Centro de noticias | España

masthead blog Jan-Willem Scheijgrond
sep 15, 2021

Tres formas en que el sector privado puede ayudar a construir la salud

By Jan-Willem Scheijgrond
Global Head of Government and Public Affairs

Estimated reading time: 7-9 minutes

Ámsterdam, 23 de septiembre de 2021 - Mientras los gobiernos siguen luchando por responder al COVID-19, los fenómenos climáticos amenazan cada vez más la salud humana. Olas de calor que baten récords, incendios forestales, inundaciones, escasez de agua y aire contaminado afectan materialmente a la salud de las personas [1] y ponen a prueba los sistemas sanitarios mundiales, ya empantanados por la presión prolongada de la pandemia. E incluso antes de que llegara el COVID, los sistemas de salud estaban agobiados por el creciente desafío de las enfermedades no transmisibles, a menudo condiciones crónicas que son costosas de manejar. A medida que las necesidades siguen aumentando, también lo hacen los costes. Ahora es un buen momento para pensar en cómo hacer que nuestros sistemas sanitarios sean resistentes y financieramente sostenibles.
 
La COVID-19 ha desbloqueado un gasto sanitario masivo, pero el gasto en tiempos de crisis no equivale a una mejora de los sistemas sanitarios, ni hace que éstos sean más resistentes. ¿Cómo pueden nuestros sobrecargados sistemas sanitarios seguir haciendo frente a la creciente demanda y a futuras crisis?
 
Para los países que se encuentran en plena crisis, es comprensiblemente difícil enfrentarse a cuestiones como ésta. Pero no podemos esperar hasta el final de la pandemia: se acercan nuevos retos en el horizonte. Ahora es el momento de que los líderes paren un momento y piensen cómo garantizar que los sistemas sanitarios puedan seguir respondiendo ante el aumento de la demanda asistencial, que a veces se dispara.
 
En la Asamblea General de la ONU de este año, los líderes debatirán la recuperación tras el COVID-19. Estos debates deben centrarse en la creación de un sistema sanitario sostenible, tanto desde el punto de vista financiero como medioambiental.
 
La pandemia ha puesto de manifiesto enormes deficiencias en los sistemas sanitarios de todo el mundo y ha agravado las diferencias de calidad y servicio [2]. Como señaló el año pasado el doctor Matshidiso Moeti, Director Regional de la Organización Mundial de la Salud para África, "la pandemia de coronavirus ha demostrado una vez más la importancia de invertir en los sistemas sanitarios, mejorar el acceso equitativo a la atención y mejorar la preparación para prevenir y controlar los brotes" [3].
 
Un liderazgo sólido y un esfuerzo orquestado para reunir a todas las partes interesadas serán fundamentales para impulsar la toma de decisiones. De cara al futuro, creo que el sector privado deberá desempeñar un papel crucial en el esfuerzo colectivo necesario para construir sistemas sanitarios mundiales resistentes. A continuación se exponen tres estrategias de fomento de la resiliencia que, con la participación activa del sector privado, podrían contribuir a reforzar la capacidad de los sistemas de salud y lograr un impacto duradero:

 

  • Crear vehículos de inversión inteligentes que desbloqueen las inversiones públicas y privadas en la prestación de asistencia sanitaria donde más se necesitan: la atención primaria
  • Aumentar la eficiencia y la eficacia de los sistemas sanitarios mediante la transformación digital
  • Asociarse de nuevas formas que aprovechen la experiencia pública y privada
remote training

Desbloquear las inversiones en atención primaria

 

Ya sabemos que la atención primaria puede reforzar los sistemas sanitarios y, lo que es más importante, mejorar la salud de las personas. Según el Banco Mundial, la atención primaria puede gestionar el 90% de las demandas sanitarias [4], lo que la convierte en la forma más rentable de atender las necesidades sanitarias integrales cerca de los hogares y las comunidades [5].

 

Además, una atención primaria bien diseñada tiene el potencial de ayudar a aplanar la curva durante una crisis sanitaria como la de COVID-19. [6] Hay un amplio consenso en que la atención primaria es fundamental para lograr la cobertura sanitaria universal (CSU) y crear un sistema sanitario resiliente. Los países más cercanos a la consecución de la CSU han sido los más resistentes durante la crisis de COVID [7]. Por lo tanto, para construir sistemas sanitarios resistentes y sostenibles, debemos encontrar la forma de desbloquear las inversiones en atención primaria.

