Centro de noticias | España

What if we could match every patient to their ideal doctor?
jun 03, 2021

¿Y si pudiéramos emparejar a cada paciente con su médico ideal?

Jeroen Tas
Chief Innovation & Strategy Officer

Tiempo estimado de lectura: 6-8 minutos

 

Si hay un sector que es (o al menos debería ser) muy personal, es la sanidad. A la hora de la verdad, cada uno de nosotros tiene diferentes preferencias: como pacientes, puede que nos guste analizar nuestros datos médicos y discutir con nuestro médico los hechos y las cifras, o que tengamos una inclinación más emocional y prefiramos un toque más suave. Lo mismo ocurre con los médicos: algunos prefieren las consultas por vídeo a las telefónicas, o prefieren especializarse en el tratamiento de una enfermedad muy concreta.

 

Imagínese un sistema sanitario que pueda asignar a cada paciente su médico de cabecera, su especialista o incluso su hospital en función de su gravedad, su capacidad, su disponibilidad, su ubicación e incluso su tipo de personalidad.

 

¿Suena descabellado? Puede estar más cerca de lo que cree.

 

Este concepto puede ser ajeno a la mayor parte del sector sanitario, pero es muy familiar para los consumidores. Los servicios de juegos multijugador pueden emparejarte con otras personas en función de tu edad, tus habilidades y el momento en que quieres jugar; el servicio de Amazon AWS IQ empareja a los clientes empresariales que buscan socios tecnológicos; mientras que empresas como Netflix y las aplicaciones de citas aprenden sobre tus preferencias para emparejarte con la mejor película o pareja en función de tus elecciones anteriores y tu perfil personal. Todos ellos son servicios que se vuelven más inteligentes con el tiempo, a medida que la inteligencia artificial (IA) aprende más, mejorando las recomendaciones para cada individuo.

 

Volviendo a la sanidad, ahora que estamos asistiendo a un cambio cultural hacia una mayor aceptación de la atención virtual, los innovadores de todo el sector están tomando ejemplo de estos servicios de emparejamiento. ¿Su objetivo? Personalizar y mejorar las experiencias de los pacientes y los profesionales sanitarios, al tiempo que se obtienen mejores resultados sanitarios.

Necesitamos un sistema que esté mejor equipado para adecuar las necesidades de los pacientes a los recursos disponibles.”

Oportunidades para reducir los residuos en el sistema

 

Empecemos por saber por qué necesitamos algo así en primer lugar. En octubre, me hice un examen de salud completo. El resultado indicaba que tenía la tensión arterial muy alta y posiblemente una arritmia. Descargué el informe de salud a través de WhatsApp y luego lo cargué en el sistema de mi médico de cabecera, que ordenó una visita a una clínica de cardiología, donde me hicieron otra ronda de análisis de sangre, otro ECG y una ecografía.

 

La presión arterial alta era posiblemente el resultado de un problema renal hereditario, y mi médico de cabecera ordenó otra ecografía de mis riñones e hígado y análisis de sangre en el hospital local. Me dijeron que podía ver a un internista seis semanas más tarde, en enero, en persona en el hospital, aunque la cita podría haber sido virtualmente, lo que nos habría ahorrado tiempo y gastos adicionales al sistema sanitario.

 

Tuve que volver a hacerme algunas pruebas y luego el internista me dijo que, para cambiar mi medicación, lo notificarían a la farmacia, por fax. Pasaron cuatro meses y se hicieron muchas pruebas redundantes con múltiples viajes a los proveedores.

 

Si se extrapola mi experiencia a millones de pacientes, se obtiene una enorme cantidad de despilfarro en un sistema sanitario que apenas puede permitírselo. Esto es especialmente cierto en estos días, en los que muchos procedimientos electivos están retenidos a causa de la pandemia. Sólo en EE.UU., esto se traduce en millones de pacientes [1], y sé que a los responsables de la sanidad les preocupa que se tarde años en solucionarlo.

¿Y si pudiéramos crear un ecosistema sanitario multijugador que pusiera en contacto a los pacientes con el médico de cabecera, el especialista o el hospital adecuados, con la IA en segundo plano sugiriendo la mejor opción en ese momento?

