Centro de noticias | España

Radiology workflow
nov 24, 2020

Siete innovaciones en el flujo de trabajo de radiología que están mejorando la eficiencia y la calidad de la atención sanitaria

By Kees Wesdorp
Chief Business Leader Precision Diagnosis

Estimated reading time: 10-12 minutes

A medida que ha aumentado drásticamente la demanda de imágenes médicas en las últimas décadas, el flujo de trabajo de radiología se ha vuelto cada vez más complejo. Con la pandemia de COVID-19 aumentando la presión sobre los servicios de radiología, estos están adoptando formas nuevas e innovadoras de trabajar que les ayudan a mejorar la eficiencia operativa, la experiencia del paciente y del personal y, en última instancia, los resultados.

 

Podría decirse que el mayor desafío para optimizar el flujo de trabajo de radiología es que, en realidad, es una red compleja de flujos de trabajo separados. Ya sea que se trate de lograr que un paciente se presente a tiempo para un examen, capturar las imágenes reales o proporcionar la información clínica correcta en manos del médico remitente, cada paso del proceso de diagnóstico por imagen es susceptible de sufrir retrasos, variabilidad en los resultados y brechas en comunicación, todo lo cual causa el malgasto de recursos y puede tener un impacto negativo en la atención al paciente.

Systems view

Administrar un sistema tan complejo y dinámico puede ser una tarea abrumadora. Requiere una visión clara del panorama general, así como una comprensión profunda de los desafíos diarios de todas las partes involucradas. Las ineficiencias operativas y las desconexiones pesan mucho sobre los médicos y el personal, que quieren lo mejor para los pacientes, pero a menudo se encuentran luchando por obtener información y perdiendo un tiempo precioso.

 

El COVID-19 ciertamente no ha facilitado las cosas. En algunos procedimientos de imagen como la resonancia magnética y la mamografía, que disminuyeron entre un 74 y un 93 por ciento a raíz de la pandemia [1], algunos centros de imágenes se enfrentan ahora a importantes retrasos, y todo ello mientras que el contacto cara a cara sigue estando restringido y las normas de seguridad aumentan el estrés del personal y la ansiedad del paciente. Pero si hay un lado positivo, tiene que ver con cómo los servicios de radiología se han adaptado al encontrar nuevas formas de conectar personas, datos y tecnología.

 

Permítanme compartir siete ejemplos que muestran cómo la digitalización, la virtualización y la integración pueden ayudar a crear un flujo de trabajo de radiología sin interrupciones y centrado en el paciente para mejorar la eficiencia y la calidad de la atención.

1. El compromiso digital mantiene al paciente seguro y ayuda a evitar que no se presente

Las citas de pacientes pérdidas son un problema constante para los departamentos de radiología, con tasas de no presentación de hasta el 7% para algunas modalidades [2]. La ausencia de pacientes interrumpe el flujo de trabajo, deja al personal y al equipo subutilizados y puede costarle al centro de diagnóstico por imagen pérdidas financieras de hasta 1 millón de dólares [3]. Los propios pacientes también pueden sufrir las consecuencias, ya que los retrasos en el diagnóstico y el tratamiento pueden provocar daños irreversibles. Es un problema que ha cobrado mayor relevancia a raíz de la pandemia de COVID-19 y los hospitales buscan formas de aliviar la ansiedad de los pacientes y traerlos de regreso a sus citas de radiología de manera segura.

 

Para Boston Medical Center (BMC) y Yale New Haven Health (YNHH), contactar digitalmente con los pacientes antes y después de sus citas ayuda a involucrarlos en su atención. Los mensajes de texto personalizados recuerdan a los pacientes sus próximas pruebas y los hacen sentir cómodos al compartir enlaces a protocolos de seguridad y otra información útil. Los pacientes también se someten a un examen digital de COVID-19, lo que permite al personal identificar qué pacientes están sanos y dispuestos a recibir atención y, al mismo tiempo, minimiza el riesgo para el personal y los pacientes.

