masthead blog Ultrasound
dic 13, 2021

La ecografía está a la altura de los retos del diagnóstico por imagen del siglo XXI

By Jocelyne Mekontso
Product Management Lead for General Imaging Ultrasound at Philips and the ad-interim leader for the Category

Tiempo de lectura: 6-8 minutos

Ámsterdam, 13 de diciembre de 2021 – Desde la detección y el diagnóstico hasta la orientación y la evaluación del tratamiento, es imposible imaginar la atención sanitaria sin imágenes médicas. Lo que se habría percibido como milagroso hace un siglo, se da por sentado hoy: podemos mirar dentro de los vasos sanguíneos más pequeños, observar el cerebro en funcionamiento, observar el desarrollo fetal y viajar virtualmente a través del sistema digestivo. Podemos identificar tumores diminutos y visualizar imágenes de todo el cuerpo a la vez, o realizar cirugía guiada por imágenes sin incisiones importantes.

 

Los profesionales de radiología que aprecian el poder del diagnóstico por imagen para guiar las decisiones de atención médica, también saben dónde fallan las imágenes. En su adquisición, a menudo hay una gran brecha entre los operadores expertos que pueden conseguir imágenes nítidas de manera fiable, y aquellos que tienen problemas de coherencia. En la interpretación, los radiólogos pueden desbloquear todo tipo de información de un estudio de imágenes, pero todavía se realizan estudios que no son de diagnóstico, y las imágenes no son tan accesibles para los que no son radiólogos. Y en todo el mundo, muchos pacientes no tienen acceso a las imágenes que necesitan.

La innovación en ultrasonido cierra las brechas

 

En Philips sabemos que debemos cerrar estas brechas si queremos que el diagnóstico por imagen alcance todo su potencial. Al tratar de resolver los retos planteados por la estandarización de imágenes, la certeza diagnóstica y el acceso a los servicios de radiología, hemos encontrado respuesta en un lugar un tanto inesperado: la ecografía.

 

Esta técnica ha avanzado notablemente tras abordar sus debilidades tradicionales basadas en la dependencia de las habilidades del operador y en la calidad de imagen, y conserva sus ventajas de asequibilidad, portabilidad y ausencia de radiación ionizante.

Mayor consistencia independientemente del operador

 

El ecógrafo es históricamente uno de los dispositivos médicos más dependientes del operador. Un técnico experto y experimentado puede obtener imágenes considerablemente claras de un transductor, mientras que un usuario menos experimentado, podría no ser capaz de obtener imágenes válidas para un diagnóstico con el mejor equipo. Sin embargo, hoy los avances en inteligencia artificial (IA)*, la automatización y la colaboración en tiempo real, han contrarrestado este desafío tradicional, haciendo que la ecografía sea ahora más fácil de usar que nunca.

 

Después de un examen por ecografía, la IA puede verificar la calidad de las imágenes resultantes. Esta capacidad brinda a los técnicos una retroalimentación inmediata, lo que ayuda a promover la confianza en su técnica y contribuye a reducir la necesidad de repetir las pruebas.

 

Además, la IA permite mediciones automatizadas para una gran variedad de aplicaciones, incluyendo imágenes abdominales, cardíacas, mamarias y fetales. Por ejemplo, las imágenes en 3D se pueden combinar con tecnología avanzada para proporcionar mediciones de aneurismas aórticos abdominales independientemente del usuario. La eliminación de la variabilidad en esta importante medida es fundamental a la hora de controlar la progresión del aneurisma.

ePIQ

ePIQ
Los aneurismas aórticos abdominales (AAA) causan más de 175.000 muertes en todo el mundo cada año, con una tasa de mortalidad del 80% si se rompen [1]. El modelo AAA de Philips está diseñado para segmentar y cuantificar datos de ecografía 3D para su uso en la vigilancia de AAA nativos y post-reparación de aneurisma endovascular (EVAR).

La IA también brinda una eficiencia añadida a todos los aspectos del postprocesamiento, incluida la elección de las mejores imágenes para el diagnóstico, la anatomía codificada por colores y la tecnología de reconocimiento de voz.

