En su trayecto hasta nuestros TV, el contenido de transmisión que disfrutamos actualmente se procesa, codifica, comprime y se compila en paquetes. Los datos se quedan desactivados, las señales se degradan y se presentan distorsiones. 

 

Sin corrección, estos defectos pasan nuestras pantallas de televisión, donde se reproducen fielmente en ultra alta definición.

 

Aquí es donde el procesador de imagen Philips P5 entra en acción.

P5 all split screen

Cinco procesadores en uno

 

Cinco procesadores en uno, el P5 tiene la potencia de procesamiento necesaria para manejar los inmensos volúmenes de datos que se presentan ahora con las imágenes Ultra HD y 4K. El P5 analiza y trata individualmente cada una de los 5 variables que definen la calidad de imagen: perfección de la fuente, nitidez, color, contraste y movimiento.

 

No importa cómo llega la imagen, P5 se asegurarán de que sea increíble.