La apnea de sueño un problema de salud pública en España

Francisco Segarra Isern - Somnólogo

 

Experto en Medicina del Sueño por la European Sleep Research Society (ESRS)

 

Coordinador Clínica del Sueño Estivill y Unidad de Patología del Sueño HUGC

Delegado de la WASM-SES España del “Día Mundial del Sueño”

“Dormir profundamente, nutre la vida”


Lema del Día Mundial del Sueño 2017 que tendrá lugar en todo el mundo el 17 de Marzo de 2017.

 
  • El sueño profundo es uno de los tres pilares de la buena salud junto con una dieta equilibrada y el ejercicio regular.
  • Existen aproximadamente 100 trastornos del sueño, sin embargo, la mayoría de ellos son tratables por los Expertos en Medicina del Sueño.
  • Las personas con un sueño profundo y sin interrupciones experimentan tasas más bajas de hipertensión arterial, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas.

    Aunque los estudios muestran que la mayoría de los españoles reconocen que dormir 7-9 horas son las recomendables, solo el 30% de la población admite dormir esas horas entre semana; actualmente se calcula que aproximadamente más del 50% de la población general presenta dificultades para conciliar el sueño, un 32% refiere tener un sueño no reparador y hasta un 35% de la población acaba el día con signos de fatiga y somnolencia.
    Teniendo en cuenta que la falta de sueño afecta de forma directa a nuestra salud, a nuestra calidad de vida, y rendimiento laboral, desde la SES y aprovechando el DMS queremos hacer una llamada de atención sobre la importancia de dormir bien para tener una vida saludable. Si bien es cierto que existen muchas causas médicas, psicológicas o del sueño que pueden alterar nuestro descanso nocturno y que pueden y deben ser tratadas por los especialistas, no es menos cierto que aun hoy, la falta de concienciación general sobre esta cuestión (especialmente en los jóvenes) hacen que el sueño no sea percibido aun como un hábito de vida saludable. Existen otros aspectos que ya están interiorizados por la población como favorecedores de salud como son la idoneidad de tener una dieta equilibrada o de realizar ejercicio de forma regular. Desgraciadamente, sin embargo, seguimos robando tiempo al sueño en parte debido a la poca importancia que le concedemos como hábito de vida saludable. Numerosos estudios relacionan dormir poco (menos de 5 horas) con enfermedades cardiovasculares, cáncer, trastornos metabólicos, etc que se traducen incluso en un aumento de la tasa de mortalidad.

    Aprovechando el lema del DMS-2017 “Dormir profundamente, nutre la vida” desde la SES recomendamos:

  • Incorporar el sueño como “hábito de vida saludable” durmiendo las horas necesarias según la edad (7-9 horas en los adultos).
  • Respetar de forma estricta las Normas de Higiene del Sueño para poder dormir bien.
  • Consultar con el especialista si el sueño no se percibe como reparador.
  • Mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio regular para favorecer el sueño y también nuestra salud.
  • Controlar las condiciones ambientales adecuadas para el sueño (temperatura 18-21º, silencio, oscuridad, colchón adecuado).
  • Mantener horarios regulares de sueño-vigilia.
  • Evitar la automedicación para dormir más.