Centro de noticias | España

FHI blog masthead
may 10, 2021

Líderes en sanidad revelan sus ambiciosos planes para cambiar de marcha

By Jan Kimpen
Chief Medical Officer and SVP at Philips

Tiempo estimado de lectura: 5-7 minutos  

El informe Future Health Index 2021 ya está disponible y los resultados son sorprendentes. Este año hemos encuestado a líderes sanitarios y hemos descubierto algunas de las ideas más sorprendentes desde que el Future Health Index comenzó en 2016. Desde garantizar la continuidad de la atención durante la pandemia hasta elaborar una hoja de ruta para la recuperación: ¿qué decisiones están tomando los líderes, cómo cambiarán y por qué?

 

Creo que el trabajo de un líder es mantenerse fuerte en una crisis. Durante mi mandato como director general de un hospital universitario en los Países Bajos, hice todo lo posible por superar los tiempos difíciles. Pero nada se acerca a lo que los líderes sanitarios siguen afrontando hoy en día: la ardua tarea de mantener el mismo nivel de atención para cada uno de los pacientes que lo necesitan -incluidos aquellos cuyo tratamiento se ha retrasado o cancelado debido a la COVID-19- y, al mismo tiempo, mantener al personal seguro, motivado y capaz de hacer su trabajo.

 

Decir que ha sido un reto es quedarse muy corto. Los líderes, que ya estaban bajo la presión de la escasez de personal y los recortes presupuestarios, se han enfrentado este año a obstáculos clínicos, logísticos y emocionales de una escala y un alcance monumentales: nuevas oleadas de pacientes, agotamiento del personal a todos los niveles, bajas por enfermedad prolongadas, formación adicional para que los médicos puedan pasar de las unidades habituales a las salas de COVID, y ansiedad por la vacunación (tanto por la falta de vacunas como por la preocupación por los efectos secundarios), por nombrar sólo algunos. Y todo ello mientras se somete a un intenso escrutinio público, que en parte lo ha apoyado y en parte no.

 

Además sé, por haber hablado con líderes de todo el mundo, que muchos han tomado decisiones difíciles sobre cómo y dónde prestar la asistencia, y dónde invertir para construir una asistencia sanitaria resiliente para el futuro. Lo que hasta ahora no sabía es que está surgiendo un claro patrón de elecciones entre estos líderes de todo el mundo.

 

¿Cuáles son esas opciones y cómo cambiarán en los próximos años?

 

Esto es lo que queríamos descubrir en nuestro Informe Future Health Index 2021, una plataforma de investigación de Philips y la mayor encuesta mundial de este tipo [1]. Pedimos a casi 3.000 líderes sanitarios de 14 países que nos contaran cómo están satisfaciendo las demandas actuales mientras se preparan para una nueva realidad pospandémica.

 

Veamos lo que hemos aprendido. Y lo que sorprende de los resultados de este año.

Incertidumbre sobre el papel de la telesalud tras la pandemia

 

En un año marcado por los cierres y el aislamiento, los dirigentes invirtieron mucho en atención virtual para ampliar y extender la capacidad de médicos y enfermeros. Desde la detección y el seguimiento de los pacientes en casa hasta la ampliación de la atención en las unidades de cuidados intensivos, hemos visto muchos ejemplos de telemedicina que han ido incorporándose desde la pandemia.

 

Sin embargo, a medida que los programas de vacunación empiezan a aliviar la presión sobre algunos sistemas sanitarios de todo el mundo, vemos que su inversión en soluciones de telesalud parece que va a descender: desde el 64% de los líderes sanitarios que afirman que las tecnologías de telesalud se encuentran entre las principales tecnologías de salud digital en las que su hospital o centro sanitario está invirtiendo más actualmente, hasta el 40% que desearía invertir en telesalud dentro de tres años.