 

Una vez que los pacientes llegan a su cita, pueden registrarse por mensaje de texto. Ya no necesitan reunirse físicamente en una sala de espera; ahora pueden esperar en la comodidad de su automóvil. El personal recibe una alerta a través del sistema de registro médico electrónico de que el paciente ha llegado. Una vez que están listos para atenderlo, se envía un nuevo mensaje de texto al paciente, invitándolo a entrar. La creación de una sala de espera virtual con registro sin contacto ya ha ahorrado al personal de primera línea en BMC y YNHH un total de 4.918 llamadas telefónicas[i] y brinda tranquilidad a los pacientes que, de otra manera, podrían dudar en acudir.

Patient engagement

Las comunicaciones basadas en texto también son una herramienta poderosa para ayudar a los pacientes y al personal a prepararse para las pruebas diagnósticas. Por ejemplo, utilizando la misma plataforma digital de gestión de pacientes, aquellos que se someten a una tomografía computarizada pueden recibir instrucciones sobre qué no comer y beber antes del examen. También pueden examinarse para detectar reacciones alérgicas al medio de contraste, lo que alerta al equipo de atención sobre la posible necesidad de pre medicación. De manera similar, a los pacientes programados para una resonancia magnética se les puede preguntar si tienen implantes de metal, lo que ayuda al personal a preparar el protocolo correcto para una calidad de imagen óptima.

 

Esta estrategia muestra cómo el compromiso digital no solo puede reducir la barrera para que los pacientes ingresen al hospital, sino que también puede preparar al personal para el éxito en la siguiente fase del proceso: la adquisición de las imágenes.

2. La automatización del flujo de trabajo ayuda al personal a obtener imágenes correctas a la primera

Los técnicos de los servicios de radiología se enfrentan al reto diario de lograr exploraciones correctas de la mejor calidad posible a la primera. Pero las variaciones en los niveles de capacitación y experiencia del personal de cada centro pueden afectar los resultados. Los pacientes a menudo también están ansiosos, lo que aumenta la presión sobre los técnicos para que realicen el examen de manera efectiva porque un paciente inquieto puede significar que se deba repetir la prueba. Sin embargo, el personal a menudo tiene poco tiempo para interactuar con los pacientes, porque su carga de trabajo puede ser incesante [4].

 

Cuando encuestamos a los técnicos de radiología qué les ayudaría más, dijeron que el 23% de su trabajo es ineficiente y podría automatizarse. Tomando esas necesidades en serio, hemos desarrollado herramientas de flujo de trabajo inteligentes que les ayudan a realizar exámenes con más facilidad y menos estrés.

 

Un ejemplo: en resonancia magnética, posiblemente la modalidad de diagnóstico por imagen que más estrés induce, la carga de trabajo del técnico se puede reducir automatizando la planificación, el escaneo y el procesamiento de los exámenes. Esto permite que incluso los técnicos novatos realicen exámenes de RM rutinarios con total confianza. La menor variabilidad del examen da como resultado imágenes de alta calidad que respaldan un diagnóstico confiable, mientras que el entrenamiento automatizado del paciente mejora su experiencia. El personal tiene que preocuparse menos por configurar correctamente el equipo y tener más tiempo para concentrarse en el paciente.

Smart workflow
Por supuesto, para los procedimientos de resonancia magnética más complejos aún puede ser necesaria la orientación de un experto con más experiencia en la adquisición de imágenes. Pero, ¿y si ese experto no está presente o no está disponible? Es entonces cuando se puede necesitar un tipo diferente de apoyo.

3. La adquisición de imágenes se vuelve virtual con un centro de comando central

Los radiólogos altamente experimentados que conocen los entresijos de las modalidades avanzadas como la RM y la TC a menudo escasean dentro de los grandes centros que tienen múltiples unidades de diagnóstico por imagen. Hasta hace poco, estos usuarios expertos tenían que viajar desde su ubicación central a sitios remotos para ayudar a sus colegas menos experimentados. Pero ahora pueden brindar asistencia en múltiples centros en tiempo real mientras el paciente está en la mesa del escáner, sin tener que abandonar su ubicación.

 

A través de una nueva forma de telepresencia en la adquisición de imágenes, los técnicos expertos pueden brindar orientación, apoyo y capacitación desde una ubicación central: el Centro de Comando de Operaciones de Radiología. El acceso seguro al escáner virtual permite a estos usuarios expertos ayudar o capacitar a sus colegas en todas las ubicaciones, impulsando así la uniformidad y estandarización en la calidad de imagen. Esto reduce la necesidad de repeticiones innecesarias de pruebas, que pueden ser una gran carga para los pacientes y el personal.

