Centro de notícias

dic 14, 2017

“El cambio de paradigma debe suponer pasar de medir la “satisfacción” a reorientar los servicios a las expectativas de los pacientes”

 

  • Mejorar la experiencia de los pacientes, los resultados clínicos en la población y reducir costes per cápita son las principales preocupaciones de los gestores sanitarios.
  • Sanidad basada en valor, un cambio de paradigma que pasa por reajustar los indicadores por los que se miden los resultados del sistema, pasando de la satisfacción a las expectativas de los pacientes para mejorar su experiencia.
  • La tecnología es un poderoso aliado en la integración de los sistemas sanitarios y en la transformación de las instituciones hacia un modelo centrado en el paciente.
  • El I Taller para medios de comunicación Gestión Sanitaria basada en valor ha puesto en relieve las preocupaciones y oportunidades que se presentan ante el desafío de la sostenibilidad del sistema sanitario.
Toledo, España–  El envejecimiento de la población, el aumento de la demanda de servicios sanitarios, la tendencia a la cronicidad y la digitalización están revolucionando la forma de entender y gestionar la asistencia sanitaria. Según los expertos reunidos en el I Taller para medios de comunicación Gestión Sanitaria basada en valor: el reto de conectar tecnología, datos y personas, organizado en Toledo por la Fundación Signo y Philips, este escenario está obligando a una transformación acelerada del sector sanitario, que exige la toma de decisiones coste-efectivas y la creación de valor para las instituciones sanitarias, el sistema y los pacientes. El encuentro, dirigido a profesionales de la comunicación, y apoyado por Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS), ha puesto en relieve las principales preocupaciones y oportunidades que se presentan al gestor sanitario ante el desafío de la sostenibilidad del sistema.

Gestión sanitaria basada en valor

La nueva gestión sanitaria pide un cambio de paradigma. Las métricas de volumen de la asistencia (listas de espera, número de camas, número de pacientes…) ya no son suficientes para medir la calidad de la atención prestada y los resultados para la población.El cambio de cultura o de paradigma debe suponer pasar de medir la “satisfacción” (está ya claro que más del 80% de usuarios están satisfechos o muy satisfechos) a trabajar para reorientar los servicios de acuerdo con las expectativas de los pacientes a fin de mejorar su experiencia.”, comenta Josep Pomar, director gerente del Hospital Universitario de Son Espases (Palma de Mallorca). Opinión que comparte Luis Rodríguez Padial, presidente de la Fundación Signo, “en la sanidad es importante evaluar no solo la actividad que se realiza (sería el volumen) sino los resultados de la misma en el paciente en cuanto a supervivencia y calidad de vida, fundamentalmente y el coste de la misma. Esta sería la sanidad basada en valor”.

 

Una preocupación global que se está convirtiendo en tendencia y que propone un nuevo enfoque para el diseño de la atención sanitaria, basado en un triple reto: reducir los costes per cápita de la atención sanitaria, mejorar los resultados clínicos de la población y mejorar la experiencia de los pacientes.

 

Sanidad centrada en el paciente

Suena paradójico pero a pesar de que el paciente es la razón de existir de las organizaciones sanitarias, frecuentemente las mismas operan bajo una lógica que cumple más con las necesidades de la organización que con las de los pacientes. Para ello, es necesario un cambio de cultura organizativa de los centros sanitarios, un rediseño de los procesos que rompa las barreras asociadas a las rigideces de las administraciones. La propia de la concepción por especialidades (oncología, digestivo, neumología…) dificulta una visión integral y coordinada. Los servicios no comunican entre sí. Es necesario “poner al paciente en el centro y no a los servicios específicos; esto daría sentido a unidades que engloben varios servicios para tratar una patología concreta.”, destaca Padial.

 

Por ello, los expertos subrayan la necesidad de incorporar la visión del paciente en el diseño de los espacios y procesos: design thinking; aceptar e integrar la opinión del usuario en la toma de decisiones clínicas de forma que estas sean comprendidas y compartidas; y prestar atención a los procesos de información y comunicación, facilitando que esta sea accesible y comprensible.

En este contexto, Pomar introduce experiencias como la de Sant Joan de Deu con el concepto de “Hospital Líquido”, el hospital que rompe barreras, que sale de las cuatro paredes y va al encuentro del paciente.

Para ello, la tecnología sanitaria y el concepto de “conectividad sin barreras” que ofrece constituyen una herramienta fundamental para reorientar la gestión de los servicios sanitarios hacia las necesidades de los pacientes y por lo tanto, hacia el valor.

 

Tecnología-datos-personas

Durante el taller sobre gestión, los expertos aclararon que el concepto de seguimiento y control de valor de una tecnología sanitaria debe ser aplicado no solo a los grandes equipos de diagnóstico por imagen, radioterapia…, sino también a la revolución digital que va más allá de la informatización, esto es la revolución de los datos, la inteligencia artificial o internet de las cosas.

