Centro de noticias

abr 14, 2020

¿Cómo cambiará la vida de los profesionales sanitarios el COVID-19?

Todos estamos presenciando las imágenes surrealistas de una sociedad que parece haberse detenido con calles vacías, ciudades tranquilas, aeropuertos desiertos y bares y restaurantes cerrados. Al mismo tiempo, junto con los titulares de noticias tristes y preocupantes sobre la propagación del coronavirus, también he leído historias de inmenso valor y sacrificio personal. En Wuhan, China, donde las enfermeras incluso se afeitaron la cabeza para evitar el contagio a través del cabello, la joven enfermera Wu Yaling se enteró de la muerte de su madre y minutos después volvió a cuidar de los pacientes. En Italia, la estudiante de medicina Chiara Bonini terminó su examen final y se dirigió directamente al centro del brote en su ciudad natal, Bérgamo. Y en el Reino Unido, el médico retirado Alfa Saadu, de 68 años, volvió a trabajar en Londres para ayudar a combatir la pandemia.

 

Es alentador pensar que hay millones de historias como estas en todo el mundo en estos momentos. Me siento increíblemente agradecido con todos los profesionales sanitarios que trabajan las 24 horas, esforzándose al límite y arriesgando sus vidas, a menudo con recursos limitados: ellos son los verdaderos héroes.

 

En Philips, estamos movilizando nuestros esfuerzos y recursos globales para hacer todo lo posible para apoyarlos. Pienso en particular en nuestros ingenieros de servicio de campo que trabajan junto a los médicos en primera línea para mantener los equipos de cuidados críticos. Y también de personas como Charmae ​​Pearson, que están ayudando a aumentar nuestra producción global de ventiladores y otros equipos médicos utilizados en el diagnóstico y tratamiento de pacientes con COVID-19.1

Charmae Pierson

Las exigencias del trabajo en atención médica han sido inmensas

Como exmédico y CEO de hospital, también me pregunto cómo este evento sin precedentes cambiará la vida laboral de los profesionales sanitarios. Cualquiera que trabaje en atención médica sabe que los médicos de todo el mundo estaban luchando incluso antes de que llegara la pandemia. El informe 2020 Future Health Index (FHI), una plataforma de investigación de Philips [2], examinó las expectativas y experiencias de los jóvenes profesionales sanitarios menores de 40 años y cómo pueden ser formados para satisfacer las demandas de la atención médica del mañana. Los resultados, presentados en la primera semana de marzo, muestran que casi tres de cada cuatro profesionales sanitarios de los 15 países encuestados experimentan regularmente estrés relacionado con el trabajo. Y más de uno de cada tres de ellos ha considerado dejar la profesión. Las exigencias de trabajar en atención sanitaria han sido inmensas, y a menudo provocando el agotamiento de los profesionales.

 

Por lo tanto, junto a las innumerables tragedias personales y la interrupción social que ya ha causado, otro resultado posible – y también muy preocupante – del COVID-19 podría ser que más médicos se sientan frustrados por las limitaciones de unos sistemas de salud saturados, y abandonen la profesión. Si bien eso puede suceder, espero y creo que muchas personas – tal vez la generación de jóvenes profesionales de la salud – se inspiren al ver cómo pueden marcar una gran diferencia en la sociedad y hacer lo contrario eligiendo una carrera en medicina. Seguramente los necesitamos. Un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud muestra un déficit mundial de casi seis millones de enfermeros y enfermeras. El informe FHI parece coincidir: la encuesta encontró que alrededor de la mitad de los jóvenes profesionales sanitarios encuestados se sienten capaces de impulsar el cambio en su lugar de trabajo.

 

¿Cómo podemos facilitar la vida de los profesionales de la salud?

Entonces, ¿cómo podemos aprender de esta pandemia? ¿Cómo podemos hacer más fácil la vida de los sanitarios para que permanezcan en la profesión, cuiden de los pacientes y persigan sus sueños? ¿Cómo se vería el cambio en un mundo posterior al COVID-19? Recientemente hablé con el profesor Carlos Cordon-Cardo, jefe de patología en Mount Sinai (EEUU), que está convencido de que las cosas cambiarán drásticamente. Por ejemplo, hasta hace poco, todos los patólogos, que desempeñan un papel crucial en la detección y el diagnóstico de una amplia gama de enfermedades, tenían que estar en el hospital para analizar las diapositivas de las biopsias. Pero desde el brote, el gobierno de los EEUU relajó las regulaciones en cuestión de días, lo que permitió a los patólogos leer diapositivas digitales desde el hogar para revisar casos patológicos y así evitar cualquier demora en la atención crítica del paciente. Me resulta difícil imaginar volver a las viejas formas de trabajar una vez que hemos visto lo bien que los médicos pueden trabajar desde casa.

