1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    Tiempo de lectura: 4 Min

    Cómo hacer café helado


    ¿Hay algo más refrescante que un café helado por las mañanas? ¡Pues sí!, un café helado casero por las mañanas. Un sabroso café frío mezclado con leche cremosa y vertido sobre hielo es la bebida ideal para satisfacer tus antojos de café durante los meses más cálidos.


    Si es tu bebida preferida de cada mañana, ¿por qué no aprender a preparar tu propio café helado? No podría ser más fácil con esta guía que te traemos a continuación. Pronto estarás mezclando varias recetas de café helado.

    Café helado: receta

    Café helado: receta


    Entonces, ¿cómo se hace el café helado? En primer lugar, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios y el equipo para preparar café:

     

    • Máquina de café
    • Granos de café molido
    • Vaso de vidrio
    • Hielo
    • Cuchara
    • Leche de tu elección


    En última instancia, la calidad de tu café helado casero se reduce a la calidad de tu cafetera. Si aún no tienes una buena cafetera en casa, considera elegir una con configuraciones personalizadas y prepara café frío casero y bebidas espresso deliciosas y fácilmente.


    Asegúrate de tener a mano tanto los granos de café molidos, como la leche de tu elección —sea entera, desnatada, de almendras u otra alternativa sin lácteos—. Llena tu vaso con hielo y ten una cuchara lista para mezclarlo todo. Una vez que tengas estos artículos en tu cocina, estarás listo para aprender cómo hacer café frío en casa.

    Cómo hacer café helado

     

    ¿Cómo hacer café frío? Es básicamente lo mismo que preparar café normal, solo que esta vez le agregas hielo. Sigue estos cuatro pasos para dominar el arte de cómo hacer café helado casero:

     

    1. Prepara el café. Prepara tu café como lo harías normalmente cada mañana.
    2. Enfría el café. Llena una jarra con el café y colócala en la nevera para que se enfríe hasta llegar aproximadamente a temperatura ambiente.

      Consejo: si deseas saber cómo hacer café helado de forma rápida, puedes prescindir de colocar la jarra en la nevera; sin embargo, el café caliente podría derretir el hielo velozmente y darle un sabor acuoso.

    3. Vierte el café sobre el hielo. Toma tu vaso lleno de hielo y comienza a verter lentamente el café en el vaso. Usa tu cuchara para mezclar el café con el hielo y asegurarte de que el café esté frío.
    4. Agrega la leche. Luego, vierte tu leche favorita (fría) en el café helado. Mezcla con una cuchara para que la leche se distribuya uniformemente.


    ¡Voilá! Acabas de aprender a preparar café helado en casa. Eres libre de agregarle azúcar, canela, crema batida o cualquier otra cosa que tu o tus invitados deseen.

    Lo que usted necesita

    Café frío: receta rápida


    Al hacer café frío, lo ideal es enfriar el café recién hecho para que tu bebida tenga un sabor fresco y definido. Sin embargo, si una mañana tienes prisa, ¡no te preocupes! Todavía tu café puede resultar delicioso si sigues el siguiente consejo.


    Consejo: uno de los problemas más comunes del café helado es que es muy fácil diluir demasiado la bebida. ¿El secreto? Luego de prepararlo, enfríalo de inmediato con cubitos de hielo que hayas elaborado previamente con café recién hecho.

    Café helado: receta de otro nivel


    ¿Quieres llevar tu café helado casero al siguiente nivel? Una buena máquina de café puede ayudar. Sea el café de tus mañanas o un corte de mediodía con amigos, tus nuevas habilidades de barista sorprenderán a todos, ¡incluso a ti mismo!


    Lo único que resta después de hacer café frío en casa es sentarte, relajarte y disfrutarlo. No puede ser más fácil ahora que sabes cómo hacer café helado en casa.

    Descubra más

    *

    Me gustaría recibir comunicaciones promocionales, basadas en mis preferencias y comportamiento, sobre productos, servicios, eventos y promociones de Philips. ¡Puedo cancelar la suscripción fácilmente en cualquier momento!

    Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.