10 tendencias de la tecnología sanitaria para 2022

20 de enero de 2022 – Tiempo estimado de lectura: 10 – 12 minutos

Al entrar en el tercer año de la pandemia, los profesionales sanitarios de todo el mundo siguen enfrentándose a una carga de trabajo incesante y a una grave escasez de personal. Con el tiempo, el aumento continuado de las enfermedades crónicas, el incremento de los costes sanitarios, el aumento de las desigualdades y el cambio climático no harán más que aumentar la presión si no nos replanteamos urgentemente cómo y dónde se presta la asistencia. Mientras tanto, las expectativas de los pacientes y los consumidores respecto a la asistencia sanitaria están cambiando. Los sistemas sanitarios del futuro tendrán que prestar una atención más accesible, escalable y equitativa, al tiempo que contribuyan a preservar la salud del planeta. Estas diez tendencias de la tecnología sanitaria muestran cómo la innovación digital y sostenible puede ayudarnos a conseguirlo.

healthcare technology trends

1. Liberar la atención del paciente automatizando las tareas rutinarias con IA.

Una de las fuentes principales de estrés y agotamiento en la sanidad es que los profesionales altamente capacitados dedican una cantidad de tiempo excesiva a tareas rutinarias que alejan su atención del paciente. Por ejemplo, en los departamentos de radiología, el personal de imagen afirma que casi el 25% de su trabajo es ineficiente y podría automatizarse [1].


Con el aumento de la IA en la atención sanitaria, ahora disponemos de las herramientas para automatizar estas tareas y aliviar la carga de los técnicos de imagen y liberar su atención para el cuidado del paciente. Especialmente en modalidades de imagen complejas como la TC y la RM, la tecnología basada en la IA puede facilitar a los técnicos la planificación y ejecución de exámenes rutinarios, ayudándoles a obtener imágenes a la primera con mayor confianza y precisión.

 

Del mismo modo, veremos un mayor uso de la automatización basada en la IA en la terapia guiada por imágenes, en la que los médicos realizan procedimientos mínimamente invasivos en pacientes con enfermedades cardíacas u otras afecciones. En la actualidad, los intervencionistas pueden pasar hasta dos horas informando sobre los casos después de un día completo de tratamiento de pacientes. La IA podría ayudar a aliviar esta carga de trabajo registrando automáticamente los distintos pasos del procedimiento, lo que permitiría a los médicos dedicar todos sus esfuerzos a la atención del paciente. 

AI based workflow support

2. Mejorar el acceso a la asistencia mediante la colaboración virtual entre proveedores.

El uso de la atención virtual se ha disparado en el último año, y hasta el 64% de los líderes sanitarios mundiales afirman que están invirtiendo mucho en ella. Pero si bien se considera que esta tendencia de la tecnología sanitaria afecta a la relación entre el paciente y el proveedor, el aumento de la colaboración virtual entre los propios proveedores ofrece oportunidades igualmente prometedoras.

 

La aceleración de la adopción de las tele-UCI en los cuidados intensivos es un buen ejemplo. Dirigida por un equipo de intensivistas es una instalación central de monitorización que actúa de forma similar a un centro de control de tráfico aéreo, una tele-UCI puede ampliar los recursos de cuidados críticos a la cabecera del paciente, sin importar dónde se encuentre el hospital. Con la captura de datos en tiempo crítico, estos intensivistas pueden ser responsables de entre 50 y 1.500 camas de UCI remotas a la vez, e intervenir rápidamente si las tendencias de los datos revelan signos tempranos de deterioro del paciente.

 

Otro ejemplo son las innovaciones en el campo de la imagen médica, como el Centro de Mando de Operaciones Radiológicas, que permiten a los tecnólogos expertos en imagen formar, guiar y ayudar a distancia a colegas menos experimentados o especializados en ubicaciones satélite. De este modo, se puede ofrecer apoyo en tiempo real, lo que permite que la experiencia de los especialistas esté presente en todos los centros para garantizar una calidad de imagen uniforme, al tiempo que se mejora el acceso a la asistencia.

