1
Artículos de automoción

Iluminación halógena

Cambio por pares


Al final de su vida útil, una bombilla halógena solo ofrece aproximadamente un 70 % de su emisión de luz original. Debido a que la luz es un factor de seguridad importante y los conductores de coches con frecuencia no son conscientes de este sutil proceso de envejecimiento, en principio, parece conveniente sustituir de forma regular las bombillas de los faros de cruce como medida de precaución.

 

Iluminación óptima y conducción medio a ciegas

 

Por supuesto, esto resulta muy poco realista en la práctica. El proceso de envejecimiento se produce a distintas velocidades en función del voltaje del vehículo, nadie quiere llevar un registro de la distancia que ha conducido con las luces encendidas y, en definitiva, nadie quiere sustituir piezas que pueden estar en perfecto estado de funcionamiento.

 

Sin embargo, cuando una bombilla falla finalmente, debería ser un indicador claro de que también es necesario sustituir la otra. Las bombillas de alta calidad tienen una vida útil muy similar y puedes asumir que el filamento de la segunda bombilla también estará muy deteriorado. Al sustituir las bombillas por pares se restaura el estado óptimo de la iluminación y también se evita conducir medio a ciegas tan solo unas semanas después.

 

Ensúciate las manos solo una vez

 

Puede que este argumento no sea tan importante para los profesionales y aficionados que pasan casi todos los fines de semana arreglando cosas en sus coches. Pero para la mayoría, sustituir ambas bombillas a la vez supone un gran ahorro de tiempo y energía, y evita tener que ocuparse del otro lado de nuevo poco después. Y si no puedes sustituir las bombillas por tu cuenta, solo tendrás que realizar una visita al taller.

 

Por ley, lo conductores deben poder sustituir las bombillas por sí solos 

 

Ha pasado mucho tiempo desde que cambiar la bombilla de un coche se consideraba un "juego de niños": abrir el capó, tener una vista clara del faro y disponer de un amplio espacio, incluso para unas manos grandes con un destornillador. Con el avance de la tecnología, el espacio dentro del compartimento del motor se ha llenado, con lo que resulta cada vez más difícil sustituir las bombillas. Este avance alcanzó su cima en el año 2000, cuando cambiar las bombillas de los faros de coches como el Golf IV o el Astra G era casi imposible sin una visita al taller.

 

Entonces, la UE intervino e introdujo legislación que especifica que, desde agosto de 2006, todos los vehículos nuevos debían permitir a los conductores sustituir las bombillas por su cuenta utilizando el manual de instrucciones y el kit de herramientas del vehículo proporcionado. Las bombillas de xenón siguen siendo una excepción, ya que los fabricantes de vehículos suelen recomendar que estas bombillas se sustituyan en el taller.

 

La situación ha mejorado algo desde entonces y, si el espacio es muy reducido, muchos vehículos permiten simplemente aflojar el faro y extraerlo hacia delante. Normalmente se recomienda echarle un vistazo en condiciones medioambientales secas y con luz abundante antes de hacerlo en condiciones menos favorables. 

 

Y aquí va una última sugerencia: al sustituir las bombillas se restaura la iluminación óptima del vehículo, aunque un lavado rápido de los faros de vez en cuando suele hacer maravillas.

Más información:

Mejora tus bombillas fácilmente

Mejora tus bombillas fácilmente

Qué hace que una bombilla halógena sea buena

Qué hace que una bombilla halógena sea buena