 

Se me ocurren tres posibles razones: la primera podría ser simplemente que la infraestructura de atención virtual de muchos centros sanitarios -y, por tanto, el mayor desembolso de inversión en telesalud podría estar terminada en 2024. En segundo lugar, los responsables sanitarios pueden estar nerviosos por los reembolsos, que aumentaron para la telesalud durante la COVID-19 pero que pueden volver a los niveles anteriores a la pandemia en cualquier momento. Y en tercer lugar, está la simple cuestión de si los médicos, los enfermeros -e incluso los pacientes- tendrán el mismo apetito por la atención virtual una vez que la necesidad sea menos urgente. Para saber más sobre este tema, puedo recomendar esta entrevista con tres líderes médicos de Philips.

Telehealth image

La inteligencia artificial supera las expectativas


Por otro lado, algo que sabemos que será cada vez más urgente es la necesidad de ofrecer un diagnóstico y un tratamiento más rápido y preciso. El peaje de los pacientes de COVID-19 y sus familias durante este último año ha sido elevado. Pero con las citas retrasadas o canceladas, el peaje de los pacientes que no tuvieron COVID durante el año pasado también ha sido inmenso.

 

Y está previsto que aumente: las empresas de investigación coinciden en que es probable que aumente la tasa de mortalidad no relacionada con la gripe y los problemas de salud mental a largo plazo, así como los costes para los sistemas sanitarios; en el Reino Unido, sólo en el caso del cáncer, se calcula que habrán muerto 18.000 personas más en los 12 meses transcurridos desde la pandemia a causa de los retrasos, lo que supone casi un 10% más de lo habitual [2, 3, 4]. Aunque el rápido crecimiento de la telesalud puede mejorar el acceso a la atención, no puede compensar totalmente este déficit. Los responsables de la sanidad deben encontrar urgentemente nuevas formas de prestar una atención mejor y más eficiente.

 

Esto podría explicar por qué el 40 % de los líderes sanitarios del informe Future Health Index 2021 creen que, para estar preparados para el futuro, la implementación de tecnologías sanitarias predictivas, como la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático, será una de las principales áreas en las que su hospital o centro sanitario tendrá que invertir dentro de tres años. Creo que la tecnología no puede -ni debe- sustituir a los profesionales sanitarios. Pero sí puede ofrecer a los médicos la información adecuada para que esté al alcance de su mano en los momentos que realmente importan.

 

Si tomamos como ejemplo el diagnóstico del cáncer, las soluciones de apoyo a las decisiones clínicas basadas en la IA pueden ayudar a los médicos a identificar y analizar las lesiones en una imagen médica. Hasta hace poco, este tipo de herramientas eran más habituales en los laboratorios de innovación que en los de los hospitales. Ahora estamos viendo cómo bastantes de ellas reciben el visto bueno de organizaciones como la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. [5], lo que me lleva a esperar que tengan un impacto importante en el diagnóstico y el tratamiento en un futuro próximo.

 

En los seis años que lleva el Future Health Index, el informe de este año es la señal más fuerte hasta ahora de que la IA está pasando por fin de ser una expectativa a ser una realidad.

Predictive healthcare technologies image

El creciente reconocimiento de que las asociaciones estratégicas permiten la transformación digital

 

Pero los líderes sanitarios también reflejan que no pueden hacerlo solos. Casi la mitad (41%) afirma que su hospital o centro sanitario debe dar prioridad a las asociaciones y colaboraciones estratégicas para implantar con éxito las tecnologías sanitarias digitales. Superar los eternos problemas de interoperabilidad y gestión y administración de datos parece ser su mayor obstáculo, algo que mi colega Roy Jakobs, director de Atención Conectada en Philips, analizará en su próximo blog.

Strategic partnerships and collaborations image

La mayor sorpresa de este año: la sostenibilidad

 

Aquí viene mi mayor sorpresa. Es la primera vez que pedimos a los líderes sanitarios su opinión sobre la sostenibilidad. Esperaba ver algún interés, pero estoy francamente sorprendido por la respuesta que hemos tenido. Aunque es comprensible que el impacto de la COVID-19 haya dirigido la atención de los líderes sanitarios a corto plazo hacia las necesidades inmediatas, dentro de tres años la prioridad abrumadora de los líderes sanitarios de la mayoría de los 14 países encuestados es aplicar prácticas sostenibles.