El emparejamiento sanitario

Necesitamos un sistema mejor equipado para hacer coincidir las necesidades humanas y clínicas de los pacientes con los recursos disponibles en una red, no sólo en los entornos físicos. Esto tiene el potencial de eliminar los retrasos mucho más rápido, pero también de mejorar la experiencia de pacientes y médicos y de proporcionar más oportunamente una atención de calidad de la que muchas personas aún carecen. Estos ecosistemas centrados en el paciente podrían poner en contacto a los pacientes con médicos de cabecera, especialistas, hospitales y servicios de salud mental cualificados y disponibles, con la IA en segundo plano sugiriendo la mejor opción para ellos en ese momento, teniendo en cuenta su contexto sanitario más amplio.

 

Imagínese: Si las clínicas, el hospital y mi médico de cabecera hubieran estado conectados en un ecosistema digital como este, podría haber activado potencialmente la búsqueda de un internista en cualquier lugar de mi país que pudiera llevar mi caso lo antes posible, basándose en una visita a un centro de salud para realizar un único conjunto de pruebas, todo ello en un día. Ese internista tendría una visión general de mi trayectoria de salud -y vería que la enfermedad renal es un rasgo de mi familia- y podría estar conectado con expertos para guiarme hacia un mejor control de mi salud. Todos mis datos se almacenarían en un lugar seguro y virtual y se compartirían con cualquier miembro de mi equipo de atención médica, según mi consentimiento.

 

Para la red de hospitales, el ecosistema permitiría la adecuación de la oferta a la demanda y la orquestación de la atención. Y con el reciente aumento de los centros de salud comunitarios que ofrecen cirugía de día y diagnósticos estándar, este tipo de sistema podría ayudar a un equipo de atención a realizar un procedimiento más rápido y guiar al paciente antes y después, lo que podría mejorar las experiencias de todos, y potencialmente mejorar los resultados también.

Hacerla realidad mediante la colaboración entre industrias
 

Mientras pinto aquí mi visión ideal del futuro, los equipos de Philips ya han empezado a trabajar en muchos de estos elementos. Recientemente hemos unido nuestras fuerzas a las de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) para desarrollar una tecnología que permita una experiencia moderna y más ágil para los pacientes, que serán guiados a lo largo de su recorrido sanitario. Esto establecerá un nuevo estándar para la prestación de asistencia sanitaria.

 

La UCSF utilizará Philips HealthSuite para agregar y analizar los datos de los pacientes y coordinar el desarrollo de tecnologías que utilicen análisis avanzados para permitir la personalización y facilitar a los pacientes la selección de proveedores, el acceso a su información sanitaria y la atención virtual en casa, al tiempo que se alivia la carga de los proveedores de atención con flujos de trabajo automatizados y apoyo a la toma de decisiones en tiempo real. Uno de los objetivos de la colaboración es dotar a la UCSF de herramientas de orquestación para hacer realidad esta visión en su red de hospitales, clínicas comunitarias y centros ambulatorios, así como en la atención virtual. De hecho, este ecosistema podría desempeñar un importante papel en la salud de la comunidad, incluyendo la educación y el apoyo a los pacientes en sus comportamientos de salud más amplios.

Los pagadores también podrían beneficiarse

 

Hemos hablado de los pacientes, los médicos y los hospitales, pero un ecosistema de búsqueda de parejas también beneficiaría al pagador. Al adoptar una visión longitudinal y proactiva del paciente, podría ayudar a los pagadores a adoptar un enfoque de gestión de la salud de la población basado en las cohortes y las vías de atención que representan el mayor coste en el sistema: obesidad, atención cardiovascular, diabetes, atención pulmonar, cáncer y salud mental. Esto podría permitir a los proveedores la transición a una atención basada en el valor, impulsando mejores resultados sanitarios a menor coste y poniendo los incentivos adecuados en el sistema.

 

Mientras tanto, en el sistema actual, seguimos dependiendo en gran medida del increíble esfuerzo humano para tocar cada una de las partes del recorrido asistencial de una persona. Piense en la diferencia que supondría poder automatizar las derivaciones, la documentación médica y los pagos, tres cosas que en su mayor parte se siguen creando a mano o con sistemas incompatibles (y que a veces se envían por fax).

Hacerlo más personal
 

¿Qué más podría ofrecer este servicio de emparejamiento? Veo una capacidad de personalización aún más profunda en ecosistemas como éste en el futuro.

 

Tomemos el ejemplo de la cirugía de pérdida de peso, que puede tener mucho éxito a largo plazo, pero depende de que el paciente se comprometa con su propio cuidado mediante cambios en su estilo de vida. Si no lo hace, alrededor de una cuarta parte de los pacientes recuperan cantidades significativas de peso [2]. El papel de la red de apoyo del paciente es crucial, pero el hospital rara vez tiene conocimiento de si el paciente sigue el tratamiento en su vida diaria.

