Centro de noticias

ago 06, 2020

Desmitificando el ecodiseño y reduciendo el impacto cuando lo hacemos bien

Estimated reading time: 7-9 minutes

En todo el mundo, estamos viendo un consenso cada vez mayor de que es ‘ahora o nunca’ cuando hablamos de salvar el planeta para las generaciones venideras. El tiempo de hablar ha terminado. A medida que los sectores público y privado exploran lo que debemos hacer para cumplir con los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París, tres de las estrategias claves para reducir las emisiones son:

 

  • Mejorar la eficiencia energética de nuestros productos.
  • Permitir patrones de uso más conscientes
  • Acelerar la transición a una economía circular.

 

La adopción amplia y sistemática de prácticas de diseño ecológico es fundamental para las tres estrategias.

Hablar ‘eco’ con nuestros clientes

 

Cada vez más, nuestros clientes de atención médica no solo quieren que les brindemos soluciones y servicios de tecnología de la salud. Buscan un socio responsable que pueda ayudarlos a reducir su impacto ambiental e incorporar prácticas sostenibles en sus operaciones cotidianas.

 

Cuando hablamos con ellos, inmediatamente comprenden lo que queremos decir al cambiar del ciclo destructivo "toma-crea-rompe" de la economía lineal al virtuoso "crea-usa-retorna" del ciclo de una economía circular. La lógica es clara y convincente. Y están intrigados por la noción de ecodiseño, pero muchos no están muy seguros de lo que realmente implica y están ansiosos por saber más. Entonces, ¿qué es el ecodiseño? ¿Y por qué es importante?

 

Cuantificando nuestro impacto ambiental

 

Cada año en Philips publicamos una cuenta de pérdidas y ganancias ambientales (EP&L), que expresa el impacto ambiental total de nuestras actividades y productos, desde el diseño del producto hasta su eliminación por parte del usuario, en términos monetarios. Esto hace las cosas muy concretas. El EP&L nos proporciona información valiosa sobre los principales puntos críticos del medio ambiente y las áreas en las que necesitamos innovar para reducir nuestro impacto ambiental

Philips Environmental Impact 2019

Si miramos la imagen de nuestro EP&L 2019, nuestros productos -excepto los círculos que indican viajes de negocios, nuestras operaciones y logística- representan el 97% de nuestro impacto ambiental total. De eso, alrededor de las tres cuartas partes son atribuibles al consumo de energía durante la fase de uso del cliente. Los materiales representan aproximadamente el 20% del impacto de un producto, seguido por el embalaje y el final de la vida útil (menos del 5% del impacto de la vida útil del producto).

 

Aquí es donde entra el ecodiseño…

 

Reduciendo nuestro impacto ambiental

La diferencia entre el ecodiseño y el diseño convencional es el objetivo claro, desde el inicio del proceso de innovación y diseño, para reducir el impacto ambiental total. Presentado por primera vez en Philips ya en 1994 (mucho antes de que la Unión Europea lanzara su primer marco regulatorio), el ecodiseño es un enfoque que considera de manera integral todos los aspectos del diseño y desarrollo de productos. De media, el 80% del impacto ambiental total de un producto, incluida la energía durante el uso y el impacto del material, se determina en la fase de diseño.

 

Aquí, podemos implementar decisiones de diseño sostenibles que pueden marcar una diferencia decisiva. Con este fin, es vital que los equipos de diseño y desarrollo de innovación tengan una visión compartida de esta ambición de "reducción de impacto" y de cómo se traduce en prioridades y requisitos claros para que se focalicen. Entonces, ¿cómo hacemos esto?

 

Identificar y abordar puntos críticos

Utilizamos el análisis del ciclo de vida como la columna vertebral de nuestro proceso de diseño ecológico. Esto nos permite determinar el impacto ambiental de cada etapa de la vida de un producto, desde la extracción de la materia prima hasta el procesamiento, fabricación, distribución, uso, reparación y mantenimiento de materiales, y eliminación o reciclaje.

 

 Al aplicar constantemente el análisis del ciclo de vida, hemos podido identificar y realizar mejoras significativas, reduciendo el impacto ambiental. Los puntos críticos ambientales se capturan en lo que llamamos áreas verdes centrales: Energía, Embalaje, Sustancias, Peso y Materiales, y Circularidad.

Green Focal Areas - Energy
El consumo de energía es a menudo el factor más importante para determinar el impacto ambiental del ciclo de vida de un producto. Al mejorar la eficiencia energética de un producto, podemos reducir su consumo de energía y su huella de carbono.
Green Focal Areas - Packaging
Los envases ligeros y de poco volumen, el uso de reciclado y / o productos biológicos, contenido biodegradable, y un mejor embalaje reciclable, ayudan a minimizar el consumo de recursos y el impacto ambiental durante el ciclo de vida del embalaje.
Green Focal Areas - Energy
Los productos se fabrican con una variedad de sustancias, algunas de las cuales pueden tener un impacto en el medio ambiente. Al minimizar o eliminar el uso de sustancias peligrosas, podemos reducir el impacto ambiental de nuestros productos
Green Focal Areas - Materials
Al reducir la cantidad de materiales que usamos, podemos usar menos recursos y menos energía durante la fabricación y / o el transporte. También la elección de materiales, por ejemplo, metales preciosos, materiales de base biológica y biodegradables; pueden tener un impacto ambiental positivo o negativo.
Green Focal Areas - Circularity
La circularidad se refiere al potencial de un sistema, producto o componente para contribuir a la economía circular. Se calcula evaluando el desempeño ambiental durante múltiples ciclos de vida, teniendo en cuenta, por ejemplo, la recuperación de materiales y su reutilización en nuevos productos. La actualización, la facilidad de servicio, la renovación, la recolección de piezas de repuesto, el mayor contenido reciclado y la reciclabilidad, todo esto ayuda a reducir el consumo de recursos. La circularidad también incluye la vida útil del producto: la mayor vida útil de los productos reduce el consumo de recursos y las emisiones de transporte asociadas con la introducción de nuevos productos.