Sustainability practices image

Veamos por qué puede ser así. En la encuesta, definimos las prácticas sostenibles como "abastecimiento consciente del medio ambiente, reciclaje, etc.". La inmensa cantidad de residuos creados por el uso de equipos de protección personal de un solo uso y de suministros médicos críticos puede haber animado a los líderes sanitarios a reflexionar sobre las medidas que pueden tomar. En parte, puedo entenderlo como un impulso para ahorrar costes.

 

Pero también lo veo como un impulso hacia un objetivo mayor, en el que los líderes ya no ven las prácticas de sostenibilidad, como el reciclaje, como algo separado de la prestación de una atención sanitaria sostenible. En otras palabras: métodos más sostenibles de prestación de asistencia y un fuerte avance hacia la obtención de mejores resultados a menor coste. Si quiere saber más sobre este tema, tengo previsto analizarlo en mi próximo blog con mi colega Robert Metzke, responsable de sostenibilidad de Philips.

La resiliencia proviene de un ecosistema fuerte

Una palabra que escucho mucho estos días es "resiliencia". La comunidad médica entiende que debemos construir sistemas sanitarios más fuertes que puedan adaptarse a las necesidades de futuras pandemias y, al mismo tiempo, mejorar continuamente la atención a nuestra creciente y envejecida población.

 

A pesar de los retos a los que todavía se enfrentan los líderes, es inmensamente alentador escuchar en esta encuesta que se sienten fuertemente optimistas y bien preparados para el futuro; la gran mayoría nos dijo que confía en la capacidad de su centro de salud para ofrecer una atención de calidad dentro de tres años (75%), y el 88% confía en la capacidad del sistema sanitario de su país para hacerlo.

 

Creo que una asistencia sanitaria resiliente es el resultado de un sólido ecosistema de modelos de prestación de asistencia flexible, médicos y enfermeros motivados y líderes decididos. Y el informe de este año sugiere que no soy el único.

 

Permítanme ser claro: no necesitábamos la pandemia para avanzar. Sin embargo, hemos aprendido mucho en el último año. Y creo que el futuro de la sanidad está en buenas manos, con o sin crisis.

Fuentes:

[1] Desde 2016, Philips ha llevado a cabo una investigación original para ayudar a determinar la preparación de los países para hacer frente a los retos sanitarios mundiales y construir sistemas sanitarios eficientes y eficaces. El informe Future Health Index 2021 explora las perspectivas de la próxima generación de profesionales sanitarios en 14 países. Para conocer la metodología del Índice de Salud del Futuro y acceder al informe de 2021 en su totalidad, visite el sitio del Índice de Salud del Futuro.

[2] https://www.mckinsey.com/industries/healthcare-systems-and-services/our-insights/understanding-the-hidden-costs-of-covid-19s-potential-impact-on-us-healthcare

[3] Lai A et al., “Estimating excess mortality in people with cancer and multimorbidity in the COVID-19 emergency,” ResearchGate, April 2020, researchgate.net.

[4] https://www.cancerresearchuk.org/health-professional/cancer-statistics-for-the-uk#:~:text=Cancer%20mortality,77%2C800%20cancer%20deaths%20in%202018

[5] https://models.acrdsi.org/

Share on social media

Topics

Author

Jan Kimpen

Jan Kimpen

Chief Medical Officer, Royal Philips

Before joining Philips in 2016, Jan Kimpen, Professor of Pediatrics, was CEO of the University Medical Center in Utrecht. He leads the global clinical team of Philips, focusing on advocacy, customer partnerships, clinical research and medical consulting, and is responsible for the annual publication of the Philips Future Health Index.

 

He is a strategic advisor for commercial and clinical strategy, market reimbursement, R&D roadmaps and partnerships and M&A, and provides thought leadership on relevant clinical and medical topics. Jan participates in the WEF Global Future Council on Healthcare, the American Heart Association alliance and the Board of Sanara Ventures in Israel. Jan is president of COCIR, the European trade union for imaging, healthcare informatics and radiotherapy.

Click here to read moreRead less
Follow me on