 

Sin embargo, la financiación es el mayor obstáculo para ampliar la atención primaria, especialmente en los países emergentes. Los modelos de financiación tradicionales -subvenciones y préstamos- son inadecuados, mientras que los préstamos comerciales son demasiado caros. Y sólo una parte de las inversiones de impacto social se destina a financiar la atención primaria debido a la aversión al riesgo de los inversores.

 

La cuestión es cómo crear vehículos de financiación que desbloqueen las inversiones a largo plazo en atención primaria y garanticen un rendimiento aceptable para los inversores. El reto es que la atención primaria es gratuita en la mayoría de los países emergentes, por lo que ¿cómo se pueden rentabilizar las inversiones cuando los pacientes no pagan nada?

 

Los sistemas de pago suelen estar a cargo de los gobiernos, que a menudo reembolsan a tasas demasiado bajas. La escasa rentabilidad, los elevados costes iniciales y la dependencia del apoyo gubernamental pueden hacer que los inversores consideren la atención primaria como algo de demasiado alto riesgo.

 

Tenemos que encontrar rendimientos adicionales y fiables para reducir el riesgo de los inversores. Si las inversiones obtuvieran el rendimiento de los fondos que sostienen el sistema -como los pagos de reembolsos o las primas de seguros- "completados" con ingresos alternativos, los modelos de negocio de la atención primaria podrían ser más viables y sostenibles.

 

Una visión innovadora de la financiación, denominada "doblemente combinada", que Philips ha desarrollado junto con Total Impact Capital, podría ayudar a desbloquear inversiones muy necesarias reforzando tanto el lado de la inversión como el de los ingresos (rendimientos) de las inversiones. Un enfoque de doble combinación implica el uso de la combinación de inversiones para amortiguar una inversión y reducir el riesgo en la fase inicial, así como la combinación de ingresos para minimizar el riesgo a largo plazo y aumentar la sostenibilidad del flujo de caja. Philips y Total Impact Capital se han asociado con la Health Finance Coalition para convertir esta visión en un vehículo de inversión inicial de doble combinación. La ambición es hacer que la asistencia sanitaria primaria de calidad sea asequible y accesible en toda África haciendo que se pueda invertir en ella.

Csuite and services

Mejorar los sistemas sanitarios mediante la transformación digital

 

Aunque el gasto sanitario global ha aumentado en respuesta a la COVID-19, el gasto en crisis no es sostenible. El diseño tradicional de la asistencia sanitaria, centrado en los hospitales, ya no está preparado para el futuro. La construcción de un sistema sanitario resiliente requerirá rediseñar el modelo de prestación de servicios para que las personas puedan acceder a la asistencia sanitaria de forma más eficiente, asequible y cercana. La transformación digital de la sanidad puede impulsar este rediseño y aumentar la capacidad de respuesta y la resistencia en general. De hecho, un sistema sanitario resistente será un sistema sanitario digital.

 

La adopción de la tecnología digital por parte de los profesionales de la salud, los pacientes y quienes buscan atención se ha acelerado radicalmente durante la pandemia. Los proveedores de atención sanitaria, en respuesta a la COVID-19, ampliaron rápidamente sus capacidades de atención virtual.

 

Las aplicaciones digitales de triaje ayudaron a los proveedores a priorizar la atención mientras mantenían a su personal y a los pacientes seguros. La telesalud y la monitorización remota de los pacientes pasaron de ser una novedad a una necesidad, permitiendo a los proveedores de atención y a los pacientes permanecer conectados en tiempos de distanciamiento físico.


Los innovadores de soluciones sanitarias, como Philips, pueden ayudar a liderar esta transformación. Un buen ejemplo es la forma en que Philips apoyó a la consulta de medicina general holandesa "Midsland" en la isla de Terschelling. Mediante una combinación de acceso a las tecnologías y el apoyo a distancia de los especialistas, estos médicos de cabecera pueden funcionar como un "hospital a distancia".

 

Si un paciente llega con una muñeca rota, el médico puede hacer una radiografía que inmediatamente puede compartir con un traumatólogo, radiólogo o médico de urgencias a distancia. De este modo, los pacientes no tienen que desplazarse para recibir atención de urgencia o para obtener imágenes médicas.

 

Las tecnologías digitales, el análisis de datos y el diseño centrado en el paciente ofrecen nuevas oportunidades para prestar atención de forma más eficiente y rentable, como la racionalización de los procesos administrativos y la superación de las barreras geográficas. La transformación digital tiene el potencial de reorganizar la prestación de servicios y conectar elementos dispares del actual sistema sanitario fragmentado.