 

Del mismo modo, en el ámbito de la ecografía, mediante una plataforma de colaboración en vivo, los ecografistas experimentados pueden ayudar a distancia a sus compañeros locales en los exámenes, mientras que éstos pueden utilizar la misma plataforma para discutir con ellos el estado de los pacientes. Los intervencionistas, que realizan procedimientos mínimamente invasivos guiados por imágenes, también han empezado a explorar el uso de plataformas de colaboración virtual para proporcionar orientación y formación a distancia entre pares.

 

En definitiva, el poder de la colaboración virtual es triple: puede hacer más accesible la atención especializada, puede hacerla más asequible y puede mejorar la consistencia en la calidad de la atención y reducir los riesgos de seguridad en tiempos de COVID-19. Tres grandes razones por las que se espera que esta tendencia tecnológica sanitaria crezca significativamente en los próximos años. 

Virtual collaboration

3. Conectar el hospital con el hogar mediante la atención virtual.

Los pacientes y los consumidores seguirán desempeñando un papel cada vez más activo en su trayectoria sanitaria. Desde los dispositivos portátiles y las aplicaciones de seguimiento de la salud hasta el asesoramiento previo a la cirugía y los resultados comunicados por los pacientes, las innovaciones tecnológicas en materia de salud están permitiendo a las personas relacionarse mejor con los proveedores, acceder a una mayor atención en general y obtener los recursos que necesitan para mantenerse informados al tiempo que adoptan medidas sanitarias más preventivas.

 

Al mismo tiempo, los proveedores de atención sanitaria están recurriendo cada vez más a la monitorización remota de los pacientes y a las visitas virtuales para maximizar el acceso a la atención, reforzar las conexiones con las poblaciones de riesgo, minimizar el peligro de transmisión de COVID-19, ofrecer experiencias más cómodas y reducir la presión sobre los escasos recursos hospitalarios. Esto ha dado un nuevo y urgente impulso a la implantación de soluciones sanitarias digitales a gran escala, con la previsión de que el mercado de la telesalud crezca en más de dos tercios sólo en Estados Unidos este año.

 

Pero, aunque esta tendencia de la tecnología sanitaria es sin duda un paso positivo hacia el sueño de la atención "en cualquier momento y en cualquier lugar", aún queda mucho camino por recorrer. Según el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mitad del mundo sigue sin tener acceso a una asistencia de calidad y, si no se toman medidas drásticas, la OMS calcula que 5.000 millones de personas no podrán acceder a la asistencia sanitaria en 2030. Por eso es fundamental que las organizaciones sanitarias líderes en el mundo sigan siendo pioneras en tecnologías sanitarias digitales que acerquen la atención a los pacientes y se asocien con los proveedores locales para seguir mejorando el acceso a una atención sanitaria de calidad para todos, vivan donde vivan.

Virtual care and remote patient monitoring

4. Ofrecer más servicios en centros más cercanos a los pacientes.

Junto con la conexión de la atención a los pacientes en sus hogares, otra tendencia de la tecnología sanitaria que permite un acceso más equitativo a la atención es el paso de una atención centrada en el hospital a una atención prestada a nivel local. Cada vez más, los pacientes que tradicionalmente han tenido que recorrer largas distancias para recibir atención sanitaria de vanguardia o especializada pueden acceder a estas tecnologías a través de centros sanitarios más pequeños (y a veces incluso móviles).

 

Los entornos extrahospitalarios, como los centros de diagnóstico locales, los puestos de atención virtual e incluso las estructuras de contenedores equipados con tecnología, pueden ofrecer una asistencia sanitaria más cercana al hogar, especialmente vital para las personas que viven en comunidades rurales y desatendidas. Los centros de atención primaria y las clínicas locales, mediante una combinación de apoyo de especialistas virtuales y tecnologías como la ecografía y la radiografía, pueden funcionar ahora como hospitales remotos, prestando servicios como exámenes de ecografía a mujeres embarazadas. O, si un paciente llega con una muñeca rota, un médico local puede hacer una radiografía y compartirla inmediatamente con un traumatólogo, radiólogo o médico de urgencias a distancia para una consulta remota, en lugar de que el paciente tenga que hacer un largo viaje a un hospital de la gran ciudad.