 

La automatización se asocia con la IA para aumentar la consistencia de la ecografía independientemente del operador, al mismo tiempo que se reducen tareas repetitivas. La tecnología que optimiza automáticamente la ganancia y TGC asegura que se logren imágenes óptimas en 2D, 3D o 4D. Philips SmartExam reduce el tiempo de examen entre un 30% y un 50%, disminuye las pulsaciones de teclas hasta 300 por examen y da como resultado un mayor nivel de coherencia entre los usuarios. La tecnología Auto Doppler lleva el posicionamiento del cuadro de color y la colocación del volumen de muestra, que consumen mucho tiempo, de diez a tres pasos, y reduce la cantidad de pulsaciones repetitivas de botones en un promedio del 67,9 %.

 

Unas imágenes más consistentes pueden ayudar a los médicos a evaluar la gravedad de la enfermedad, planificar el tratamiento y comparar exámenes a lo largo del tiempo. Todos estos avances también pueden aumentar la satisfacción del personal al liberar tiempo para sus evaluaciones clínicas más desafiantes y permitir que los técnicos centren su experiencia y energía en el paciente.

Mayor certeza diagnóstica

 

En el pasado, la resolución de bajo contraste de los ecógrafos limitaba su uso. Si bien el coste y la conveniencia lo convirtieron en una primera modalidad común, a menudo se requerían imágenes usando otras modalidades para la certeza del diagnóstico.

 

El desarrollo de modos de imagen avanzados, que incluyen figuras armónicas, composición espacial y corrección de anomalías tisulares, reducen el número de equipos necesarios y mejoran la resolución del contraste, lo que permite que el ecógrafo brinde nuevos conocimientos en anatomías y aplicaciones.

 

Hoy en día, los sistemas de ecografía pueden cuantificar la cantidad de grasa en el hígado, ayudan a detectar el cáncer de mama que una mamografía puede pasar por alto en mujeres con mamas densas, brindan vistas fotorrealistas, cambian la fuente de iluminación para retroiluminar las estructuras anatómicas y obtienen imágenes del flujo sanguíneo en vasos pequeños para detectar cáncer o inflamación o para evaluar la perfusión, por citar sólo algunos ejemplos de sus aplicaciones.

LFQ
Estrechamente vinculado con la obesidad, el hígado graso no relacionado con el alcoholismo afecta a aproximadamente 1.000 millones de personas en todo el mundo. El conjunto de herramientas Liver Fat Quantification (LFQ) de Philips proporciona un método preciso y reproducible para medir la grasa del hígado.

Los avances también permiten a los operadores del sistema respaldar la certeza del diagnóstico al acceder al asesoramiento de expertos de forma remota. Gracias a Collaboration Live, los operadores de ecografía pueden conectarse con expertos de forma rápida y segura desde el mismo ecógrafo y recibir orientación y soporte a través de dispositivos Windows, Chrome, iOS o Android.

 

El futuro promete ampliar aún más las aplicaciones de la ecografía impulsado por:

 

  • Nuevos métodos para proporcionar una penetración excepcional a altas frecuencias, aumentando el número de pacientes que pueden ser diagnosticados con el apoyo de la ecografía.
  • Mayor resolución temporal y frecuencias de cuadro por segundo que están expandiendo el uso de la ecografía en las intervenciones.
  • Imágenes 3D que aportan valor a nuevas áreas de atención médica. Los cirujanos vasculares ahora pueden ver una imagen de ultrasonido que refleja la anatomía que ven en sus mentes, consolidando un lugar para la ecografía en la planificación y orientación de procedimientos que pueden tener futuras aplicaciones en otras áreas.

Mayor accesibilidad

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que dos tercios de la población mundial carecen de acceso a tecnología básica de imágenes médicas, lo que provoca retrasos evitables y, a veces, fatales en el diagnóstico y el tratamiento [2].

 

Para muchos el acceso es limitado, simplemente porque los sistemas de diagnóstico por imagen a menudo son costosos y estacionarios, y el transporte a los centros clínicos es inconveniente o limitado [3]. El veterano estadounidense que vive en una zona rural y el agricultor de subsistencia de un país en vías de desarrollo, se enfrentan el mismo problema: los sistemas de diagnóstico por imagen solo están en grandes hospitales a muchos kilómetros de sus hogares. La mayor contribución de la ecografía en el futuro puede encontrarse en la innovación que lleve el diagnóstico por imagen a nuevas ubicaciones.

