• Garantía de devolución es de 30 días

  • Envío gratis desde 20€

  • 2 años de garantía en nuestros productos

1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    Tiempo de lectura: 3 Min

    Cómo usar un vaporizador de prendas

     

    El vapor es una gran opción a la hora de conseguir prendas frescas y libres de arrugas, tanto para noches de diversión como para una entrevista importante. Como la gran mayoría de nosotros tiene horarios agitados, no siempre tenemos el tiempo (o las ganas) de planchar y es allí cuando una plancha portátil puede hacer la diferencia. ¿No has usado nunca un vaporizador? A continuación, todo lo que necesitas saber sobre cómo usar un vaporizador de prendas para que se vean como nuevas y una guía sobre cómo usar una plancha de vapor.

    Cómo usar un vaporizador de prendas

    Cómo usar un vaporizador de prendas

     

    Vaporizar prendas no tiene por qué ser una tarea difícil, pero es importante conocer los puntos básicos sobre cómo usar un vaporizador de prendas. Antes de comenzar, asegúrate de contar con un buen dispositivo que sea apropiado para tu ropa. El vaporizador Steam&Go Plus de Philips puede convertirse en tu mejor aliado, ya que su vapor mantiene la ropa fresca, elimina las bacterias y reduce la necesidad de lavar o limpiar en seco, mientras logra que tus telas delicadas, como la seda o la lana, estén listas para usar y libres de arrugas.

    Cómo vaporizar un vestido

     

    Los vestidos hechos de telas delicadas pueden arrugarse fácilmente. Además, también pueden tener pliegues, mangas anchas, lentejuelas u otros ornamentos –que pueden resultar no muy simpáticos a la hora del planchado-. Por suerte, es muy fácil aprender a vaporizar un vestido. Tan solo cuélgalo de una percha y vaporízalo en forma vertical –no hace falta una tabla de planchar-. Esto también significa que es más fácil vaporizar vestidos largos, ya que no tienes que luchar con ellos en la tabla.

    Cómo vaporizar una camisa

    Cómo vaporizar una camisa

     

    Si no tienes tiempo de planchar una camisa sobre una tabla de planchar, o tan solo necesita un retoque rápido, puedes colgar tu camisa en una percha y utilizar un vaporizador portátil. Si te interesa particularmente que los puños y el cuello queden bien, o si la camisa tiene arrugas rebeldes, recuéstala sobre una superficie plana en una cama o una mesa para vaporizarla. Tan solo concéntrate en las áreas que necesitan un poco más de vapor. Sin embargo, para esas camisas hechas de materiales más pesados, como las de algodón grueso o franela, puedes optar por usar una plancha a vapor para agilizar el trabajo.

    Lo que usted necesita

    Vaporizador de prendas manual

    GC300/20

    Vaporizador de prendas manual

    GC300/20

    Solución compacta para un planchado fácil

    Este planchado vertical de mano es perfecto para tejidos delicados, zonas difíciles de planchar, así como para refrescar cualquier prenda o tapicería. Sin quemaduras, garantizado. Su diseño ligero y compacto hace que sea fácil de usar en cualquier momento y en cualquier lugar. Tan solo tienes que usar el vapor y listo. Más información

    Solución compacta para un planchado fácil

    Este planchado vertical de mano es perfecto para tejidos delicados, zonas difíciles de planchar, así como para refrescar cualquier prenda o tapicería. Sin quemaduras, garantizado. Su diseño ligero y compacto hace que sea fácil de usar en cualquier momento y en cualquier lugar. Tan solo tienes que usar el vapor y listo. Más información

    Solución compacta para un planchado fácil

    Este planchado vertical de mano es perfecto para tejidos delicados, zonas difíciles de planchar, así como para refrescar cualquier prenda o tapicería. Sin quemaduras, garantizado. Su diseño ligero y compacto hace que sea fácil de usar en cualquier momento y en cualquier lugar. Tan solo tienes que usar el vapor y listo. Más información

    Solución compacta para un planchado fácil

    Este planchado vertical de mano es perfecto para tejidos delicados, zonas difíciles de planchar, así como para refrescar cualquier prenda o tapicería. Sin quemaduras, garantizado. Su diseño ligero y compacto hace que sea fácil de usar en cualquier momento y en cualquier lugar. Tan solo tienes que usar el vapor y listo. Más información

    Una alternativa: cómo se usa la plancha a vapor

     

    Si te enfrentas a arrugas particularmente rebeldes, un centro de planchado puede hacer la diferencia de manera rápida. Siempre controla primero las etiquetas de tu ropa con las recomendaciones del fabricante. Luego llena el depósito con agua y selecciona los ajustes apropiados para tus prendas. Recuesta la prenda sobre una tabla de planchar y usa más vapor sobre las arrugas más difíciles. Luego, cuélgala para mantenerla libre de arrugas. Aprende cómo usar un vaporizador de prendas o cómo usar la plancha de vapor para conseguir ropa libre de arrugas en tan solo minutos: te verás más profesional y fresco en tus días más agitados.

    Descubra más

    Suscríbete a nuestro boletín

    * Este campo es obligatorio

    Un regalo de bienvenida del 15% de descuento*

    Ofertas exclusivas y acceso anticipado a las ventas

    Actualizaciones sobre las innovaciones de Philips y consejos para un estilo de vida saludable

    *
    Me gustaría recibir comunicaciones promocionales, basadas en mis preferencias y comportamiento, sobre productos, servicios, eventos y promociones de Philips. ¡Puedo cancelar la suscripción fácilmente en cualquier momento!

    Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.