tenga un año, a menos que sea intolerante a la lactosa, en cuyo caso su médico puede recomendarle una bebida de fórmula a base de soja en lugar de leche de vaca.

    Leche de cabra u oveja


    Nunca dé leche de cabra u oveja a los bebés de menos de un año. Incluso después del año, es mejor optar por la leche pasteurizada.

     

    Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.