ROCC

Este modelo basado en la nube se puede escalar fácilmente para adaptarlo a varios o incluso cientos de centros. Hace que las operaciones de imagen sean menos vulnerables a la rotación del personal local, las llamadas del personal y otras interrupciones imprevistas. En tiempos de COVID-19 esto ha demostrado ser particularmente valioso para garantizar la continuidad de las operaciones, incluso cuando la dotación de personal estaba muy limitada en ciertos centros de diagnóstico por imagen.

 

Tener un centro de comando central también permite a los servicios de diagnóstico por imagen ofrecer procedimientos complejos en más ubicaciones, más cerca de donde viven los pacientes y en horarios más flexibles. Para los pacientes, eso significa menos molestias y más conveniencia, al mismo tiempo que tienen la tranquilidad de que un experto está mirando supervisando la labor del técnico, incluso si está a cientos de kilómetros de distancia.

 

Una vez que se obtienen las imágenes, es importante que los casos más urgentes se entreguen al radiólogo más cualificado para agilizar la lectura de las mismas y la elaboración de los informes. Ahí es donde entra en juego otra innovación en el flujo de trabajo.

4. El equilibrio inteligente de la carga de trabajo da prioridad a los casos más urgentes

En servicios de radiología complejos y con múltiples centros, donde diferentes ubicaciones generan un flujo continuo de casos de imágenes, algunos urgentes, otros menos urgentes y otros altamente especializados, puede ser un verdadero desafío gestionar la priorización y la delegación de casos a los radiólogos adecuados.

 

Los algoritmos inteligentes que determinan automáticamente el mejor emparejamiento pueden ayudar a entregar el caso correcto al radiólogo adecuado, según su área de experiencia, disponibilidad y carga de trabajo actual. Esto ayuda a equilibrar la carga de trabajo entre los radiólogos, permitiendo que los casos más urgentes sean leídos por el primer especialista apropiado que esté disponible.

Workflow Orchestrator

Los algoritmos inteligentes pueden asignar y priorizar automáticamente los casos para que los lean los radiólogos mejor calificados (los nombres de los pacientes en esta captura de pantalla son ficticios)

 

Por ejemplo, cuando un paciente con un dolor de cabeza agudo y repentino es llevado a urgencias y una tomografía computarizada revela sangrado dentro del cerebro, esa exploración aparecerá automáticamente en la parte superior de la lista de trabajo del neurorradiólogo que esté disponible en ese momento. Mientras el paciente todavía está en el escáner, el radiólogo que lee la imagen puede conectarse de forma remota con otros especialistas para discutir el caso en un entorno digital seguro, dando al paciente la mejor oportunidad de un diagnóstico oportuno y un tratamiento eficaz.

 

Esto nos lleva al siguiente desafío en el flujo de trabajo de radiología: brindar la información que necesita al médico remitente o responsable de una manera que sea de fácil acceso y ofrezca la información relevante.

5. Los informes multimedia interactivos ofrecen a los médicos una visión más profunda

Desde que Wilhelm Röntgen descubrió los rayos X hace 125 años, los informes de radiología no han cambiado fundamentalmente en formato, confiando en una narrativa basada en texto para transmitir los hallazgos a médicos y pacientes[5]. Pero eso está cambiando ahora con los informes de radiología trasladándose al mundo multimedia que ya nos rodea en nuestra vida cotidiana.

 

En oncología y otros dominios clínicos complejos, donde los pacientes a menudo son seguidos durante largos períodos de tiempo, los médicos buscan una visión rica y longitudinal en los informes de radiología, sin tener que buscar informes anteriores y comparar imágenes manualmente. Los informes multimedia interactivos permiten a los radiólogos incrustar imágenes claves y compararlas, añadir información de tendencias tumorales en tablas y gráficos, y datos cuantitativos de posprocesamiento avanzado.

