1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    • Garantía de devolución es de 30 días

    • Envío gratis desde 50€

    • 2 años de garantía en nuestros productos

    Productos

    Recomendaciones para evitar y combatir el mal aliento

    El mal aliento es una amenaza invisible, demasiado común y que puede aparecer sin previo aviso, en las circunstancias más inoportunas. Porque ¿quién no lo ha pasado mal alguna vez por culpa de ese olor desagradable y se ha preguntado cómo quitar el mal aliento? La buena noticia es que no tienes por qué resignarte, ¡hay solución! Así que, si quieres decirle adiós al mal aliento, sigue leyendo este artículo para conocer unas sencillas pautas que puedes incorporar a tu rutina diaria. 

    Cómo quitar el mal aliento

    La principal causa del mal aliento está relacionada con una incorrecta limpieza de la boca, según demuestran distintos estudios epidemiológicos.   Como consecuencia de unos hábitos erróneos se acumula placa bacteriana en la zona de los dientes y alrededores. Estas bacterias descomponen el alimento mediante un proceso en el que se desprende un gas, que es el que genera el mal olor.  

     

    Por lo tanto, parece evidente que, si hablamos de cómo quitar el mal aliento, pongamos el foco en la forma en la que te lavas los dientes. Estos son los tres puntos a los que debes prestar más atención: 

     

    1. Lávate los dientes después de cada comida, al menos durante tres minutos. El cepillo eléctrico es una excelente opción porque está demostrada su eficacia eliminando la placa bacteriana. La limpieza de antes de irte a la cama es la más importante, ya que por la noche se reduce la salivación. 
    2. El uso del hilo dental es correcto, pero los irrigadores dentales son tu mejor aliado porque eliminan los restos de comida acumulados entre los dientes. 
    3. El cepillado debe cubrir siempre la zona de la lengua y el paladar. Es interesante también que te hagas con un accesorio específico para limpiar la lengua. Suele incluirse en el equipamiento de algunos cepillos eléctricos o, también, puedes adquirir uno manual.  

    Philips Sonicare DiamondClean Smart

    Cepillo dental eléctrico sónico con app

    HX9924/03
    Sonicare
    Sonicare

    Philips Sonicare DiamondClean Smart Cepillo dental eléctrico sónico con app

    HX9924/03

    Nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado bucal completo

    DiamondClean Smart es nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado completo. Gracias a los cuatro cabezales de cepillado de alto rendimiento puedes ocuparte de todas las zonas de tu salud bucal, y nuestra tecnología Smart Sensor te ofrece comentarios y asesoramiento personalizados. Más información

    Precio exclusivo Philips

    Nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado bucal completo

    DiamondClean Smart es nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado completo. Gracias a los cuatro cabezales de cepillado de alto rendimiento puedes ocuparte de todas las zonas de tu salud bucal, y nuestra tecnología Smart Sensor te ofrece comentarios y asesoramiento personalizados. Más información

    Nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado bucal completo

    DiamondClean Smart es nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado completo. Gracias a los cuatro cabezales de cepillado de alto rendimiento puedes ocuparte de todas las zonas de tu salud bucal, y nuestra tecnología Smart Sensor te ofrece comentarios y asesoramiento personalizados. Más información

    Precio exclusivo Philips

    Nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado bucal completo

    DiamondClean Smart es nuestro mejor cepillo dental, para un cuidado completo. Gracias a los cuatro cabezales de cepillado de alto rendimiento puedes ocuparte de todas las zonas de tu salud bucal, y nuestra tecnología Smart Sensor te ofrece comentarios y asesoramiento personalizados. Más información

    Cómo combatir el mal aliento desde la alimentación     

    Además de respetar la forma y frecuencia recomendadas por los expertos para lavarse los dientes, la dieta es otro de los factores que más influyen en la aparición del mal aliento. Estas consideraciones son de pura lógica, pero no está de más recordarte que evites las comidas muy condimentadas, el tabaco y el alcohol, así como los alimentos ricos en grasas. Incorpora verduras y vegetales a tu alimentación y bebe al menos litro y medio de agua al día. Cuida tu hígado, ¡no tardarás en notar el cambio!