1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    Tiempo de lectura: 4 Min

    Cómo limpiar un tostador y una sandwichera

     

    ¿Alguna vez te preguntaste cómo limpiar una tostadora o cómo limpiar una sandwichera? Si la respuesta es afirmativa, tenemos lo que necesitas. Con las soluciones a las preguntas más frecuentes, algunos trucos y consejos y nuestra guía paso a paso encontrarás todo lo que necesitas para limpiar un tostador y el interior de una sandwichera de forma sencilla. 

    Limpiar tostador: preguntas frecuentes 


    Antes de explicarte los pasos para limpiar el interior de una tostadora, responderemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el tema: 

     

    • ¿Por qué es necesario limpiar el interior de una tostadora? Debido a su apertura, una gran variedad de objetos puede ingresar en el tostador, incluyendo polvo, pelusas ¡y hasta insectos! Limpiar un tostador es clave para evitar la contaminación de los alimentos cuando tuestas tus panes. 
    • ¿Cómo puedo limpiar el tostador de forma segura? Lo más importante para tener en cuenta es apagar la tostadora, desconectarla y dejarla enfriar antes de limpiarla. 
    • ¿Qué tan seguido debo limpiar mi tostador? La bandeja recogemigas debería vaciarse por lo menos una vez por semana. Es recomendable realizar una limpieza a fondo por lo menos una vez al mes. 

    ¿Cómo limpiar el interior de una tostadora?: una guía paso a paso

    ¿Cómo limpiar el interior de una tostadora?: una guía paso a paso

     

    Para limpiar una tostadora necesitarán lo siguiente: 

     

    • Un cubo de basura o periódicos viejos
    • Un pincel de silicona pequeño
    • Agua tibia con jabón
    • Un paño suave


    Una vez que tengas todos los materiales, sigue estos pasos para limpiar un tostador: 

     

    1. Desconecta el tostador. Déjalo enfriar si se usó recientemente. 
    2. Trabaja sobre una superficie que sea fácil de limpiar. Te recomendamos hacerlo sobre un cubo de basura o sobre una hoja de periódico en una superficie plana. 
    3. Quita la bandeja recogemigas. Las tostadoras más modernas tienen una bandeja en la parte inferior que se puede quitar, especialmente diseñada para recoger las migas. Tan solo quita esta bandeja y sacúdela para quitar todas las migas. La tostadora Daily Collection de Philips cuenta con una bandeja recogemigas que hace que esta tarea sea mucho más sencilla. Si tu tostadora no tiene este accesorio, quita los restos de pan de la forma antigua. Da vuelta tu tostadora y sacúdela con suavidad para deshacerte de todas las migas. 
    4. Lava la bandeja recogemigas. Utiliza agua jabonosa tibia y un paño. No te olvides de asegurarte de que la bandeja esté completamente seca antes de volver a ponerla en el tostador. 
    5. Pasa un paño por el exterior. Para limpiar la parte externa, utiliza un paño suave y humedecido. Puedes agregar un poco de jabón para las manchas más rebeldes. Ten cuidado con cualquier parte eléctrica o cableado y no te olvides de los interruptores. Si tu tostador está hecho de acero inoxidable, puede que necesite un poco de ayuda extra para recuperar su brillo. Utiliza un paño limpio y un poco de vinagre blanco y quedará como nuevo. 
    6. Pon la bandeja recogemigas dentro. Ahora tan solo necesitas volver a montar tu tostadora poniendo la bandeja recogemigas en su lugar y ¡voilà! ¡Terminaste!

    Lo que usted necesita

    Cómo limpiar una tostadora: qué hacer y qué no


    Cuando se trata de aprender cómo limpiar una sandwichera y sus partes, existen ciertas cosas que puedes hacer y otras que debes evitar: 

     

    • Lee las instrucciones del fabricante antes de comenzar para saber cómo limpiar una tostadora correctamente.
    • Apaga, desconecta y deja enfriar la tostadora antes de limpiarla. 
    • Limpia las migas sueltas y los restos de comida con un trapo humedecido. 
    • Quita las bandejas desmontables y lávalas con agua con jabón y una esponja. Algunas de estas bandejas se pueden meter en el lavavajillas; sin embargo, siempre controla las instrucciones del fabricante primero. 
    • Usa un paño humedecido con una pequeña cantidad de jabón para limpiar las partes no desmontables. Otra solución simple es humedecer papel de cocina en agua jabonosa y dejarlo reposar sobre estas partes por alrededor de 10 minutos. Luego, frota el papel. 
    • Deja que las partes desmontables se sequen con el aire y utiliza un paño seco para las partes no desmontables. 
    • No sumerjas en agua las partes desmontables, ya que esto podría dañar las capas antiadherentes. 
    • No laves tu tostadora en el lavavajillas o en el fregadero, ya que estropeará los circuitos eléctricos. 
    • No utilices esponjas abrasivas o limpiadores fuertes, dado que podrían dañar las capas antiadherentes. 
     

    Con estos trucos y simples pasos, ahora ya sabes cómo limpiar una tostadora y una sandwichera en poco tiempo. 

    Descubra más

    Suscríbete a nuestro boletín

    Un regalo de bienvenida de 10€ de descuento*.

    Ofertas exclusivas y acceso anticipado a las ventas

    Actualizaciones sobre las innovaciones de Philips y consejos para un estilo de vida saludable

    *

    Me gustaría recibir comunicaciones promocionales, basadas en mis preferencias y comportamiento, sobre productos, servicios, eventos y promociones de Philips. ¡Puedo cancelar la suscripción fácilmente en cualquier momento!

    Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.