Si usted es un distribuidor de Philips con un límite de crédito, debe hacer el pago después de que se haya realizado la facturación, de acuerdo con el crédito de que dispone. Si usted es un distribuidor sin límite de crédito, debe realizar el pago mediante transferencia electrónica o depósito, y enviar la confirmación de pago al Departamento de Créditos, para así tramitar el pedido correctamente.