 

Ciertos tipos de tratamiento especializado también se han vuelto más rutinarios, lo que ha dado lugar a la creciente tendencia de laboratorios y centros de cirugía ambulatoria que ofrecen a los pacientes acceso a procedimientos mínimamente invasivos que pueden salvarles la vida, más cerca de sus casas.

 

La prestación de más servicios sanitarios basados en la tecnología en centros locales es una tendencia de la tecnología sanitaria con el potencial de transformar radicalmente la prestación de cuidados y aumentar aún más el acceso de los pacientes, por no mencionar la reducción de las emisiones relacionadas con los viajes. Por ejemplo, en un futuro próximo, podemos imaginar que las enfermeras realicen de forma rutinaria exámenes de ultrasonido en centros comerciales o comunitarios, utilizando un dispositivo portátil de mano con el apoyo de un ecografista experto a distancia y algoritmos de IA que puedan extraer información básica de la exploración.

Facilities closer to patients

5. Integrar los datos para permitir la colaboración clínica y la atención centrada en el paciente

Más que nunca, los equipos asistenciales multidisciplinares se esfuerzan por conectar y hacer un seguimiento de toda la información relevante relativa a sus pacientes, desde una variedad de informes de subespecialidades hasta información sobre el estado actual de los pacientes, datos demográficos y el historial de salud. Decidir la terapia adecuada es igualmente complejo, especialmente en áreas como la oncología, donde los médicos y los pacientes pueden enfrentarse a un número desconcertante de opciones.

 

El diagnóstico integrado es un campo que evoluciona rápidamente y en el que las organizaciones cuentan con sistemas inteligentes y conectados que les proporcionan información completa y procesable sobre sus pacientes mediante la unión de imágenes, monitorización, laboratorio, genómica y datos longitudinales. Los tableros tumorales multidisciplinares son un gran ejemplo de esta tendencia tecnológica sanitaria. Con las soluciones de diagnóstico integradas, los equipos asistenciales pueden ahora ofrecer una atención oncológica completa y centrada en el paciente, uniendo los datos de los pacientes procedentes de fuentes dispares en tableros de control, facilitando así la colaboración en el diagnóstico, el tratamiento y las decisiones de seguimiento.

 

Pero esto no significa que la toma de decisiones en oncología vaya a estar totalmente automatizada en el futuro. De hecho, el objetivo de esta tendencia tecnológica no es tanto sustituir a los humanos por la automatización, sino apoyar a los equipos asistenciales con orientaciones pertinentes y basadas en la evidencia para informar la toma de decisiones compartida con el paciente, asegurando que tome las decisiones que le permitan disfrutar de la mejor calidad de vida posible, cerca de sus seres queridos, durante el mayor tiempo posible.

 

Vemos que se está adoptando el mismo enfoque en cardiología, donde las soluciones de diagnóstico integradas, mejoradas por algoritmos inteligentes y análisis predictivos, están ayudando a los equipos de atención cardiológica a tomar decisiones clínicas más rápidas al proporcionar información relevante y procesable que ayuda a optimizar la atención del paciente.

Clinical collaboration

6. Utilizar el análisis predictivo para gestionar de forma proactiva las transiciones asistenciales.

Para los responsables de los hospitales que se enfrentan a aumentos inesperados de la demanda de pacientes, la capacidad de anticiparse y adaptarse a circunstancias que cambian rápidamente se ha vuelto más esencial que nunca. ¿Y si pudiéramos predecir en tiempo real los posibles cuellos de botella en el flujo de pacientes y prevenirlos antes de que se produzcan?

