FHI Cardiology

ago 25, 2022

Los líderes en cardiología se fijan en la tecnología para hacer frente al tsunami de enfermedades cardíacas tras la COVID-19

Tiempo de lectura: 4-6 minutos

El informe Future Health Index 2022 -resultado de una encuesta independiente realizada a casi 3.000 líderes sanitarios de 15 países- muestra que los expertos en cardiología reconocen el potencial de tecnologías como la telemedicina y la inteligencia artificial (IA) para ampliar la atención al paciente más allá de los centros de salud. Más de una cuarta parte (28%) de los encuestados considera que la ampliación de la atención más allá de sus instalaciones es una de sus principales prioridades. Y casi el mismo número (27%) señaló que la mejora de la infraestructura tecnológica dentro de sus instalaciones era una prioridad, lo que supone un porcentaje significativamente mayor que la media mundial (19%) para todas las categorías de líderes sanitarios encuestados.

En medio de las crecientes pruebas de que el virus SARS-CoV-2 que está en el centro de la pandemia COVID-19 puede provocar lesiones cardiovasculares a largo plazo [1], y con las cardiopatías crónicas ya endémicas en la población que envejece, parece que los expertos en cardiología no sólo consideran que las mejoras en la infraestructura tecnológica son fundamentales para gestionar y controlar a los pacientes durante largos períodos de tiempo en entornos extrahospitalarios, sino también para diagnosticar y tratar mejor un posible aluvión de nuevos pacientes.

Inversión en tecnologías de apoyo

Los resultados confirman aquello en lo que hospitales y centros sanitarios están invirtiendo en la actualidad. Cuando se les preguntó, más de la mitad (57%) de los líderes sanitarios dijo que está invirtiendo en inteligencia artificial (IA), dos quintas partes (40%) dijo que en historias clínicas digitales y más de un tercio (37%) dijo que en telesalud. Cuando se les preguntó si seguirían invirtiendo en estas tecnologías dentro de tres años, el porcentaje correspondiente a los registros sanitarios digitales se redujo a menos de un tercio (27%), mientras que la cifra correspondiente a la telesalud descendió ligeramente a algo menos de un tercio (32%). Sin embargo, el porcentaje que invertirá en IA dentro de tres años aumentó de más de la mitad a más de tres cuartas partes (79%).

Las historias clínicas digitales y la telesalud son claramente precursoras de la IA, ya que ambas son necesarias para proporcionar los conjuntos de datos necesarios para las aplicaciones de inteligencia artificial. Aunque los líderes en cardiología pueden estar algo rezagados que los expertos en radiología en la implementación de la IA, están claramente en el mismo camino. Tres cuartas partes (75%) de los directivos sanitarios especializados en cardiología opinan que el análisis predictivo, que con frecuencia emplea la IA y el aprendizaje automático, podría tener un impacto positivo en la equidad sanitaria. Esta cifra es superior a la de los responsables de informática (66%) y a la media global de todos los responsables sanitarios encuestados (68%).

Confianza en los datos

Aunque los expertos en cardiología tienen la intención de invertir en infraestructuras digitales para utilizar mejor los datos, también parecen confiar en los datos de los que ya disponen; más de dos tercios (68%) creen que los datos actuales son precisos. Sin embargo, más de la mitad (58%) afirma que el uso de los datos en su centro es más una carga que una ventaja, en comparación con la media global de todos los líderes sanitarios encuestados, que es inferior a la mitad (46%). Aproximadamente dos tercios (62%) citaron los almacenes de datos como uno de los principales problemas, y más de una cuarta parte (28%) señalaron la seguridad y la privacidad de los datos como una de las principales preocupaciones.

Las enfermedades cardiovasculares suelen estar relacionadas con el estilo de vida y con otros factores de riesgo que incluyen condiciones preexistentes como la depresión clínica [2]. En consecuencia, la evaluación y el tratamiento eficaces de los riesgos cardiovasculares suelen requerir el acceso a historiales holísticos precisos de los pacientes a largo plazo, cuyos elementos clave suelen encontrarse en diferentes espacios protegidos por la privacidad.

