1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    La conexión entre el sueño y la inmunidad

    La conexión entre el sueño y la inmunidad

     

    ¿Alguna vez has dormido terriblemente mal durante algunos días y luego te has resfriado o has enfermado poco después? Si es así, ya sabes de primera mano lo esencial que es dormir para tu sistema inmunitario y qué puede suceder cuando no consigues el descanso que tu cuerpo necesita. Tu cuerpo necesita dormir para ayudarte a mantenerte en forma para evitar enfermedades infecciosas.

     

    Cómo afecta el sueño a tu sistema inmunitario

    La razón por la que la falta de sueño debilita la inmunidad es que se aumenta la susceptibilidad de los organismos a las infecciones. La relación entre el sistema inmunitario-endocrino del cuerpo y el sueño es bidireccional, según un artículo publicado en el Journal of Immunology Research. En pocas palabras, cuando no estás durmiendo lo suficiente, se puede alterar tu respuesta inmunitaria. Cuando consigues sueño de buena calidad y duermes las horas que tu cuerpo necesita, tu sistema inmune se fortalece.

     

    Si sufres una infección por virus, bacterias o parásitos, es más probable que experimentes trastornos del sueño, ya que los agentes patógenos extraños pueden alterar los sistemas cerebrales que te preparan para dormir y causar estragos en la calidad del sueño.

     

    Al poner el sistema inmunitario en marcha, tu cuerpo utiliza mucha energía para combatir un virus y eliminar los agentes patógenos. Esto significa que tiene menos energía para otros procesos corporales. Dormir más cuando estás enfermo es primordial para sanar tu cuerpo y conservar energía para luchar contra los intrusos.

     

    Cómo afecta el sueño a la inmunidad

    El sueño es un componente esencial para desarrollar el sistema inmunitario de tu cuerpo y asegurarte de que funciona a pleno rendimiento. Cuando tu cuerpo está exhausto, es más probable que te enfermes, ya que las células soldado que luchan contra los gérmenes no pueden trabajar al 100 %. Además, los anticuerpos y las células que combaten las infecciones y que ayudan a mantenerte sano no se producen con tanta frecuencia cuando estás falto de sueño.1

    Dormir poco aumenta tus probabilidades de enfermar

    Cuando no estás durmiendo lo suficiente, te estás poniendo a ti mismo en un riesgo más alto de sufrir un resfriado o un virus. Un estudio de la revista SLEEP descubrió que los individuos que afirmaron que duermen menos en sus diarios de sueño eran más susceptibles de sufrir un resfriado cuando estaban expuestos a un virus como parte del estudio. Los participantes del estudio que dormían menos de 5 horas por la noche o entre 5 y 6 horas presentaban un mayor riesgo de desarrollar un resfriado que los que dormían más de 7 horas por noche.

    La calidad del sueño también es importante para el sistema inmunitario

    Cuando se trata de la efectividad de tu cuerpo para combatir los virus, registrar las horas que has estado en la cama no lo es todo, ya que los estudios han descubierto que la calidad del sueño es tan importante como la duración a la hora de combatir un resfriado común. Un estudio realizado en Archives of Internal Medicine descubrió que los participantes con menos del 92 % de eficiencia, con respecto al tiempo que estaban en la cama y realmente dormidos, tenían cinco veces más probabilidades de sufrir un resfriado que las personas del estudio que estaban dormidas el 98 % del tiempo que estaban en la cama. En ese estudio también se observó que los sujetos que dormían menos de 7 horas tenían casi tres veces más probabilidades de desarrollar un resfriado que los que dormían más de 8 horas.

     

    Cuando quieras defenderte de las enfermedades infecciosas, una de las mejores maneras de mantenerte sano es asegurarte de recibir las horas de sueño de buena calidad que tu cuerpo necesita.

     

    1 https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/insomnia/expert-answers/lack-of-sleep/faq-20057757

    Analizador SmartSleep

    Suscríbete a nuestro boletín

    * Este campo es obligatorio

    *

    *

    Exención de responsabilidades

     

    Esta información no sustituye el asesoramiento de un médico capacitado y se proporciona únicamente con carácter informativo general. Philips no se responsabiliza de las decisiones que tome basándose en esta información.

    You are about to visit a Philips global content page

    Continue

    You are about to visit the Philips USA website.

    Entendido

    Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.