Construir sistemas sanitarios sólidos: tres funciones para las empresas privadas

07 de diciembre de 2021 – Tiempo estimado de lectura: 5-7 minutos

Building strong health systems

Photo: Amref Flying Doctors, Gregg Telussa

Según la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, hasta 3.500 millones de personas -la mitad de la población mundial- carecen de acceso a los servicios sanitarios que necesitan [1]. La actual pandemia no ha hecho más que intensificar esta situación, desbordando los sistemas sanitarios mundiales, exacerbando las desigualdades en materia de salud y forzando a las poblaciones vulnerables a una situación aún más precaria.

 

La pandemia también ha estancado el progreso hacia la consecución de la cobertura sanitaria universal (CSU) para 2030, el compromiso asumido por todos los Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015, y la respuesta a la COVID-19 ha dejado más claro que nunca, que la cobertura sanitaria dentro de los países, y entre ellos, es profundamente desigual.

 

Al entrar en el tercer año de la pandemia, no podemos permitir que se ralentice el progreso hacia la cobertura sanitaria universal. Aunque la pandemia ha desencadenado un enorme gasto sanitario, el gasto de la crisis no equivale a una mejora del sistema sanitario a largo plazo ni a una mayor resiliencia.

 

He aquí tres formas en las que el sector privado puede ayudar a reunir herramientas, financiación y experiencia como medios para fortalecer los sistemas de salud:

 

1. Acelerar la transformación digital de la sanidad para aumentar la conectividad e impulsar la innovación tecnológica.

2. Desarrollar soluciones de financiación y modelos de negocio sostenibles y escalables.

3. Aumentar la colaboración y la participación activa del sector privado dentro del ecosistema sanitario para lograr asociaciones más impactantes.

Lumify

Digitalización: transformar la asistencia sanitaria a través de la tecnología

La pandemia no sólo ha reavivado el llamamiento a construir sistemas sanitarios más sólidos y resistentes, sino que también ha acelerado la transformación digital de la asistencia sanitaria y la adopción generalizada de tecnologías digitales. Estas tecnologías innovadoras, sobre todo cuando se hacen más accesibles a las personas de comunidades desatendidas y remotas, pueden ayudar a afrontar los retos sanitarios mundiales, como el aumento de las enfermedades no transmisibles y la mortalidad materna e infantil.

 

En las zonas rurales de Brasil, por ejemplo, para obtener el diagnóstico y la atención adecuados para enfermedades como la diabetes y la hipertensión, a menudo es necesario viajar a un centro médico urbano, un viaje que no todo el mundo puede permitirse, sobre todo de forma continuada. Incluso en las ciudades, no siempre hay médicos con las especialidades adecuadas. En colaboración con SAS Brasil, una organización sin ánimo de lucro, Philips y la Fundación Philips están llevando a las zonas rurales estructuras de contenedores equipadas con tecnologías como ultrasonidos, electrocardiogramas y programas informáticos para el seguimiento de las mujeres embarazadas. Las estructuras de contenedores ofrecen una sala dental, una sala de procedimientos, un consultorio y una cabina de teleservicio con atención virtual disponible para 22 especialidades médicas.

Building strong health systems


En la República del Congo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el Gobierno de la República del Congo, en colaboración con Philips, están ejecutando el programa Eboteli para reforzar la salud materno-infantil. Como parte de la primera fase del programa, 19 instalaciones de nivel primario y hospitalario están siendo mejoradas y dotadas de modernas infraestructuras, energía, agua, equipos médicos, software y servicios. El programa está repercutiendo en la vida de 500.000 mujeres y niños, y la intención es ampliarlo a todo el país. Proyectos como éste son especialmente vitales, ya que el COVID-19 ha asestado un golpe desproporcionado a las mujeres y las niñas, especialmente a las que viven en países de ingresos bajos y medios [2].

 

Aprovechar las soluciones y la experiencia del sector privado puede ayudar a acelerar la transformación digital de la asistencia sanitaria y acelerar el progreso hacia la consecución de la cobertura sanitaria universal. Cuando se aborda de forma inclusiva para evitar una creciente brecha digital, la transformación digital puede mejorar la eficiencia y la eficacia del sistema sanitario en general, así como aumentar el tan necesario acceso a la atención sanitaria a través de tecnologías innovadoras, como los ultrasonidos portátiles, y mediante la virtualización de la atención. Medir nuestro impacto nos ayuda a asegurarnos de que estamos contribuyendo de forma cuantificable al esfuerzo global para garantizar que todas las personas, independientemente de quiénes sean o dónde vivan, tengan acceso a una atención sanitaria de calidad.

Offset comp

Soluciones de financiación: inversiones de impacto para ayudar a ampliar la atención primaria

Hay una necesidad urgente de invertir más y mejor en los sistemas de salud, basándose en la atención primaria, para garantizar que nadie se quede atrás. Las empresas pueden ayudar colaborando con instituciones financieras de desarrollo para ofrecer soluciones financieras que satisfagan las necesidades específicas de los proveedores de atención sanitaria. Las soluciones financieras pueden incluir capital de desarrollo para la viabilidad, financiación de pacientes para la escala inicial, préstamos digitales de fácil acceso y modelos de financiación basados en el rendimiento o el uso. Al contribuir a los fondos de impacto social a gran escala, las empresas pueden ayudar a aumentar las inversiones globales.