 

Ahora imaginemos que el ecosistema pudiera no sólo apoyar a ese paciente en su casa, sino también ponerlo en contacto con un equipo de atención que se ajuste a su perfil de necesidades. ¿Son el tipo de personas que responden mejor a los hechos escuetos, o prefieren comprender mejor por qué necesitan un determinado tratamiento? ¿Trabajan mejor con un especialista que pueda apoyar sus necesidades de salud mental y, del mismo modo, hay un especialista que pueda proporcionar eso?

 

En mi caso, probablemente ya sepas que soy una persona de datos. Me gusta hacer un seguimiento de cómo cambian mis datos de salud a lo largo del tiempo, y luego discutir las opciones con mis especialistas. Por lo tanto, estoy listo para una herramienta que me da una mejor visualización y comprensión de cómo puedo manejar mi propia salud a través de información personalizada, basada en la evidencia y luego me ayuda a seguir cualquier plan que he co-creado con mi médico de cabecera. Esto incluye tanto los comportamientos de salud -como comer, beber, hacer ejercicio, dormir y prestar atención- como los comportamientos clínicos, como el cumplimiento de la medicación y el seguimiento de las constantes vitales, como la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

What if we could match every patient to their ideal doctor?

Un ecosistema para un ecosistema

 

Si lo pensamos, nuestra salud es en sí misma un sistema complejo formado por millones de elementos interconectados. Incluso si consideramos que la causa es el sobrepeso, o tener una enfermedad cardiovascular o renal, nuestra salud tiene muchos más matices que eso. Una persona puede tener sobrepeso y apnea del sueño, y correr el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares en el futuro, y además intentar quedarse embarazada. Un ecosistema que reúna las distintas facetas de la atención sanitaria podría permitir un enfoque más proactivo de su salud holística.

 

Y para los proveedores, saber antes, por ejemplo, que sus pacientes cardíacos también corren el riesgo de padecer apnea del sueño podría significar que pueden introducirlos en la terapia del sueño y evitar potencialmente los costes e intervenciones típicamente más elevados más adelante.

Soy de la opinión de si existe algo que puede beneficiar a tanta gente, debe haber una forma de hacerlo realidad."

El sector está más abierto que nunca

Hace poco hablé con el director general de un importante hospital, que reflexionó sobre lo mucho que ha cambiado este año. "Antes no trabajaba con herramientas de videoconferencia, ahora es lo único que hago", dijo. "Nunca hicimos atención virtual, ahora intercambio datos y protocolos con compañeros. Significa que tenemos que replantearnos cómo funcionan los sistemas sanitarios y cómo trabajamos con los pacientes. Es imposible que lo hagamos solos".

 

Trabajar juntos para crear ecosistemas centrados en el paciente como éste es un gran paso adelante.

 

Y otro es la incorporación de nuevas ideas y personas. Algunos de ustedes ya habrán visto que el 1 de julio dejaré el cargo de director de Innovación y Estrategia de Philips. Daré el relevo a Shez Partovi MD, que es una persona que me parece realmente inspiradora y que sé que llevará a Philips a la siguiente fase de innovación centrada en el paciente. Mientras tanto, seguiré trabajando con la empresa en programas de gran impacto y estoy deseando ver a dónde nos lleva nuestro viaje hacia esta visión.

 

Como persona con mentalidad innovadora, aunque sé que siempre habrá retos para mejorar un sistema tan complejo como la sanidad, también considero que, si es probable que beneficie a tantas personas, debe haber una forma de hacerlo realidad. Siempre que sigamos centrados en nuestro objetivo de mejorar los resultados, reducir los costes y mejorar la experiencia de los pacientes y el personal.

 

A menudo se oye hablar de situaciones en las que todos ganan. Esto sería una victoria cuádruple. Y sin un fax a la vista.

 

Fuentes:

[1]https://www.mckinsey.com/industries/healthcare-systems-and-services/our-insights/cutting-through-the-covid-19-surgical-backlog

[2] https://link.springer.com/article/10.1007/s11695-020-05160-5#Abs1

Share on social media

Topics

Author

Jeroen Tas

Jeroen Tas

Chief Innovation & Strategy Officer

Jeroen is an experienced global executive and entrepreneur with a track record of leading innovation in the healthcare, information technology and financial services industries. Leading the company’s global Innovation & Strategy organization, he’s responsible for creating a pipeline of innovative business propositions that address emerging customer needs and enable a high-growth, profitable health continuum strategy.

Click here to read more on Jeroen Tas

Follow me on

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.