 

Los proveedores de servicios sanitarios comparten cada vez más datos en tiempo real para visualizar la capacidad no aprovechada, facilitar de forma proactiva las transiciones de la atención de un entorno a otro y prever y preparar la demanda futura. Gracias al poder de la IA y el análisis predictivo, ahora podemos extraer información relevante sobre el flujo de pacientes y las necesidades de atención de los mismos a partir de grandes cantidades de datos hospitalarios históricos y en tiempo real, para predecir las necesidades de capacidad en las próximas 24 a 48 horas. Tras la validación inicial, los algoritmos resultantes pueden actualizarse periódicamente para tener en cuenta las tendencias y circunstancias recientes, lo que ofrece a los equipos clínicos y operativos la información procesable en tiempo real que necesitan para tomar decisiones oportunas y eficaces.

 

Al incorporar estas prácticas basadas en datos a la gestión diaria del flujo de pacientes, los sistemas sanitarios podrán aprovechar al máximo sus valiosos recursos y gestionar las transiciones de la atención con mayor eficacia a lo largo de todo el recorrido del paciente, desde el ingreso en el hospital hasta el alta y el regreso al hogar, garantizando que el paciente reciba la atención adecuada en el lugar correcto y en el momento adecuado.

Predicting patient flow

7. Aumentar la flexibilidad y la circularidad mediante modelos de negocio de servicios

Con los sistemas sanitarios sometidos a más presión que nunca para responder rápidamente a las circunstancias cambiantes, adoptar formas de trabajo más flexibles, capturar más datos en todas sus operaciones y mantener un nivel de servicio consistente -sin quemar sus presupuestos-, ahora hay una necesidad urgente de modelos más eficientes de prestación de atención.

 

Por ello, las organizaciones sanitarias están implantando cada vez más modelos de negocio "como servicio". Por ejemplo, muchas están recurriendo al SaaS (Software as a Service), mediante el cual los sistemas basados en la nube dan a los médicos, al personal e incluso a los pacientes la oportunidad de acceder a los datos de forma remota, compartir información crítica en tiempo real y colaborar más eficazmente, para una mejor coordinación de la atención. Una de las grandes ventajas de esta tendencia tecnológica en el sector sanitario es que los modelos SaaS suelen requerir una inversión inicial menor y ofrecen a las organizaciones la flexibilidad financiera de "pagar a medida que avanzan", lo que se traduce en unos costes más predecibles.

 

Otro beneficio clave de los modelos SaaS es su eficiencia energética general, una gran ventaja en un momento en el que necesitamos encontrar formas más responsables de utilizar la energía y los materiales. Cuando las empresas se trasladan a la nube, la utilización media de sus servidores puede acercarse al 65%, en comparación con el 15 % de los locales. Y mientras el PUE (Power Usage Effectiveness) del centro de datos medio es de 1,7, la media del sector de la nube es de sólo 1,2. En resumen, esto significa que se necesitan menos servidores y que los que se utilizan consumen menos energía. Este es sólo un ejemplo de cómo los modelos circulares y orientados a los servicios pueden reducir los residuos y las emisiones de carbono. 

As a service

8. Descarbonizar la sanidad mediante la eficiencia energética y las energías renovables.

El sector sanitario es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero, ya que representa más del 4% de las emisiones mundiales de CO₂ [2]. Los líderes sanitarios de todo el mundo reconocen las implicaciones del cambio climático para la salud, y la responsabilidad del sector de tomar medidas. De hecho, por eso cada vez son más los sistemas sanitarios que aplican criterios de contratación ecológica a la hora de adquirir nuevos equipos médicos.

 

Entonces, ¿cómo podemos descarbonizar la sanidad de acuerdo con un escenario de calentamiento global de 1,5 °C? Afortunadamente, hay muchas opciones sobre la mesa. Por ejemplo, cambiar a modelos de negocio circulares ‘como servicio’, como la monitorización empresarial como servicio. Pero el mayor margen de mejora se encuentra en la transición a las energías renovables, así como en la mejora de la eficiencia energética durante la vida útil de los dispositivos y sistemas utilizados en la asistencia sanitaria. El consumo de electricidad durante su uso representa la gran mayoría del impacto medioambiental total de estos productos. A nivel global, es principalmente el efecto combinado de las energías renovables y la eficiencia energética lo que impulsará la descarbonización.