 

Sin embargo, como ocurre con todas las infraestructuras públicas, las administraciones públicas deberán asumir un papel de liderazgo en el diseño de una arquitectura sanitaria digital preparada para el futuro. Es crucial que los gobiernos asuman ese papel de orquestación ahora, cuando los hospitales están invirtiendo en la digitalización, para evitar que los sistemas queden atrapados en bloqueos tecnológicos y creen silos de datos difíciles de desbloquear. Esto será esencial para hacer realidad la promesa de la digitalización a largo plazo.

Doctors in conversation

Aprovechar la experiencia pública y privada a través de asociaciones

 

La creación de sistemas sanitarios resistentes y sostenibles que sean digitales por diseño requerirá una cuidadosa reflexión, una estrategia y, sobre todo, una colaboración. Tanto si los sistemas sanitarios están centralizados o descentralizados, como si son públicos o privados, los gobiernos deben desempeñar un fuerte papel de orquestación entre las numerosas partes interesadas, para guiar esta transformación.

 

El sector privado puede ser un socio fundamental durante esta transformación. Pero para que los gobiernos se sientan cómodos con la participación del sector privado, es útil contar con el apoyo de un socio de confianza, como las Naciones Unidas, que facilite el diálogo con el sector privado.

 

Por otra parte, las grandes plataformas de asociación, como la Asociación para la Sostenibilidad y la Resiliencia de los Sistemas de Salud (PHSSR) del Foro Económico Mundial, también pueden ayudar a mediar la colaboración público-privada.

 

La PHSSR proporciona un marco para medir la resiliencia y la sostenibilidad de los sistemas sanitarios a nivel nacional y organiza el diálogo entre países para ayudar a diseñar sistemas sanitarios que sean capaces de prevenir, responder y recuperarse de crisis agudas y crónicas, minimizando su impacto en la salud y el bienestar social y económico.

 

Una tercera opción es conseguir el apoyo de una asociación especializada, como la Digital Connected Care Coalition (DCCC), una coalición diversa de más de 30 organizaciones privadas y públicas miembros. La DCCC pretende acelerar la transformación digital de la asistencia sanitaria en los países de ingresos bajos y medios aumentando el compromiso del sector privado.

 

Es esencial establecer ahora las asociaciones público-privadas adecuadas, especialmente en los ámbitos de la inversión y la digitalización de la prestación de servicios, en los que los avances tecnológicos son increíblemente rápidos.

 

Los gobiernos que asumen su papel de orquestadores de la creación de sistemas sanitarios resistentes y sostenibles también deben mostrar el liderazgo necesario para adoptar las alianzas en todos los ámbitos de la sanidad para garantizar que las transformaciones estén preparadas para el futuro.

Doctors in conversation

Construir hoy la futura resistencia del sistema sanitario

 

Desde los modelos de financiación innovadores hasta las soluciones tecnológicas sanitarias, el sector privado puede desempeñar un papel fundamental en el viaje de transformación de la sanidad digital mundial.

 

Pero nadie puede tener éxito por sí solo. Las colaboraciones entre el sector público y el privado permiten a los gobiernos aprovechar la inversión y la capacidad del sector privado para abordar en asociación los problemas de todo el sistema que ni el sector público ni el privado podrían abordar por sí solos.

 

Ante la probabilidad de que se produzcan amenazas aún mayores para la salud humana, esta es nuestra oportunidad de reflexionar, planificar y actuar. Aprovechemos la Asamblea General de la ONU como un momento en el tiempo, en medio de esta crisis, para compartir aprendizajes, cultivar las asociaciones innovadoras formadas durante la crisis y aprovechar nuestra fuerza y liderazgo colectivos para construir sistemas de salud más resistentes y sostenibles.

 

[1] Climate Change and Social Inequality | United Nations
[2] Well-designed Primary Health Care Can Help Flatten the Curve during Health Crises like COVID-19 (worldbank.org)
[3] Push for stronger health systems as Africa battles COVID-19 | WHO | Regional Office for Africa
[4] The missing link – the role of primary care in global health (nih.gov)
[5] https://www.who.int/docs/default-source/global-action-plan/accelerator2.pdf; PMAC | Prince Mahidol Award Conference (pmac2020.com)
[6] Well-designed Primary Health Care Can Help Flatten the Curve during Health Crises like COVID-19 (worldbank.org)
[7] Strengthening health systems resilience: key concepts and strategies (who.int)

Share on social media

Topics

Author

Jan-Willem Scheijgrond

Jan-Willem Scheijgrond

Global Head of Government and Public Affairs

Jan-Willem leads the global network of government and public affairs professionals at Philips. He heads up partnerships with international partners such as the United Nations and the World Health Organization.

Follow me on

Related news

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.