Centro de notícias

jun 12, 2019

Las UCI’s inteligentes se dirigen hacia la tecnología conectada y los sistemas de información integrados  

  • Philips ha organizado el simposio ‘Diseñando la UCI del futuro: arquitectura, tecnología, sistemas y uso inteligente de la información para una mejor asistencia del paciente’
  • Integrar la información de todos los dispositivos médicos e incluso no médicos es el camino hacia una medicina más efectiva, coinciden los doctores Ricard Ferrer y Josep M. Nicolás, ponentes en el simposio
  • El Hospital Vall d’Hebrón es pionero en la instalación de una solución de UCI inteligente que ha incrementado la seguridad del paciente y ha mejorado el flujo de trabajo

Palma de Mallorca, España –Philips, compañía líder en tecnología de la salud, ha promovido una sesión científica en torno al diseño de la UCI del futuro en el marco de la LIV edición del Congreso Nacional de SEMICUYC que se está celebrando en Palma.
 

Durante el simposio titulado “Diseñando la UCI del futuro: arquitectura, tecnología, sistemas y uso inteligente de la información para una mejor asistencia del paciente”, el doctor Ricard Ferrer, jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron; y el doctor Josep M. Nicolás, director de la UCI Médica del Hospital Clínic i Provincial de Barcelona, han debatido sobre cómo serán las UCI’s tanto desde el punto de vista estructural como de equipamiento, haciendo especial hincapié en la conectividad y el aporte de los sistemas de información, en el tratamiento y gestión de los pacientes.

Arquitectura, tecnologías y sistemas de información

Aunque la evidencia científica sobre la influencia del entorno en la recuperación del paciente crítico sea escasa, lo cierto es que existen estudios que asocian el deterioro del paciente a la falta del aporte de luz natural necesario para mantener el ciclo circadiano de los pacientes. La pérdida de la noción de día, noche, hora, etc, aliada al exceso de ruido en la UCI puede producir delirio. así ha comentado el doctor Josep M. Nicolás del Clinic de Barcelona:
En el hospital, se está trabajando para que el diseño del entorno de UCI mejore la experiencia y confort del paciente, a la vez que afinar sistemas que garanticen la seguridad clínica y prevengan de la transmisión de infecciones.

Josep M. Nicolás

director de la UCI Médica del Hospital Clínic i Provincial de Barcelona

El delirio, afecta a las capacidades mentales del paciente ya que produce un pensamiento confuso y una menor conciencia del entorno, ocurre en el 30% a 80% de todos los pacientes en UCI, lo que la convierte en la forma más común de disfunción cognitiva en la medicina de cuidados intensivos1.


El exceso de alarmas, que fueron creadas en un principio por cuestiones de seguridad del paciente, ha sido otro de los puntos en los que han incidido los expertos. El volumen sonoro y cuantitativo de las alarmas de los equipos de monitorización levanta cuestiones como la fatiga por alarmas. Por ello, la tendencia actual es recurrir a soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar la experiencia del paciente como la monitorización remota y la centralización de las alarmas en el área del control clínico.

Las UCIs del futuro deberían ser capaces de limitar el número de alarmas mediante el filtrado de aquellas que son innecesarias y llevarlas al punto donde el profesional se encuentra, idealmente alejado del paciente para no generarle molestia. También, esto evitaría la fatiga de alarmas en el profesional

Ricard Ferrer

jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron

En cuanto a sistemas y uso inteligente de la información, los especialistas coinciden en la necesidad de conectar personas, tecnología y datos para así avanzar hacia una medicina de precisión y, futuramente, de predicción. En este sentido, el Big Data es una fuente de conocimiento que permite analizar aspectos de diagnóstico y tratamiento del paciente crítico “que con observaciones diarias es imposible saber”, ha señalado el jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron.

 

“Esto nos lleva a la medicina de precisión o la capacidad de dar tratamientos muy precisos para pacientes y enfermedades muy concretas. Ya no sirve el mismo tratamiento y la misma dosis para todos, en la época actual debemos ser muy específicos en el tratamiento de cada patología”, ha apuntado el doctor Ferrer.


Sin embargo, la interoperabilidad de los sistemas sigue siendo un obstáculo que nos impide avanzar a mayor velocidad y, por en consecuencia, aún tenemos un largo camino a recorrer. Aun así, ha explicado el doctor Nicolás que “la UCI inteligente requerirá de una conectividad e interoperabilidad completa, no sólo de los dispositivos médicos sino también del entorno del paciente, con la recogida y análisis de datos en tiempo real, lo que nos permitirá avanzar hacia una medicina más predictiva”. Este es, en conclusión, el reto que los profesionales lanzan al sector tecnológico sanitario, trabajar para desarrollar sistemas que sean capaces de comunicarse entre sí para que juntos convirtamos los datos en valor y rompamos los silos en la atención sanitaria.

El ejemplo del Hospital Vall D’Hebrón 

Las unidades de cuidados intensivos evolucionan para ser cada vez más precisas e innovadoras, y de esta manera, ofrecer tratamientos específicos para cada paciente. En este terreno Philips y el Hospital Vall d’Hebrón han desarrollado conjuntamente la solución que convierte al servicio del centro sanitario catalán en una UCI inteligente.


Como ha explicado el jefe de servicio de Medicina Intensiva del hospital, “todos los dispositivos tienen conectividad a los sistemas de información, a la monitorización de cabecera, para poder llevar las alarmas cerca del profesional, y a un servidor de big data”. Este servidor alimenta el Smart Display que informa de la situación clínica de todos los pacientes de la unidad.


La UCI inteligente del Vall d’Hebrón, está equipada con la tecnología más avanzada de monitorización y diagnóstico centralizando en el Smart Display todos los datos generados. Desde la implantación del programa, pionero en España en una unidad de cuidados intensivos, se ha incrementado la seguridad del paciente y ha facilitado el flujo de trabajo entre los profesionales.


(1) Ouimet S. et al., Intensive Care Med, 2007, 33(1): 66-73

Sobre Royal Philips

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa líder en tecnologías de la salud, centrada en mejorar la vida de las personas y facilitar la obtención de mejores resultados en el continuum de salud, desde los hábitos saludables y la prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y cuidado en el hogar. Philips hace uso de su avanzada tecnología y de sus profundos conocimientos clínicos y del consumidor para ofrecer soluciones integradas. La compañía es líder en imagen diagnóstica, terapia guiada por imagen, monitorización e informática de la salud, así como en salud del consumidor y cuidado en el hogar. Con sede en Holanda, Philips ha registrado unas ventas de 18.100 millones de euros en 2018 y emplea a aproximadamente 77.000 empleados, con operaciones comerciales y servicios en más de 100 países. Todas las noticias sobre Philips se encuentran en www.philips.es/prensa

Más informaciónVer menos

Temas

Contactos

Catia

Cátia Sofia Fernandes

Brand & Communications Manager
Philips Ibérica

Tel.: +34 91 566 95 44

Material gráfico

Compartir en redes sociales