La implementación de tecnologías como el big data o la inteligencia artificial suponen entender el uso de los datos para generar valor a los profesionales de la salud y los pacientes”

Jaume Raventós

director de Transformación Digital del Grupo QuirónSalud

Patient Experience

Las tendencias actuales pasan por la utilización de las tecnologías que facilitan la relación médico-paciente, como las apps de salud, o la telemedicina para la monitorización de pacientes con enfermedades crónicas, para impulsar el seguimiento de pacientes sin barreras y garantizar la continuidad de cuidados. En este sentido, Jaume Raventós, director de Transformación Digital del Grupo QuirónSalud señala que “la implementación de tecnologías como el big data o la inteligencia artificial suponen entender el uso de los datos para generar valor a los profesionales de la salud y los pacientes. De hecho el cambio lo están impulsando los pacientes que llegan a la consulta con una aplicación móvil donde han registrado sus niveles de glucosa, sus constantes vitales, etc.”.  

 

Los retos de la sanidad actual tienen parte de la respuesta en la gestión de los datos. La inteligencia artificial será la tecnología más impactante en los próximos diez años debido a la enorme cantidad de datos, al gran poder computacional y al avance en redes neuronales profundas.

 

“El sistema sanitario maneja una cantidad ingente de datos. La aplicación de técnicas de inteligencia artificial permitirá aprovechar esta información, resolviendo problemas, descubriendo interacciones desconocidas y generando nuevo conocimiento. Esto permitirá a las organizaciones adaptarse a las necesidades de los pacientes, generar valor y ser más eficientes”, aclara Marisa Merino, directora gerente de la Organización Sanitaria Integrada (OSI) Tolosaldea de Osakidetza.

 

El modelo del Socio Tecnológico.

En esta transformación las empresas tecnológicas son un poderoso aliado en la integración de los sistemas sanitarios y en la transformación de las instituciones hacia un modelo centrado en el paciente. Ignacio López Parrilla, director de Desarrollo de Negocio en Philips y miembro de la Junta Directiva de FENIN, destaca la posición de Philips como socio tecnológico de las instituciones, un partner que trabaja codo con codo con la organización, asesora en la tecnología que mejor responde a las necesidades de sus pacientes y comparte con ella riesgos y resultados, en beneficio de los pacientes. “Philips pone a disposición de las organizaciones herramientas que permiten a los profesionales compartir y gestionar la información clínica, radiológica o histológica del paciente para una mejor toma de decisiones que abunde en diagnósticos precisos, tratamientos menos invasivos, menos agudizaciones y en definitiva mejores resultados de salud.”

 

Con esta premisa, el Servicio Gallego de Salud emprendió en 2015 un proceso de renovación tecnológica que supuso una adaptación de sus procedimientos para aportar valor y conectividad a pacientes y profesionales e implantando un diálogo competitivo con la industria de tecnología sanitaria. Tal y como detalla Julio García Comesaña, director de procesos asistenciales de la Estructura Organizativa y Gestión Integrada de Vigo (SERGAS) “el paciente gallego dispone de la última tecnología a nivel diagnóstico y terapéutico lo que le permite acceder al mejor servicio asistencial posible en cada momento. Este plan de actuación se implantó de forma continua e incorporada al presupuesto de forma estable para evitar alteraciones coyunturales”.

 

En resumen, la tecnología es capaz de ayudar a responder al triple reto del sistema sanitario, rompiendo las barreras en sanidad, mejorando la conectividad y acabando con los silos en el conocimiento clínico.

Sobre Royal Philips

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa líder en tecnologías de la salud, centrada en mejorar la vida de las personas y facilitar la obtención de mejores resultados en el continuum de salud, desde los hábitos saludables y la prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y cuidado en el hogar. Philips hace uso de su avanzada tecnología y de sus profundos conocimientos clínicos y del consumidor para ofrecer soluciones integradas. La compañía es líder en imagen diagnóstica, terapia guiada por imagen, monitorización e informática de la salud, así como en salud del consumidor y cuidado en el hogar. Con sede en Holanda, Philips ha registrado unas ventas de 17.400 millones de euros en 2016 y emplea a aproximadamente 71.000 empleados, con operaciones comerciales y servicios en más de 100 países. Todas las noticias sobre Philips se encuentran en www.philips.es/prensa

Más informaciónVer menos

Sobre Fundación Signo

La Fundación Signo es una entidad privada sin ánimo de lucro, creada en 1999 con la  finalidad de fomentar proyectos de gestión sanitaria y promover desde una óptica multidisciplinaria la cultura de la innovación y la eficiencia en los servicios sanitarios. La Fundación integra desde una visión multidisciplinar  a los diferentes profesionales que cooperan en la mejora de los servicios sanitarios y promueve la creación de herramientas para evaluar y mejorar la gestión sanitaria. http://www.fundacionsigno.com/

Más informaciónVer menos

Temas

Contactos

Catia

Cátia Sofia Fernandes

Communication Specialist Philips Iberia

Tel.: +34 672 631 808

Angeles Barrios

Angeles Barrios

Directora de Comunicación RRPP y RSC Philips Iberia

Tel.: +34 915 669 525

Material gráfico

Compartir en redes sociales