FHI Cardiology

Obstáculos para la adopción

Al igual que los responsables de radiología e informática, los responsables de cardiología también citaron las limitaciones financieras y la resistencia del personal a la actualización de la tecnología como obstáculos para un mejor uso de los datos. También coinciden con sus homólogos (43% frente al 42% de media mundial) en afirmar que mejorar los conocimientos de su personal les ayudaría a utilizar mejor los datos. Un tercio (33%) señaló que el seguimiento de las métricas de rendimiento y los indicadores clave de rendimiento (KPI) ayudarían, mientras que un número similar (30%) dijo que la inversión en infraestructura tecnológica apoyaría un mejor uso de los datos, cifras significativamente más altas que los promedios globales correspondientes (23% para el seguimiento de KPI y 22% para la inversión en infraestructura tecnológica).

“El hecho de que un mayor número de líderes en cardiología considere que el seguimiento del rendimiento y las inversiones en infraestructura tecnológica son importantes para un mejor uso de los datos sugiere que se trata de áreas en las que el sector de la tecnología sanitaria podría ayudar. Más de un tercio afirmó que podría beneficiarse más de la colaboración con las empresas de tecnología sanitaria, especialmente para proporcionar los recursos necesarios para acelerar la adopción de nuevas tecnologías. Casi un tercio (29%) dijo que quería orientación sobre el análisis de datos para garantizar la mejora continua del rendimiento”, afirma la doctora Alexandra Gonçalves, Directora Médica de Diagnóstico de Precisión de Philips.

Análisis predictivo para mejorar la atención

Sin duda, parece que los responsables de cardiología tienen puestas sus esperanzas en el análisis predictivo para ampliar y mejorar la atención al paciente. Aunque algo menos de la mitad (49%) de los encuestados ya han adoptado el análisis predictivo o están en proceso de hacerlo, lo que les sitúa un poco por detrás de los responsables de informática (58%) y los de radiología (59%), la gran mayoría coincidió en que la tecnología podría ser beneficiosa tanto en casos de uso clínico como operativo (el 91% citó beneficios en casos de uso clínico y el 85% en casos de uso operativo). Más de una cuarta parte afirmó que la tecnología podría beneficiar más al mantenimiento predictivo (27%) y a la monitorización remota de pacientes (26%), lo que no es sorprendente dado el creciente uso de dispositivos electrónicos cardiacos implantables y soluciones de monitorización remota para hacer frente al creciente número de pacientes.

Mejorar la satisfacción y la retención del personal

Aunque muchas de estas inversiones tecnológicas ayudarán a los cardiólogos a garantizar la salud financiera de su hospital y a ofrecer una atención de alta calidad, también contribuirán a resolver una de las necesidades más urgentes citadas por los encuestados: la necesidad de aumentar la satisfacción y la retención del personal. Casi un tercio (30%) de los directivos de cardiología encuestados afirman que estas cuestiones relacionadas con el personal son una prioridad absoluta, y casi el mismo número (28%) cree que la satisfacción y la retención del personal seguirán siendo prioridades dentro de tres años, cifras que coinciden con las medias globales de todos los directivos sanitarios encuestados. Ante la acumulación de pacientes debido a la pandemia de COVID-19 y el creciente número de nuevos pacientes, parece que la escasez global de cardiólogos para atenderlos es algo que no va a desaparecer y que los líderes en cardiología están buscando soluciones en las empresas de tecnología sanitaria y en las tecnologías digitales.

Philips presentará todos estos datos procedentes del informe Future Health Index 2022 en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC 2022) que se celebrará del 26 al 29 de agosto en Barcelona. Únase a Philips en el ESC para conocer cómo sus sistemas y soluciones inteligentes basados en datos y potenciados por la IA ayudan a fortalecer la confianza clínica, agilizar los flujos de trabajo de imágenes cardíacas y mejorar la experiencia de la atención cardíaca para los pacientes y el personal. Visite este enlace para obtener más información.     


[1] Nishiga, M., Wang, D.W., Han, Y. et al. COVID-19 and cardiovascular disease: from basic mechanisms to clinical perspectives. Nat Rev Cardiol 17, 543–558 (2020). https://doi.org/10.1038/s41569-020-0413-9
[2] Heart disease and depression: A two-way relationship. National Institutes of Health, National Heart, Lung, and Blood Institute, April 2017. https://www.nhlbi.nih.gov/news/2017/heart-disease-and-depression-two-way-relationship

Share on social media

Topics

Contact

César García Requena

Brand & Communications Manager

Health System

Philips Ibérica

Tel : +34 91 566 95 25

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Related news

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.