 

Por supuesto, la tecnología no es una panacea. El informe FHI también revela la relación de amor y odio que los jóvenes sanitarios tienen con la tecnología y la digitalización. Los profesionales de la salud actuales tienen más pacientes que nunca, lo que ha creado una avalancha virtual de datos de pacientes. Pero cuando se aprovecha de la manera correcta, creo que la tecnología puede proporcionar un enorme apoyo.

 

Un ejemplo es la atención virtual, también conocida como telesalud, que mencioné con anterioridad. Y en un blog reciente, Jeroen Tas, director de Innovación de Philips, analiza cómo las consultas en línea están ayudando a los médicos a detectar y controlar a los pacientes con COVID-19 en sus propios hogares. También examina cómo las enfermeras de cuidados intensivos pueden monitorizar a los pacientes en la UCI a través de un centro remoto utilizando análisis predictivos para priorizar a los pacientes más graves.

Patient is treated with Philips V60 Plus

La atención médica no necesita solo ajustes, sino cambios radicales

Esta pandemia de COVID-19 nos ha mostrado que la atención sanitaria necesita no solo ajustes, sino cambios radicales. La presión sobre los sistemas de salud a nivel global, los proveedores y el personal, ya ha aumentado a niveles insostenibles. Pero también ilustra cuánto se puede lograr en tiempos de crisis: por ejemplo, China y el Reino Unido construyeron miles de camas adicionales de UCI en menos de dos semanas. Creo que la reforma de la atención médica, con un enfoque totalmente diferente de cómo se organiza, suministra y distribuye la atención médica, será primordial en una era (con suerte pronto) posterior al COVID-19. Es la única forma de poder cumplir el objetivo cuádruple de la atención sanitaria: mejores resultados de salud, mejor experiencia para el paciente y el personal y un coste menor de la atención.

 

Por ahora, deseo a todos, fortaleza en estos tiempos inquietantes. Si eres uno de los muchos que ha contraído el virus, o si has perdido a un ser querido, mis pensamientos están contigo. Mi respeto y gratitud infinita están con todos los que luchan contra la pandemia y hacen lo que pueden para ayudarnos a todos. En Philips, la mejor manera de dar las gracias a nuestros profesionales sanitarios es escucharlos y estar a su lado, ayudando en la medida de los posible. Ahora es momento de unir fuerzas entre todas las partes involucradas, profesionales de la salud, pacientes, gobiernos y sector privado.

 

Y a los médicos y enfermeras como Yaling, Chiara y Alfa: estáis en nuestros pensamientos, y estaremos siempre en deuda con vosotros.

Digital Health

1Para obtener más información sobre cómo Philips está ayudando a la lucha contra el COVID-19, visite nuestra página de noticias sobre la pandemia.

 

2Desde 2016, Philips ha llevado a cabo una investigación original para ayudar a determinar la preparación de los países para abordar los desafíos mundiales de salud y construir sistemas de salud eficientes y efectivos. El informe FHI 2020 explora las perspectivas de la próxima generación de profesionales de la salud en 15 países. Para obtener detalles sobre la metodología del Future Health Index y acceder al informe 2020 en su totalidad, visite el sitio Future Health Index.

Condividi sui Social Media

Temi

Autore

Jan Kimpen

Jan Kimpen

Chief Medical Officer, Royal Philips

Before joining Philips in 2016, Jan Kimpen, Professor of Pediatrics, was CEO of the University Medical Center in Utrecht. He leads the global clinical team of Philips, focusing on advocacy, customer partnerships, clinical research and medical consulting, and is responsible for the annual publication of the Philips Future Health Index.

 

He is a strategic advisor for commercial and clinical strategy, market reimbursement, R&D roadmaps and partnerships and M&A, and provides thought leadership on relevant clinical and medical topics. Jan participates in the WEF Global Future Council on Healthcare, the American Heart Association alliance and the Board of Sanara Ventures in Israel. Jan is president of COCIR, the European trade union for imaging, healthcare informatics and radiotherapy.

Read moreRead less
Follow me on

Articoli correlati