1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    • Garantía de devolución es de 45 días

    • Envío gratis desde 50€

    • 2 años de garantía en nuestros productos

    Productos

    Cepillo eléctrico o cepillo manual: ¿cuál es mejor y por qué?

    Los avances tecnológicos trabajan continuamente a favor de mejorar la salud dental. Por ello, la aparición de nuevas herramientas puede crear cierta confusión, como la duda que se genera en torno a si es mejor usar un cepillo de dientes eléctrico o un cepillo manual. Existen razones a favor de ambas opciones, pero conviene recordar que la clave es utilizar una correcta técnica y saber cómo cepillarse los dientes correctamente. ¡La decisión es tuya, pero no está demás conocer los argumentos a favor de una u otra opción!

    Qué debemos tener en cuenta para elegir un cepillo eléctrico o uno manual

    En principio, según diversos estudios recopilados, las ventajas del cepillo eléctrico frente al manual son evidentes en lo que se refiere a su mayor eficacia en la reducción de la placa bacteriana y de la gingivitis. Pero, no son las únicas. También se han comprobado diferencias entre el cepillo eléctrico y el manual en los siguientes aspectos: 

    1. El cepillo eléctrico protege mejor el esmalte dental. Existen distintos tipos de cepillos eléctricos, pero todos incluyen un sensor para el control de la presión. Este mecanismo impide que se agreda la superficie de los dientes porque te avisa y reduce la velocidad del cabezal si estás apretando y poniendo en peligro la capa de esmalte dental. 
    2. Los usuarios de los cepillos eléctricos dedican más tiempo a su higiene dental. Concretamente, el tiempo de cepillado aumenta entre un 20 y un 40 %. El hecho de que algunos de estos aparatos incluyan un temporizador es también una gran ayuda. Lo que hace el cepillo es vibrar y/o emitir un sonido para avisarte de que han transcurrido los dos minutos que se recomiendan para un correcto cepillado de dientes. 
    3. En el caso de personas con dificultades de movilidad o algún tipo de diversidad funcional, la elección entre cepillo eléctrico o manual está muy clara. El eléctrico es más práctico y eficaz porque simplifica mucho el cepillado. También esta combinación de comodidad y eficiencia es un beneficio que notan los cuidadores de personas dependientes. 
    4. Si llevas ortodoncia para evitar que se dañen los brackets. Nuestros cepillos de gama alta están pensados y se recomiendan para personas con ortodoncia y trabajos dentales como implantes, ya que favorece la limpieza y por lo tanto ayuda al mantenimiento en casa del tratamiento. Tenemos estudios que verifican esto. 

    Philips Sonicare ProtectiveClean 4300

    El cepillo de dientes que necesitas

    HX6807/04
    Sonicare
    Sonicare

    Philips Sonicare ProtectiveClean 4300 El cepillo de dientes que necesitas

    HX6807/04

    Dientes más limpios con un cepillado suave.

    Nota la diferencia de una limpieza suave con nuestro sensor de presión a la vez que eliminas hasta 7 veces más placa que con un cepillo dental manual Más información

    Precio exclusivo Philips

    Dientes más limpios con un cepillado suave.

    Nota la diferencia de una limpieza suave con nuestro sensor de presión a la vez que eliminas hasta 7 veces más placa que con un cepillo dental manual Más información

    Dientes más limpios con un cepillado suave.

    Nota la diferencia de una limpieza suave con nuestro sensor de presión a la vez que eliminas hasta 7 veces más placa que con un cepillo dental manual Más información

    Precio exclusivo Philips

    Dientes más limpios con un cepillado suave.

    Nota la diferencia de una limpieza suave con nuestro sensor de presión a la vez que eliminas hasta 7 veces más placa que con un cepillo dental manual Más información

    Excepciones que debes tener en cuenta     

    Aunque los expertos no dudan de las ventajas del cepillo eléctrico y será el protagonista de una verdadera revolución en lo que respecta a la higiene dental, hay una circunstancia en las que el cepillo manual sigue siendo recomendable: cuando te has sometido a una cirugía bucal, para reducir las molestias y problemas con los puntos de sutura.