1
Artículos

Los 10 principales consejos de alimentación

  1. Si da el pecho a su bebé de forma regular, cuando tenga hambre, se asegurará de que su producción de leche aumente según las necesidades del bebé. Cuanto más le dé el pecho, más leche producirá.
  2. El bebé debe abrir bien la boca para engancharse al pecho correctamente. Debe introducirse en la boca bastante tejido del pecho, no solo el pezón, para que pueda alimentarse de forma correcta y eficaz.
  3. Dar el pecho no debe resultar doloroso si tanto usted como el bebé lo hacen correctamente. Compruebe la forma de su pezón cuando el bebé suelte el pecho. Debería ser redondo y tener un aspecto normal, y no estar "pellizcado" ni deformado.
  4. Las hojas frescas de col verde son una forma estupenda de calmar los pechos muy ingurgitados cuando sube la leche. Introduzca una par de hojas en el sujetador durante media hora aproximadamente después de cada toma.
  5. Anime al bebé a que vacíe el primer pecho en cada toma. Así el bebé obtendrá siempre la primera leche, que calma la sed, y la leche del final, más rica.
  6. De media, un bebé lactante querrá alimentarse cada 2-4 horas. Una toma puede durar entre 10 minutos y más de una hora al principio. Cada madre y cada bebé son únicos y tendrán sus propios patrones de alimentación.
  7. Acepte la ayuda que le puedan ofrecer los que le rodean durante las primeras semanas, así podrá centrarse en establecer un patrón de lactancia y cuidarse usted y a su bebé.
  8. Para evitar los cólicos y los gases durante el primer mes, intente mantener al bebé derecho sobre su hombro después de cada toma, frotando y dando golpecitos en su espalda. Cójalo para darle abrazos cariñosos; no pasa nada por malcriarlo en esta etapa.
  9. Una crema de lanolina para los pezones puede ayudar a calmarlos durante las primeras semanas de lactancia. Ponga una pequeña cantidad en el pezón solo después de una toma.
  10. Las señales de que el bebé está obteniendo la suficiente leche son que se calma entre cada toma, se despierta a intervalos regulares para comer, sus deposiciones son líquidas y amarillas y moja mucho el pañal, y gana peso de forma constante.

 

Tenga en cuenta que la información proporcionada en estos artículos solo se ofrece a modo de asesoramiento general y en ningún momento debe considerarse como sustitutiva del asesoramiento médico profesional. Si usted, su familia o el bebé padecen síntomas o condiciones graves o persistentes, o si necesita asesoramiento médico específico, busque ayuda médica profesional. Philips Avent no asume responsabilidad alguna por los daños derivados del uso de la información proporcionada en este sitio Web.