1
Artículos

Preparar el plan de parto

Un plan de parto es una sencilla lista en la que se indican al médico, la matrona y las enfermeras sus preferencias para el nacimiento del bebé. Aunque no pueda cumplir su plan ese día, preparar una lista de deseos de cómo le gustaría que se hicieran las cosas es una buena forma de plantear distintos escenarios.

 

El plan de parto debe incluir información sobre lo siguiente:

Su entorno ideal

 

  • ¿Dónde le gustaría dar a luz?
  • ¿Le gustaría que hubiera música?
  • ¿Tiene previsto utilizar técnicas de aromaterapia, agua, hipnoparto o de otro tipo?
  • ¿Aceptaría que los estudiantes de medicina observaran el nacimiento del bebé?

Su "equipo A"

 

  • ¿Quién le gustaría que estuviera con usted durante el parto?
  • ¿Preferiría que alguna persona permaneciera fuera de la habitación?

Alivio del dolor

 

  • ¿Hay alguna técnica de alivio del dolor concreta que le gustaría utilizar? Por ejemplo, ¿le gustaría tomar medicación o tener acceso a una piscina de partos?
  • ¿Hay algún medicamento de alivio del dolor que preferiría evitar? Por ejemplo, ¿preferiría que no le administraran la epidural?

Medidas de emergencia

 

  • ¿Le da miedo que se utilicen fórceps o una ventosa?
  • ¿Y si le ofrecen una cesárea de emergencia?

Posnatal

 

  • ¿Desea que alguien especial corte el cordón umbilical del bebé?
  • ¿Desea tener un contacto piel con piel inmediato?
  • ¿Hay otras formas específicas con las que desea fortalecer el vínculo con su bebé?
 

Cuando tenga hecha esta lista de sus preferencias, transmítasela a su equipo de atención médica, dele una copia a su pareja o a la persona que le acompañará en el parto y conserve otra en el bolso para el hospital. Deberá estar dispuesta a ser flexible. El parto es impredecible y la mayoría de los profesionales tratan de cumplir las solicitudes incluidas en el plan de parto, siempre y cuando sean seguras en ese momento para usted y su bebé.

La succión calma

 

A algunos bebés les ayudará el chupete, y otros no mostrarán ningún interés.

Frotes en la espalda

 

  • Tumbe al bebé bocabajo.
  • Frotarle la espalda le aliviará las molestias provocadas por los gases.
 

Afortunadamente, incluso si a su bebé se le diagnostican cólicos, generalmente el problema se resuelve a los tres o cuatro meses. Si su hijo sigue sufriendo cólicos después, llame a su pediatra.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.