Clinical Surveillance Solution

jun 30, 2022

La importancia del seguimiento de los datos de vigilancia en los hospitales

Tiempo de lectura: 3-4 minutos

Cómo los datos de vigilancia pueden ayudar a detectar el deterioro de los pacientes de forma temprana y a resolver los problemas de personal

La escasez de personal clínico, sobre todo en el ámbito de la enfermería, precede por varias décadas al COVID-19, pero la pandemia y sus efectos sobre la profesión y la economía han tenido un impacto aún mayor. De hecho, un informe reciente muestra que más de un tercio de las enfermeras afirman que para finales de 2022 probablemente dejarán su trabajo.

Como consecuencia, la competencia por los profesionales de enfermería entre los hospitales es cada vez más feroz. Algunos hospitales y sistemas sanitarios se han visto obligados a limitar su capacidad debido a la escasez de personal. Ante estos retos, los proveedores de servicios médicos necesitan garantizar una atención segura y eficaz y, al mismo tiempo, encontrar formas de maximizar la eficiencia de los enfermeros y otros profesionales clínicos que pueden utilizar equipos más pequeños.

Hoy en día existen tecnologías y soluciones informáticas que permiten afrontar estos retos proporcionando información sobre el estado del paciente en todos los entornos asistenciales. Tener acceso a datos de vigilancia en directo en todo el hospital -no sólo en las unidades de cuidados intensivos- puede ayudar a dotar a los profesionales de la información adecuada en el momento oportuno. Esto puede ayudarles a pasar de reaccionar a los acontecimientos adversos que ya se han producido a abordar de forma proactiva los acontecimientos inminentes que pueden poner en peligro la vida.

Las ventajas de los datos de vigilancia

En la mayoría de los casos, los signos de deterioro presentes en los pacientes que indican un acontecimiento potencialmente mortal -como una parada cardíaca- pueden aparecer pronto. Esto es especialmente cierto cuando se trata de la depresión respiratoria, ya que los signos de dificultad e insuficiencia respiratoria han sido reconocidos como un hallazgo clave en la identificación del deterioro del paciente en la planta de cuidados generales [1]. De hecho, cada hora que pasa sin detectar el deterioro, se traduce en un aumento del riesgo de muerte en la UCI del 1,5% [1]. Mediante el uso de datos de vigilancia -conocidos también como datos en flujo que pueden obtenerse de prácticamente cualquier dispositivo médico conectado, agregados y luego analizados para generar información procesable- los médicos pueden ayudar a minimizar y prevenir situaciones en las que un paciente podría experimentar un evento adverso.

La monitorización más tradicional del paciente desempeña un importante papel en este caso, que incluye la recopilación de mediciones de los signos vitales, como la frecuencia cardíaca, la respiración, la presión arterial y los niveles de SPO2. La diferencia entre los datos de vigilancia es su capacidad para proporcionar una visión continua de un paciente, a la vez que se analiza esta información de medición para determinar lo que es fisiológicamente significativo y lo que podría decir sobre el estado del paciente. Por ejemplo, una frecuencia cardíaca elevada puede no significar nada por sí sola, pero cuando se combina con una frecuencia respiratoria elevada y una presión arterial en descenso, estos datos de nivel de vigilancia pueden ayudar a predecir que está a punto de ocurrir algo más grave.

Los datos de vigilancia clínica superpuestos a los datos de monitorización pueden permitir un mayor nivel de especificidad y sensibilidad a la hora de atender a los pacientes. Esta perspectiva holística de las múltiples constantes vitales a lo largo del tiempo ayuda a identificar tendencias que pueden permitir a los médicos detectar el deterioro y la necesidad de intervenir antes de que se requiera una respuesta intensiva en recursos y en mano de obra. La prevención temprana de un evento adverso también puede permitir a los hospitales asignar de forma segura los recursos de personal, medicamentos y equipos para estabilizar al paciente.

Cómo garantizar la información a nivel de vigilancia

Dentro de la unidad de cuidados intensivos, la información de vigilancia es un protocolo estándar, pero en las unidades médico-quirúrgicas y otras unidades de cuidados generales, no siempre es así. Philips ofrece una solución integral en varios entornos de atención tanto con el Centro de Información del Paciente iX como con la solución de vigilancia clínica Capsule*, que analizan continuamente los datos completos de los dispositivos médicos para ayudar a identificar el deterioro y ayudar a reducir el riesgo de eventos que pongan en peligro la vida de los pacientes.

Los datos transmitidos en directo por la solución de vigilancia clínica pueden ayudar a los hospitales a facilitar una atención proactiva mediante el envío de notificaciones al cuidador, independientemente de su ubicación. Esta orientación temprana puede contribuir a la salud y la seguridad del paciente, al tiempo que permite al personal clínico ejercer su labor de forma más eficiente en estos tiempos difíciles. 

Capsule, la última incorporación a la cartera de vigilancia clínica de Philips, recibió la autorización de comercialización 510(k) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) en marzo de 2022, lo que allana el camino para su despliegue generalizado en los sistemas sanitarios de los Estados Unidos. Para obtener más información sobre esta solución de vigilancia clínica, visite https://capsuletech.com/capsule-clinical-surveillance.

[1] C. Jungquist and M. Joshi, "HealthTrust Webinar Series," 12 January 2021. [Online]. Available: https://education.healthtrustog.com. [Accessed 12 January 2021].
*Actualmente solo está disponible en EE.UU.

Sobre Royal Philips

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa líder en tecnologías de la salud, centrada en mejorar la salud y el bienestar de las personas, y facilitar la obtención de mejores resultados en el ciclo de la salud, desde los hábitos saludables y la prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y atención domiciliaria. Philips hace uso de su avanzada tecnología y de sus profundos conocimientos clínicos y del consumidor para ofrecer soluciones integradas. Con sede en los Países Bajos, la compañía es líder en diagnóstico por imagen, terapia guiada por imagen, monitorización de pacientes e informática de la salud, así como en salud del consumidor y atención domiciliaria. Philips registró en 2021 unos ingresos de 17.200 millones de euros y cuenta con aproximadamente 79.000 empleados, con operaciones comerciales y servicios en más de 100 países. Todas las noticias sobre Philips se encuentran en nuestro Centro de noticias

Más informaciónLeer menos

Share on social media

Topics

Contact

César García Requena

Brand & Communications Manager

Health System

Philips Ibérica

Tel : +34 91 566 95 25

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Related news

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.