 

En reconocimiento al papel catalizador que puede desempeñar el sector privado en la movilización de la financiación de la atención primaria, Philips está trabajando con inversores, como Investment International (antes FMO) para desbloquear las inversiones en atención primaria para las comunidades desatendidas del África subsahariana, y asociándose con organizaciones como Total Impact Capital y Health Finance Coalition. Una iniciativa de financiación que ayuda a hacer más accesible la atención sanitaria primaria en toda África aplica un "enfoque de financiación doblemente combinada" que no sólo coordina la financiación en el lado de la inversión, sino que también se compromete con el ecosistema más amplio para fortalecer el lado de los ingresos de los proyectos.

Comm Life Center P4PC Kenya

La financiación de impacto ofrece nuevas oportunidades para proyectos que los socios bancarios tradicionales a menudo no pueden financiar (debido a los altos riesgos y los bajos rendimientos), pero que ofrecen un alto rendimiento social. La Fundación Philips, por ejemplo, ha creado un nuevo vehículo de inversión de impacto social que tiene como objetivo acelerar el desarrollo de oportunidades de acceso a la atención sanitaria potencialmente de alto impacto y reducir la desigualdad en la atención sanitaria mediante el fomento de empresas sociales en fase inicial a través de inversiones y apoyo adecuados a la fase.

Colaboración: asociaciones que ofrecen resultados significativos

La transformación digital de la sanidad requiere la colaboración entre diferentes sectores. Están surgiendo oportunidades para asociarse de nuevas formas que aprovechen la experiencia pública y privada. Por ejemplo, Philips y la Fundación Bill y Melinda Gates anunciaron recientemente un proyecto para desarrollar un conjunto de aplicaciones basadas en la inteligencia artificial (IA) para mejorar la calidad y la accesibilidad de la atención obstétrica en los países de ingresos bajos y medios. El proyecto pretende reducir significativamente el número de mujeres que mueren por causas evitables relacionadas con el embarazo y el parto, actualmente más de 800 mujeres cada día en todo el mundo [3], al tiempo que se reduce la mortalidad y morbilidad fetal.

Philips Lumify reacts midwife remote location

Una colaboración más larga es la que mantienen desde hace ocho años Amref Health Africa y Philips para transformar la prestación de asistencia sanitaria en toda África. El modelo de negocio de la Asociación para la Atención Primaria (desarrollado conjuntamente por Amref y Philips), representa el primer modelo de asociación público-privada escalable para la atención primaria en África. Resultados del proyecto piloto en el condado de Makueni: un 90% más de personas buscan atención en el momento y lugar adecuados y casi un 50% más de mujeres dan a luz en un centro. Estos resultados demuestran que se puede prestar una atención sanitaria de calidad de forma escalable y financieramente sostenible sin que los habitantes de las comunidades tengan dificultades económicas.

 

Cuando las empresas privadas, las organizaciones sin ánimo de lucro, los gobiernos y otros socios del ecosistema sanitario combinan su experiencia para fortalecer los sistemas de salud, pueden obtener resultados más impactantes. Una plataforma -la Digital Connected Care Coalition (DCCC)- tiene como objetivo reunir a las empresas privadas, las entidades públicas, las organizaciones no gubernamentales, los emprendedores sociales y las organizaciones de financiación para apoyar asociaciones más eficientes en todos los sectores. La DCCC se inició en 2019 para acelerar la transformación digital de la asistencia sanitaria en los países de ingresos bajos y medios para ayudar a lograr la cobertura sanitaria universal. Lo que distingue al DCCC es su enfoque orientado a la acción para impulsar el impacto sobre el terreno, utilizando su red y capacidades integradas para facilitar proyectos de salud digital en varios países.

 

Estas colaboraciones ayudan a sentar un precedente para una participación más activa de las empresas privadas en el fortalecimiento de los sistemas de salud y para fortalecer los vínculos entre los sectores público, privado y sin fines de lucro para ayudar a resolver los desafíos de la salud mundial.

A2C Comm Life Center P4PC Kenya

Invertir en atención sanitaria de calidad para todos

La cobertura sanitaria universal consiste en garantizar que las personas de todo el mundo puedan acceder a los servicios sanitarios de calidad que necesitan, cuando y donde los precisen, sin sufrir dificultades económicas. Pero no hay un camino fácil para lograrlo. Nuestra salud colectiva depende de que las dificultades temporales no se conviertan en tendencias permanentes. La promesa de la salud para todos debe formar parte de las estrategias de respuesta y recuperación de COVID-19 para que los sistemas sanitarios de todo el mundo puedan responder de forma equitativa y sostenible a las crecientes demandas y a las crisis futuras.

 

La construcción de sistemas sanitarios mundiales sólidos requerirá un enfoque de colaboración que implique a todas las partes interesadas del ecosistema. Significa redoblar los esfuerzos para acelerar la transformación digital como factor de mejora del acceso a la atención sanitaria y crear soluciones de financiación que puedan desbloquear las inversiones públicas y privadas. Es necesario un amplio compromiso para garantizar que los sistemas sanitarios de todo el mundo sean resistentes y capaces de satisfacer las necesidades de todos, ahora y en el futuro.

 

Referencias


[1] World Health Organization. https://www.who.int/healthinfo/universal_health_coverage/report/uhc_report_2019.pdf?ua=1

[2] United Nations Population Fund (UNFPA). https://www.unfpa.org/sites/default/files/resource-pdf/COVID-19_impact_brief_for_UNFPA_24_April_2020_1.pdf; US Global Leadership Coalition.  https://www.usglc.org/coronavirus/women-and-girls/

[3] World Health Organization. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/maternal-mortality

You are about to visit a Philips global content page

Continue

You are about to visit the Philips USA website.

Entendido

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.