 

Pero sólo podremos hacer realidad ese ahorro energético potencial -y crear así una industria sanitaria sostenible y más resistente- mediante una acción conjunta a nivel de país, sector y tecnología. Es hora, pues, de unir fuerzas, eliminar los obstáculos y ampliar los aprendizajes.

Energy efficiency

9. Ayudar a los consumidores sanitarios a tomar decisiones sostenibles mediante el etiquetado ecológico.

No sólo los proveedores de servicios sanitarios quieren hacer elecciones sostenibles al comprar tecnología sanitaria, sino también el creciente número de consumidores que se preocupan por su propia salud y la de nuestro planeta. Y, sin embargo, en el mundo del comercio electrónico, en rápida expansión, no es raro que los consumidores -incluidos los que compran dispositivos sanitarios personales- compren el mismo producto en dos o tres formatos para probarlos en casa. Según Pitney Bowes, el 51% de los compradores compran conscientemente de más en Internet, sabiendo que devolverán los artículos que no quieran. Pero cuando se trata de devoluciones, con demasiada frecuencia, en algún punto de la cadena, "compensa" destruir el producto y evitar los costes de transporte, almacenamiento, reetiquetado, etc., en lugar de volver al origen.

 

Entonces, ¿qué podemos hacer para conciliar estas dos evoluciones, aparentemente contradictorias? Una respuesta: destacar los beneficios medioambientales de "repensar las devoluciones" mediante un pedido mejor informado. En Europa, cada vez son más las marcas que se adhieren al Compromiso de Consumo Verde de la UE para concienciar sobre la huella medioambiental de los productos. Una forma de hacerlo es mediante la adopción de un etiquetado ecológico que comunique, por ejemplo, cómo están reduciendo el uso de recursos, materiales y envases.

 

Con la creciente atención a la salud, tanto personal como planetaria, las opciones sostenibles ofrecen a las marcas la oportunidad de comprometerse -más que nunca- con los consumidores deseosos de emprender acciones positivas para dejar un planeta más sano a las generaciones futuras.

Ecolabelling

10. Convertir las innovaciones y los compromisos en resultados medibles.

En última instancia, el éxito de cada una de estas tendencias tecnológicas sanitarias y compromisos de sostenibilidad dependerá de si se traducen en resultados medibles.

 

La capacidad de medir e informar sobre los resultados con detalle es fundamental para demostrar el valor de los servicios sanitarios, ayuda a los proveedores a comparar las opciones de tratamiento y revela las oportunidades de mejorar o incluso redefinir la atención. Es fundamental que el suministro de datos detallados sobre los resultados se convierta cada vez más en un requisito para desbloquear las vías de reembolso, a medida que el sector sanitario se aleja de los modelos de pago por servicio y se acerca a la atención basada en el valor.

 

A medida que aumenta la presión para que las empresas sanitarias intensifiquen sus acciones para salvaguardar la salud de las personas y del planeta, aumenta la demanda de resultados probados. Por ello, las organizaciones sanitarias dedican más recursos a medir no solo los resultados clínicos, sino también los relacionados con el impacto social y la sostenibilidad medioambiental, como la prueba de neutralidad de carbono o el uso de fuentes de energía renovables.

 

Al final, las soluciones que ofrezcan resultados cuantificables para las personas y el planeta serán las que triunfen.

Further reading on healthcare technology trends

 

Referencias
[1] El personal de radiología en el punto de mira (2019). https://www.philips.com/c-dam/b2bhc/master/Specialties/radiology/radiology-staff-in-focus/radiology-staff-in-focus.pdf

[2] Atención sanitaria sin daños (2019). La huella climática de la sanidad: Cómo contribuye el sector sanitario a la crisis climática mundial y oportunidades de actuación (p.22). https://noharm-global.org/documents/health-care-climate-footprint-report

You are about to visit a Philips global content page

Continue

You are about to visit the Philips USA website.

Entendido

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.