Estamos tratando este asunto con la mayor seriedad posible y estamos trabajando para abordar este problema de la manera más eficaz y exhaustiva posible.

 

Como resultado de un análisis exhaustivo continuo, el 14 de junio de 2021, la empresa comunicó una notificación de retirada (solo EE. UU.)/nota de seguridad (mercados internacionales) de los dispositivos de presión positiva continua en vías aéreas (CPAP), los dispositivos de bipresión positiva en vías aéreas (BiPAP) y los ventiladores mecánicos afectados.

 

La notificación de retirada (solo EE. UU.)/nota de seguridad (mercados internacionales) informa a los clientes y a los usuarios de las posibles repercusiones en la salud de los pacientes y en el uso clínico que se relacionan con este problema. Entre los posibles riesgos para la salud se incluyen la exposición a una espuma de reducción de ruido deteriorada, por ejemplo, debido a métodos de limpieza no aprobados, como el ozono, y la exposición a las emisiones químicas del material de espuma.

 

Philips está notificando a los clientes y a los usuarios de los dispositivos afectados que la empresa sustituirá la espuma de reducción de ruido actual por un nuevo material que no se ve afectado por este problema. Actualmente, los dispositivos afectados se sustituirán por una unidad nueva o reparada que incorpore el nuevo material, o se repararán para sustituir la espuma de reducción de ruido de las unidades del cliente. El nuevo material también sustituirá a la espuma de reducción de ruido actual en los futuros productos.

 

Philips recomienda a los clientes y a los pacientes que dejen de utilizar productos de limpieza que contengan ozono y que sigan las instrucciones de uso de su dispositivo para conocer los métodos de limpieza aprobados.

 

Además, Philips recuerda a los clientes y a los pacientes que revisen la antigüedad de sus dispositivos de CPAP y de bipresión positiva (BiPAP), ya que, normalmente, se recomienda reemplazarlos después de cinco años de uso.

 

La empresa ha destinado recursos importantes para tratar este problema, ha desarrollado un plan integral para la reparación y ya ha iniciado este proceso. Esta iniciativa incluye un aumento global y a gran escala de la fabricación, la reparación, el mantenimiento, la cadena de suministro y otras funciones para respaldar la reparación de los dispositivos.

 

Philips lamenta profundamente las molestias que ha causado este problema. Estamos dedicando mucho tiempo y destinando numerosos recursos para ofrecer a los pacientes y a los clientes afectados el servicio que esperan y merecen mientras resolvemos este asunto como nuestra máxima prioridad.

 

Para obtener más información sobre la notificación de retirada (solo EE. UU.)/nota de seguridad (mercados internacionales) y sobre las instrucciones para los clientes, los usuarios y los médicos, las partes afectadas pueden ponerse en contacto con su representante local de Philips o visitar www.philips.com/SRC-update. Llame al +34 900 831 781 si no puede visitar el sitio web o si no tiene acceso a Internet.