Desafío de diseño

Ecodiseño representa un desafío complejo pero emocionante para nuestros diseñadores e ingenieros de producto. En sus decisiones cotidianas, se esfuerzan por optimizar el equilibrio entre sostenibilidad, calidad y experiencia de usuario. Esto a un precio asequible que puede permitirnos alcanzar y mejorar miles de millones de vidas. Ya no consideramos la vida de un producto: tenemos en cuenta y planificamos las estrategias de recuperación al final de la vida útil en las primeras etapas del proceso de diseño. Por lo tanto, la aplicación del ecodiseño requiere un cambio de mentalidad: desde diseñar para ‘hoy’ hasta diseñar para ‘mañana’ y más allá.

 

Obtención de resultados ambientales y comerciales

Nos referimos a los productos ecodiseñados que ofrecen una mejora ambiental significativa en una o más de estas áreas verdes centrales como ‘productos verdes’. Dado que la sostenibilidad es un elemento central de nuestra estrategia comercial, nos fijamos el objetivo de que los productos ecológicos representen el 70% de las ventas totales para finales de 2020, y estamos en el camino de lograrlo.

 

Tiene que ser ambos

Cada vez más, nuestros clientes, tanto de atención médica como el minorista, exigen soluciones más respetuosas con el medio ambiente. Al mismo tiempo, especialmente en nuestro mundo post-COVID, nos enfrentamos a nuevas preocupaciones y dilemas. Por ejemplo: ¿Cómo conciliar la necesidad de deshacerse de los plásticos / envases con la necesidad de seguridad e higiene? De cualquier manera, tenemos que encontrar formas innovadoras de empoderar a nuestros clientes para que tomen decisiones responsables, sin tener que elegir entre un producto que parezca de buena calidad y entre otro que sea bueno para el medio ambiente. Tiene que ser ambos, ni uno ni el otro.

 

 Una mentalidad regulatoria diferente

Pasar a una economía circular baja en carbono también requiere una mentalidad reguladora diferente. La regulación, tan a menudo una ayuda, a veces también puede ser un obstáculo. En Philips, por ejemplo, todavía nos enfrentamos a regulaciones que limitan todo el potencial de renovación al obstaculizar el transporte transfronterizo de equipos usados a nuestras instalaciones. O restricciones en la importación de plásticos reciclados que podríamos usar en la fabricación de nuevos dispositivos.

 

Prioridades para el futuro inmediato

En el futuro inmediato, en Philips seguiremos trabajando y haremos todo lo posible para acercarnos a la ambición compartida de limitar el calentamiento global a 1,5 ° C.

 

 Seremos neutrales en carbono en nuestras operaciones globales para fines de este año y obtendremos el 100% de nuestra electricidad de fuentes renovables. Al mismo tiempo, continuaremos reduciendo el impacto climático de nuestros productos incrementando el uso de plásticos reciclados y materiales reciclables. Continuaremos eliminando las sustancias químicas y en escasez. Y continuaremos haciendo que nuestros embalajes sean más fáciles de reciclar y reutilizar.

 

También estamos desarrollando nuevas metodologías de diseño para incorporar el pensamiento de diseño circular en nuestros procesos de desarrollo, a menudo en colaboración con universidades y otras empresas.

 

A medida que nos centramos en mejorar la eficiencia energética y de recursos de nuestros productos y soluciones, esperamos que:

 

  • Cada vez más clientes demandarán productos y soluciones ecodiseñadas
  • Organizaciones afines se unirán a nosotros en nuestros esfuerzos para ayudar a impulsar la transición a una economía circular baja en emisiones de carbono
  • Las autoridades mundiales y europeas abordarán cualquier obstáculo persistente que retrase la adopción a gran escala del ecodiseño y las prácticas circulares.

Sobre Royal Philips

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa líder en tecnologías de la salud, centrada en mejorar la vida de las personas y facilitar la obtención de mejores resultados en el continuum de salud, desde los hábitos saludables y la prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y cuidado en el hogar. Philips hace uso de su avanzada tecnología y de sus profundos conocimientos clínicos y del consumidor para ofrecer soluciones integradas. Con sede en Holanda, la compañía es líder en imagen diagnóstica, terapia guiada por imagen, monitorización e informática de la salud, así como en salud del consumidor y cuidado en el hogar. Philips ha registrado unas ventas de 19.500 millones de euros en 2019 y emplea a aproximadamente 80.000 empleados, con operaciones comerciales y servicios en más de 100 países. Todas las noticias sobre Philips se encuentran en www.philips.es/prensa

Más informaciónLeer menos

Compartir en redes sociales

Temas

Contactos

César García Requena

Brand & Communications Manager

Health System

Philips Ibérica

Tel : +34 91 566 95 25

Related news