 

Incluso dentro de un hospital puede ser difícil llevar pacientes muy enfermos al servicio de radiología. Durante la pandemia de Covid, los médicos están utilizando imágenes de ecografía para el diagnóstico en la habitación del paciente, evitando así su traslado a radiología. De hecho, los transductores inalámbricos permiten dejar el sistema fuera de la habitación, lo que reduce las posibilidades de contaminación cruzada. Es probable que el uso de la ecografía como modalidad de diagnóstico por imagen junto a la cama se mantenga cuando termine la pandemia.

 

La ecografía también está apareciendo con más frecuencia fuera del hospital, en los consultorios médicos. En el futuro, a medida que aumente la facilidad de uso, los médicos de atención primaria podrán utilizar un transductor de aplicaciones múltiples al igual que usan un manguito de presión arterial y realizar un estudio de imagen rápido para determinar si un paciente debe ser derivado a un especialista.

 

Las nuevas herramientas de colaboración cierran la brecha entre los operadores y la experiencia para que la ecografía se pueda usar en ubicaciones remotas y para poblaciones desatendidas. Collaboration Live utiliza tecnología de telemedicina para brindarles a los operadores de sistemas acceso seguro y bajo demanda a médicos y técnicos expertos para orientación en tiempo real y apoyo en la toma de decisiones.

 

En algunos lugares, el coste de los sistemas es una barrera para su uso generalizado. El desarrollo de equipos más simples, en los que el acceso a un potente procesamiento está disponible a través de la nube, pueden permitir que los sistemas de salud y los gobiernos coloquen ecógrafos en una mayor cantidad de ubicaciones. Hoy en día, un transductor emparejado con un dispositivo móvil puede convertir un teléfono inteligente en un sistema de ecografía, combinando llamadas audiovisuales bidireccionales con transmisión de ultrasonido en vivo.

 

Cuando consideramos las posibilidades de la ecografía, reforzamos nuestra determinación de superar los límites de lo que puede hacer esta extraordinaria tecnología. Teniendo en cuenta el gran número de colaboradores clínicos dedicados y talentosos de todo el mundo que se unen a nosotros en este esfuerzo, sabemos que, independientemente de lo lejos que haya llegado la ecografía, todavía hay nuevos milagros ante nosotros.

 

*De acuerdo con la definición de IA de Grupo de Expertos de Alto Nivel de la UE.

Referencias: 


1. Howard DP, Banerjee A, Fairhead JF, et al. Age-specific incidence, risk factors and outcome of acute abdominal aortic aneurysms in a defined population. British Journal of Surgery. 2015;102(8):907-915. doi:10.1002/bjs.9838. www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4687424

2. Morris, M.A., Saboury, B. (2019). Access to Imaging Technology in Global Health. In: Radiology in Global Health, 15-33. https://link.springer.com/chapter/10.1007/978-3-319-98485-8_3 

3. Loria, Keith. Accessible Care: Challenges and Opportunities Related to Radiology Services in Rural Areas. Radiology Today. Vol. 20 No. 12 p .22. https://www.radiologytoday.net/archive/rt1219p22.shtml 

Share on social media

Topics

Author

Jocelyne Mekontso

Jocelyne Mekontso

Líder de gestión de productos para ultrasonido de imágenes generales en Philips y líder interina para la Categoría

Royal Philips

Jocelyne tiene más de 17 años de experiencia trabajando en el cuidado de la salud, en diferentes localizaciones como Estados Unidos, Corea, Ghana y Francia, liderando el desarrollo global de productos, gestión de cartera y pérdidas y ganancias, la estrategia de comercialización, ventas indirectas, gestión de programas e I + D.

 

A lo largo de su carrera, Jocelyne desempeñó funciones de gestión de programas y productos en diferentes secciones, como mamografía, ultrasonido por imágenes generales, cardiología diagnóstica y servicios globales.

 

Jocelyne tiene una Licenciatura en Biología y Química de la Universidad Pierre y Marie Curie, una Maestría en Ingeniería de Tecnología de la Información de la Salud de Polytech Grenoble. También se graduó en el programa de liderazgo acelerado (XLP) de GE. Habla inglés y francés con fluidez y domina el coreano y el español.

Más informaciónLeer menos
Follow me on

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Related news

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.