Estudios llevados a cabo en España evidencian que entre un 4,7% y un 7,8% de la población mayor de 40 años cumple los criterios de un SASH grave. Esta prevalencia aumenta drásticamente en población mayor de 65 años.

 

Responde a nuestro cuestionario de síntomas para saber si estás en riesgo de padecer apnea del sueño.

 

¿Qué es la apnea obstructiva del sueño (SAOS)?

La apnea del sueño es una enfermedad en la que el paciente sufre interrupciones repetidas en la respiración mientras duerme por la noche. La respiración se interrumpe porque la garganta o las "vías aéreas" se obstruyen e impiden que el aire llegue a los pulmones. Los patrones del sueño se alteran y la persona experimenta una somnolencia o fatiga excesivas durante el día.

 

Obtener más información sobre la apnea obstructiva del sueño

 

¿Qué provoca que las vías aéreas se cierren mientras duermes?

El tejido sobrante en la parte trasera de las vías aéreas, como las amígdalas grandes; el tono reducido de los músculos que mantienen abiertas las vías aéreas; o la lengua que cae hacia atrás y cierra las vías aéreas.

 

¿Qué debes hacer si sospechas que padeces apnea obstructiva del sueño?

Se recomienda que un médico especializado en trastornos del sueño te examine y que te sometas a un estudio del sueño. Este estudio puede proporcionar al médico información sobre cómo duermes y respiras. Dicha información, a su vez, ayudará al médico a determinar el diagnóstico y las opciones de tratamiento.

 

Para empezar, puedes ver nuestra guía de temas a tratar con tu médico.

 

¿Qué posibles consecuencias conlleva la SAOS si no se trata?

Existe la posibilidad de que se incremente el riesgo de:

 - Hipertensión

 - Cardiopatía e infarto de miocardio

 - Ictus

 - Accidentes laborales y de tráfico causados por la fatiga

 - Disminución de la calidad de vida

 

Más información sobre las consecuencias

 

¿Cómo se trata la apnea obstructiva del sueño?

Por lo general, la terapia de presión positiva en vías aéreas es el tratamiento por el que se opta. No es invasiva y puede aliviar los síntomas si se utiliza siguiendo las indicaciones prescritas. Con menor frecuencia, se recurre a la cirugía o a dispositivos bucales, que pueden resultar eficaces en algunos casos. Cualquier plan de tratamiento debe contemplar la pérdida de peso (si es necesaria) y el ejercicio, y es preciso evitar el consumo de alcohol, sedantes y somníferos.

 

Más información sobre las opciones de terapia

 

¿Cómo funciona la terapia de PAP o de "CPAP"?

La CPAP (presión positiva continua en vías aéreas) trata la SAOS suministrando un flujo suave de aire de presión positiva a través de una mascarilla facial, para así mantener abiertas las vías aéreas durante el sueño. Gracias a ello:

 - Se regula la respiración

 - Cesan los ronquidos

 - Se restablece el sueño reparador

 - Se mejora la calidad de vida

 - Se reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía, infarto de miocardio, ictus y accidentes laborales o de tráfico

 

Obtén más información sobre los dispositivos de tratamiento

 

¿Qué síntomas de la SAOS se manifiestan durante el sueño nocturno?

 - Ronquidos fuertes y perturbadores

 - Interrupciones de la respiración constatadas por otras personas

 - Asfixia o dificultad para respirar durante el sueño

 - Sueño no reparador

 - Visitas frecuentes al baño

 

Más información sobre los síntomas de la SAOS durante el sueño nocturno

 

¿Qué síntomas de la SAOS se manifiestan durante el día?

 - Dolores de cabeza a primeras horas de la mañana

 - Excesiva fatiga diurna

 - Escasa concentración

 - Depresión o irritabilidad

 - Quedarse dormido durante las tareas habituales

 

Más información sobre los síntomas de la SAOS durante el día

 

¿Qué factores pueden incrementar el riesgo de SAOS?

 - Sobrepeso u obesidad

 - Un cuello o una lengua grandes

 - Tejido sobrante u obstrucción de las vías aéreas

 

Más información sobre los factores que pueden incrementar el riesgo de SAOS

 

¿Qué beneficios reporta el uso regular de la terapia de PAP?

 - La mayor parte de los usuarios que se comprometen con el tratamiento de PAP disfrutan de:

 - Mayor energía y concentración

 - Menos dolores de cabeza por la mañana

 - Reducción de la irritabilidad

 - Mejora de la memoria

 - Incremento de la capacidad para realizar ejercicio

 - Reducción de la tensión arterial

 - Disminución del riesgo de ictus e infartos de miocardio

 - Incremento de la productividad en casa y en el trabajo

 - Mejora general de la calidad de vida

 

¿Cómo es un episodio de apnea?