Chip shortage patient monitors
jun 08, 2022

La escasez mundial de microchips pone en peligro la producción de dispositivos y sistemas médicos que salvan vidas

Tiempo de lectura: 3-5 minutos

8 de junio de 2022
Frans van Houten, CEO de Royal Philips


La grave escasez mundial de microchips está afectando la fabricación de dispositivos y sistemas médicos que salvan vidas. Si no tomamos medidas inmediatas para solucionar este problema, afectará a los pacientes de todos los rincones del mundo.

Los microchips, también conocidos como semiconductores, suelen ser los cerebros que impulsan las tecnologías modernas. Estas pequeñas maravillas son componentes esenciales de equipos y sistemas médicos vitales, como los dispositivos de ultrasonido que examinan la gestación de un bebé en el vientre materno, los desfibriladores que responden a un paro cardíaco repentino o los monitores que evalúan los signos vitales de pacientes en la unidad de cuidados intensivos (UCI). 

En la UCI, las condiciones de los pacientes pueden cambiar rápidamente, por lo que tener acceso a los datos en tiempo real permite a los equipos de atención asegurarse de que no pasan por alto los signos de deterioro. Si no se toman medidas para resolver los problemas de suministro de microchips en la industria de la tecnología médica, podríamos asistir a una grave escasez de estos dispositivos y de muchos otros.

Patient M with pregnant woman. Image title: Chips for Lives. Image: Philips

La transformación digital de la sanidad

La escasez de microchips llega en un momento en que los profesionales sanitarios están sometidos a una presión creciente causada, entre otros factores, por el envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas. Además, cada vez aumentan los pacientes y hay mayor escasez de personal. Muchos de nosotros hemos experimentado los efectos de esta presión, como los largos tiempos de espera y el impacto en el personal, quienes luchan por gestionar las cargas de trabajo. 

Aunque la transformación digital de la sanidad puede ayudar a aliviar la presión y a afrontar numerosos retos -mejorando y reforzando los sistemas sanitarios en beneficio de los pacientes, los cuidadores y las comunidades -, depende en gran medida de tecnologías y sistemas que necesitan microchips. Por ello, debemos evitar que la escasez de semiconductores haga descarrilar esta transformación.

La pandemia de COVID-19 puso de manifiesto e incluso agravó muchos de los problemas de la atención sanitaria. Al mismo tiempo, también mostró cómo las nuevas tecnologías ayudan a dar forma a una prestación de cuidados más eficiente y eficaz. Por ejemplo, los avances en la atención virtual y las tecnologías inteligentes permiten a los equipos asistenciales controlar y tratar a los pacientes más allá del propio hospital. 

Estos avances tecnológicos pueden ayudar a configurar un futuro de la asistencia sanitaria en el que podamos centrarnos más en la atención domiciliaria y la prevención, donde el diagnóstico sea más preciso y el tratamiento más personalizado y predictivo. 

Queremos garantizar que todo el mundo pueda acceder al tratamiento que necesita, cuando y donde lo necesite, y que los profesionales sanitarios puedan centrarse en la atención a los pacientes en lugar de en las crecientes tareas administrativas. Esta es la promesa que ofrecen las nuevas tecnologías y sistemas.

Prioridad a la industria de la tecnología médica

Philips ha mantenido conversaciones con los principales fabricantes de semiconductores para impulsar acciones que permitan satisfacer la demanda y, en colaboración con los gobiernos y otras entidades, el sector de la tecnología médica se ha movilizado para intentar conseguir más microchips. Sin embargo, a pesar de los importantes esfuerzos realizados para garantizar la continuidad del suministro, los retos no hacen más que aumentar. En algunos casos, los plazos de entrega se han disparado a más de 52 semanas.

Al mismo tiempo, hay muchas personas que buscan la tan necesaria atención médica que se retrasó o pospuso debido a la pandemia. Muchos sistemas sanitarios podrían tardar años en resolver los enormes retrasos de los pacientes y, a medida que le den prioridad, solo aumentará la demanda de nuevos equipos médicos y, por consiguiente, de más microchips.

Además, se prevé que el crecimiento mundial de la demanda de chips casi se duplique entre 2021 y 2028, lo que provocará una grave escasez de microchips en numerosos sectores.

Lamentablemente, la industria de la tecnología médica compite con la industria general, el sector del automóvil, y la industria de consumo por un suministro limitado de semiconductores. Debido a la urgente necesidad de éstos en la industria de la tecnología médica, que representa sólo el 1% del suministro total, pedimos que se prioricen las asignaciones de microchips a un nivel que permita a la industria satisfacer las demandas de fabricación de dispositivos médicos de hoy en día.
Ultrasound / care provider in hospital. Image title: Chips for Lives. Image: Philips

Cómo hacer frente a la escasez de microchips

Tenemos que actuar ahora para asegurar el acceso a los semiconductores, a fin de mantener una asignación sostenible de microchips para los dispositivos y sistemas médicos que salvan vidas y seguir mejorando la prestación de cuidados. Philips está trabajando estrechamente con la industria de la tecnología médica en general para aumentar la transparencia en el suministro del mercado y hacer hincapié en la necesidad de acceder a estos microchips ahora. 

Además, las asociaciones de la industria de la tecnología médica están trabajando con los legisladores, las autoridades gubernamentales y la industria en general para encontrar una solución a largo plazo que garantice un suministro estable de estos dispositivos.

Subrayando la importancia de la escasez de microchips, la Comisión Europea ha emitido una recomendación a los estados miembros para que aborden esta cuestión de inmediato y se comprometan con los fabricantes de chips a dar prioridad a sectores críticos como la sanidad. El gobierno de Estados Unidos también ha reconocido el impacto de la escasez de microchips en los pacientes y está dialogando con la industria para dar prioridad al sector de la tecnología médica. 

Dada la grave escasez, insto a los fabricantes y proveedores de semiconductores a que den prioridad a la asignación de chips para dispositivos médicos vitales. El objetivo debe ser garantizar una mejor disponibilidad de estos en una industria que es fundamental para mantener la salud y el bienestar de las poblaciones de todo el mundo, tanto en la actualidad como en los próximos años.

Share on social media

Topics

Contact

César García Requena

Brand & Communications Manager

Health System

Philips Ibérica

Tel : +34 91 566 95 25

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Related news

You are about to visit a Philips global content page

You are about to visit the Philips USA website.

Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.