Radiology reporting

Los informes multimedia interactivos brindan a los médicos acceso directo a imágenes clave e información cuantitativa relevante

 

Los médicos ahora pueden hacer clic en las imágenes incrustadas para una inspección más cercana sin tener que abandonar el informe. Esto puede ser un gran ahorro de tiempo. Un estudio ha demostrado cómo los informes multimedia pueden ahorrar a los oncólogos 8,9 minutos en la evaluación de la carga tumoral de un paciente en comparación con los informes de solo texto [6]. Los informes multimedia también permiten una evaluación adicional de las características de la enfermedad más allá de lo que se comunica en el texto, por ejemplo, a la luz de nuevas preguntas clínicas que son relevantes para el tratamiento del paciente.

Al ofrecer acceso directo a imágenes clave del informe de radiología, estamos agilizando el flujo de información de los radiólogos a los médicos remitentes, un enfoque que podemos dar incluso un paso más.

6. La integración de los datos del paciente respalda la colaboración clínica

En un dominio tan complejo como la atención del cáncer, donde los exámenes de imagen se complementan con muchos otros tipos de información, incluidos informes de patología, pruebas moleculares y perfiles genéticos, reunir toda la información relevante del paciente procedente de distintos departamentos para la selección y seguimiento del tratamiento puede suponer un gran esfuerzo. Aquí es donde los equipos de atención a menudo pierden un tiempo precioso en la actualidad.

 

Al crear paneles de control unificados que integran automáticamente la información del paciente de varios departamentos, los equipos de oncología pueden ver el perfil completo del paciente de un vistazo y decidir una ruta de tratamiento durante las reuniones multidisciplinarias de la junta de tumores. Se puede asistir a estas reuniones de forma virtual o en persona, lo que permite una colaboración flexible y eficaz basada en una descripción general compartida de todos los datos relevantes.

Clinical collaboration
Una vez que se ha decidido la vía de atención más adecuada, a menudo se requieren más estudios de diagnóstico para monitorizar la progresión de la enfermedad y la efectividad del tratamiento, lo que nos trae al inicio del ciclo: cómo garantizar que los pacientes se presenten a sus exámenes de seguimiento.

7. Las operaciones en tiempo real basadas en datos permiten una mejora continua

Ya hemos visto el valor del compromiso digital para educar a los pacientes y recordarles sus citas. Esto, junto con el seguimiento automatizado, puede ser de gran ayuda para que los pacientes cumplan con sus planes de tratamiento. Pero, ¿qué pasaría si pudiera identificar, basándose en los datos de los pacientes, quién es más probable que no se presente a los exámenes de seguimiento?

 

Los estudios han demostrado que se pueden predecir las ausencias de los pacientes en función de las ausencias anteriores, los días entre la programación y las citas y el tipo de modalidad, lo que permite a los servicios de radiología enfocar sus esfuerzos con mayor precisión [7]. Es solo un ejemplo de cómo las prácticas basadas en datos pueden ayudar a mejorar la continuidad de la atención y la eficiencia operativa en los servicios de diagnóstico por imagen.

 

El análisis de datos en tiempo real también ha creado otras oportunidades para la gestión de las operaciones. Al brindarles a los administradores las herramientas para monitorizar continuamente los indicadores clave de rendimiento, como los volúmenes de exámenes específicos de la modalidad, la utilización de recursos y las tasas de cancelación, también pueden comprender mejor cómo la participación del paciente está cambiando la demanda de servicios. Esto les permite tomar decisiones mejor informadas sobre la asignación de personal y recursos, basándose en los últimos hechos y cifras.

Operational scheduling

El análisis de datos en tiempo real ayuda a los gestores a optimizar la asignación de personal y recursos

 

Por ejemplo, a medida que los departamentos de radiología están aumentando nuevamente a raíz de la pandemia de COVID-19, los estamos ayudando a crear paneles de control que pronostiquen cuántos técnicos se necesitan para cada turno en función de los volúmenes esperados de pacientes. Estos paneles también brindan una mejor comprensión de cómo los protocolos de limpieza y seguridad relacionados con la COVID-19 están afectando el rendimiento, lo que les permite adaptar la programación donde sea necesario. Los paneles se actualizan sobre la marcha, algo que ayuda constantemente a los administradores a decidir qué hacer a continuación.

Un flujo de trabajo de radiología integrado para un diagnóstico de precisión

 

Lo que muestran estas siete innovaciones es cómo la digitalización, la virtualización y la integración, respaldadas por el análisis de datos en tiempo real, pueden marcar una diferencia real en las operaciones de radiología. Especialmente ahora.

