1
Artículos

El arte de encontrar una nueva rutina para calmar al bebé

La crianza requiere un nuevo tipo de creatividad, especialmente a la hora de calmar al bebé. Es habitual que los bebés encuentren consuelo en distintas cosas con el tiempo y que usted tenga que adaptarse a la nueva situación con la misma frecuencia. Si se pregunta por dónde empezar, esta guía le servirá como punto de partida para encontrar nuevas formas de calmar a su bebé.

Horas de calma


Aproveche las horas en las que su pequeño está calmado y feliz para explorar lo que más le gusta. Puede que sea un juguete concreto o que le encanten las nanas. Investigue un poco y déjese guiar por las preferencias del bebé cuando llegue el momento de tener que calmarlo. Y no olvide probar una ocsa cada vez, para determinar la técnica que ha obrado el milagro.

Todos los demás


Usted es quien mejor conoce a su bebé. Seguro que su cuñada habla maravillas de la técnica que utiliza para calmar a su bebé, pero no se sienta forzada a tener que probar la ingente cantidad de consejos que le dan, ni se sienta decepcionada si no funcionan. Su bebé es un ser humano único, así que confíe en sus instintos y en la conexión que tiene con él.

La perspectiva de un bebé


Puede que también le resulte práctico pensar en las cosas desde la perspectiva del bebé. ¿En qué etapa de desarrollo se encuentra? ¿Su ritmo de crecimiento está a punto de acelerarse? ¿Es posible que vayan a empezar a salirle los dientes? A veces habrá cosas que pueda hacer para ayudar, pero en otras ocasiones resulta tranquilizador saber que este periodo de malestar es temporal.

Es normal


Tenemos que confesar que la idea de encontrar una nueva rutina para calmar al bebé puede ser confusa a veces. Después de todo, sugiere que hay una solución que debe encontrar, pero aún no lo ha hecho. Nos gustaría decirle que en ocasiones los bebés sanos simplemente no dejan de llorar. De hecho, entre las 2 semanas y los 4 meses, es habitual que los bebés lloren sin explicación más que durante ningún otro periodo de sus vidas. Así que si su pequeño no deja de llorar, sepa que siempre encontrará consuelo si lo sostiene entre sus brazos o pasa tiempo con él. Puede que no consiga solucionarlo todo, pero siempre será la persona más importante para él.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.