La apnea de sueño un problema de salud pública en España

Información de Contacto

* Este campo es obligatorio

Detalles de contacto

*
*
*

Detalles de su organización

*
*
*
*
*
*
*

Detalles de la empresa

Especifica la razón de contacto para que podamos proporcionar un mejor servicio.
*
*
*
*
Joaquin Teran Santos

Joaquín Terán Santos

Unidad Multidisciplinar de Sueño

Hospital Universitario de Burgos

Presidente de la Sociedad Española de Sueño 

El síndrome de apneas de sueño es un problema de salud pública que afecta en España a más de un 1.500.000 personas y cuyos síntomas más relevantes incluyen el excesivo sueño diurno, el ronquido, y alteraciones durante el día que se expresan en términos de falta de concentración, pérdida de memoria, riesgo de accidentabilidad laboral o de tráfico y en consecuencia empeoramiento en la calidad de vida y elevados costes sociales.

 

Las consecuencias a largo plazo incluyen el incremento en el riesgo de hipertensión y enfermedad cardiovascular fundamentalmente ictus y  fallo cardiaco.

 

Diferentes líneas de investigación sugieren la asociación entre apnea de sueño diabetes, depresión o cáncer. Es muy importante destacar la asociación de la apnea de sueño con la obesidad de tal manera que más del 60% de los pacientes presentan índices de masa corporal superiores a los 30 Kg/m2.

 

Es importante considerar que nos encontramos ante una enfermedad diagnosticable y tratable,  en la que más del 70% de los pacientes se encuentran sin diagnosticar.

 

La existencia de una elevada presencia de situaciones  asociadas al estilo de vida ( turnicidad deprivación de sueño, precariedad laboral, etc.), comorbilidades( los trastornos del ánimo, el consumo de hipnóticos o medicación antidepresiva  u otros procesos cardiovasculares, respiratorios), junto con el mayor conocimiento de las diferentes formas de expresión de la apnea de sueño en mujeres, ancianos, niños y la existencia de diferentes opciones terapéuticas, convierte en imprescindible la evaluación de este proceso por expertos en Medicina de sueño,  de tal manera que los procesos diagnósticos sean coordinados por Unidades de Sueño de diversa complejidad existentes en nuestro país.

 

Sin duda la  simplificación, la coordinación y el diagnóstico en el ámbito domiciliario  son una realidad necesaria, pero este concepto es completamente diferente al  de la medicina de "low cost" ligada muchas veces a diagnósticos y actitudes terapéuticas erróneas, que aumentan la variabilidad diagnóstica, dificultan la sostenibilidad de nuestros recursos y generan iatrogenia.

En consecuencia el primer aspecto para un buen tratamiento es el establecimiento de un buen diagnóstico.