 

Al conectar datos, tecnologías y personas en cada momento decisivo, siempre con el paciente firmemente en el centro, podemos allanar un camino claro hacia un diagnóstico y tratamiento de precisión. Ahí es cuando el flujo de trabajo de radiología realmente fluye, beneficiando a los pacientes, al personal y a los sistemas de salud que se preocupan por ambos.

 

Referencias

[1] Naidich J.J., Boltyenkov A., Wang J.J., Chusid J., Hughes D., Sanelli P.C. (2020). Impact of the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Pandemic on Imaging Case Volumes. J Am Coll Radiol, 17(7):865-872.https://doi.org/10.1016/j.jacr.2020.05.004

[2] Rosenbaum J.I., Mieloszyk R.J., Hall C.S., Hippe D.S., Gunn M.L., Bhargava, P. (2018). Understanding Why Patients No-Show: Observations of 2.9 Million Outpatient Imaging Visits Over 16 Years. J Am Coll Radiol, 15(7):944-950. https://doi.org/10.1016/j.jacr.2018.03.053

[3] Rebecca J., Mieloszyk, J.I., Rosenbaum, C.S., Hall, U., Puneet B. (2018). The Financial Burden of Missed Appointments: Uncaptured Revenue Due to Outpatient No-Shows in Radiology. Current Problems in Diagnostic Radiology, 47(5): 285-286. https://doi.org/10.1067/j.cpradiol.2018.06.001

[4] Beker, K., Garces-Descovich, A., Mangosing, J., et al. (2017). Optimizing MRI Logistics: Prospective Analysis of Performance, Efficiency, and Patient Throughput. American Journal of Roentgenology, 209(4): 836-844.https://doi.org/10.2214/AJR.16.17698

[5] Folio, L.R., Machado, L.B., Dwyer, A. (2018). Multimedia-enhanced Radiology Reports: Concept, Components, and Challenges. RadioGraphics, 38(2): https://doi.org/10.1148/rg.2017170047

[6] Folio, L.R., Yazdi, A.A., Merchant, M., Jones, E.C. (2015). Initial Experience with Multi-Media and Quantitative Tumor Reporting Appears to Improve Oncologist Efficiency in Assessing Tumor Burden. Research findings presented at the 101th Scientific Assembly and Annual Meeting. http://archive.rsna.org/2015/15005140.html

[7] Harvey, H.B., Liu, C., Ai, J., et al. (2017). Predicting No-Shows in Radiology Using Regression Modeling of Data Available in the Electronic Medical Record. J Am Coll Radiol, 14(10):1303-1309.https://doi.org/10.1016/j.jacr.2017.05.007

 

Nota

[i] Los resultados de los datos internos son específicos de las instituciones en las que se obtienen y pueden no reflejar los resultados que se pueden lograr en otras instituciones.

Sobre Royal Philips

Royal Philips (NYSE: PHG, AEX: PHI) es una empresa líder en tecnologías de la salud, centrada en mejorar la vida de las personas y facilitar la obtención de mejores resultados en el continuum de salud, desde los hábitos saludables y la prevención, hasta el diagnóstico, tratamiento y cuidado en el hogar. Philips hace uso de su avanzada tecnología y de sus profundos conocimientos clínicos y del consumidor para ofrecer soluciones integradas. Con sede en Holanda, la compañía es líder en imagen diagnóstica, terapia guiada por imagen, monitorización e informática de la salud, así como en salud del consumidor y cuidado en el hogar. Philips ha registrado unas ventas de 19.500 millones de euros en 2019 y emplea a aproximadamente 80.000 empleados, con operaciones comerciales y servicios en más de 100 países. Todas las noticias sobre Philips se encuentran en www.philips.es/prensa

Más informaciónLeer menos

Share on social media

Topics

Author

Kees Wesdorp

Kees Wesdorp

Chief Business Leader Precision Diagnosis

Kees Wesdorp leads Philips’ Precision Diagnosis business cluster, which brings together connected diagnostic systems and integrated diagnostic insights - including imaging, monitoring, laboratory, genomics and longitudinal data - to enable a clear care pathway with predictable outcomes for every patient. 

Read More

Follow me on

Related news