CIED infections
may 05, 2022

¿Cuál es el impacto de la infección por dispositivos electrónicos cardíacos implantables?

Tiempo estimado de lectura: 2-4 minutos

En abril, Philips anunció los últimos resultados obtenidos en un análisis a gran escala y en condiciones reales en los Centros Medicare y Medicaid, en EE.UU., sobre las tasas de cumplimiento de las directrices y la mortalidad asociada en pacientes con infección por dispositivos electrónicos cardiacos implantables (DEI). Para conocer más sobre estos estudios y su potencial para ayudar a salvar vidas, hablamos con el doctor Jonathan P. Piccini, investigador principal del estudio y Director de la Sección de Electrofisiología Cardiaca del Centro Cardiaco de Duke, y con el doctor Sean Pokorney, profesor adjunto en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke y miembro del Instituto de Investigación Clínica de Duke.

¿Por qué es tan importante este ensayo clínico sobre la infección por DEI?

Dr. Jonathan Piccini: Hay muchos estudios que se han centrado en el tratamiento de la infección por dispositivos electrónicos implantables en sistemas sanitarios individuales, pero muy pocos análisis lo han investigado en todo un país. Realizamos este análisis a nivel nacional para intentar comprender mejor cómo se está tratando a los pacientes en la práctica clínica y hasta qué punto se están beneficiando del consenso en las recomendaciones de las directrices para el tratamiento de las infecciones por DEI. Descubrimos que los pacientes que fueron sometidos a la extracción del dispositivo en un plazo máximo de 6 días tenían un 42,9% menos de riesgo de muerte que los pacientes a los que no se les extrajo el DEI. Por "beneficio" nos referimos no sólo a la terapia con antibióticos sino, lo que es más importante, a la extracción completa del dispositivo para erradicar la infección, lo que puede conducir a la curación de su infección.

¿Le ha sorprendido alguno de los datos?

Dr. Sean Pokorney: Diría que el hecho de que sólo uno de cada cinco pacientes acabara sometido a la extracción de los dispositivos, que es el procedimiento de atención recomendado, fue muy sorprendente. Para el estudio, seleccionamos una población que tenía un riesgo muy alto de sufrir estas infecciones a lo largo del tiempo, lo que significa que estos pacientes tenían que recibir antibióticos por vía intravenosa y tenían que tener un diagnóstico de endocarditis. Estos son los pacientes más fáciles de identificar en este conjunto de datos basados en reclamaciones. El hecho de que solo uno de cada cinco de estos pacientes tuviera que someterse a la extracción del implante es llamativo, ya que eso significa que el ratio de pacientes a los que habría que someter al procedimiento sería incluso menor que uno de cada cinco, ya que no contarían con signos tan evidentes de infección.  

¿El problema de la infección por DEI es reconocido entre la comunidad médica?

JP: Creo que uno de los retos de la infección por dispositivos implantables es que sólo se ve lo que estás buscando. Muchas veces, en la comunidad cardiológica, hablamos sobre las infecciones por dispositivos y decimos "si vemos una infección, sabemos cómo tratarla y todos los pacientes que padecen una por dispositivos, reciben los cuidados recomendados según las directrices clínicas". Pero creo que uno de los problemas es que los pacientes con infecciones por dispositivos no sólo acuden a su cardiólogo, también visitan a médicos de atención primaria, centros de atención de urgencia o evaluaciones preoperatorias, donde pueden encontrarse con un servicio hospitalario o un servicio de medicina general. Así pues, los especialistas cardiovasculares y los especialistas en ritmo cardíaco probablemente sepan qué hacer y cómo tratarlo, ya que son muy conscientes de este problema cuando lo ven. Pero si no se diagnostica -y lo que es más importante, si no se hace a tiempo- el paciente puede no recibir la atención que necesita.

El hecho de que cuatro de cada cinco pacientes de nuestro estudio no recibieran la retirada completa de los dispositivos es preocupante, y supone un llamamiento a la mejora de la sanidad pública para las infecciones por DEI.
Youtube video thumbnail
¿Cree que se trata de un problema global? Si es así, ¿cómo puede unirse la comunidad internacional para abordar este asunto?

SP: Nuestro análisis se basa en resultados recopilados en Estados Unidos, pero somos conscientes de que los marcapasos y los desfibriladores existen en todo el mundo, y sabemos que las infecciones también se producen de manera global. Una de las cuestiones que estamos tratando de entender mejor es cuáles son las tasas de extracción y atención adecuadas fuera de EE.UU. Algunos sistemas sanitarios pueden estar un poco más coordinados y mejor organizados, con un número menor de centros especializados, lo que puede facilitar tasas de extracción más altas.

Sin duda, existirán otros países con menor experiencia en el procedimiento de extracción y con tasas aún más bajas. Por ello es importante realizar estos proyectos que mejoran la calidad sanitaria, gracias a los cuales podemos entrar en los sistemas de salud para identificar las lagunas en la atención y la formación. Podemos entender mejor los retos que existen y difundir esa información no sólo en otras instituciones dentro de Estados Unidos, sino en otras organizaciones a nivel mundial y, en última instancia, mejorar la calidad de la atención que reciben los pacientes alrededor del mundo.
Video thumbnail
Puede obtener más información sobre los dispositivos electrónicos cardiacos implantables en este vídeo:
Video thumbnail
Philips apoya a los profesionales sanitarios mediante un amplio catálogo de soluciones diseñadas para ser seguras y fáciles de utilizar, un catálogo que incluye dispositivos tanto mecánicos como láser para la extracción de plomo. Conozca la labor de Philips para concienciar y comprender mejor los riesgos de las infecciones provocadas por DEI y la necesidad de soluciones para la extracción de restos de plomo. Visite el enlace de la campaña “No Infection Left Behind” o el enlace CIED Device Infection and Lead Extraction | Philips

Share on social media

Topics

Contact

César García Requena

Brand & Communications Manager

Health System

Philips Ibérica

Tel : +34 91 566 95 25

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.