1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    Tiempo de lectura: 3 Min

    Cómo hacer leche de almendras y de otros frutos secos

     

    Con tan solo tres ingredientes y un método infalible es muy sencillo aprender a hacer leche de almendras casera y aquí es cuando estamos para ayudarte. Sigue leyendo para conocer una receta de leche de almendras y una guía paso a paso para que aprendas a hacer tu propia leche vegetal fácilmente.

    ¿Por qué es una buena idea hacer leche de almendras en casa?


    Preparar nuestra receta de leche de nueces o almendras para consumir tu propia leche no solo es muy sencillo, sino que también es bueno para ti, ya que puedes decidir qué ponerle. Las leches vegetales tienen grandes beneficios para tu salud y estas son algunas de las razones por las cuales es bueno que las consumas: 

     

    • Los frutos secos son naturalmente veganos, lo cual los convierte en una gran alternativa a los productos lácteos.
    • Las leches de frutos secos suelen contar con menos calorías que las leches tradicionales.¹
    • Al igual que las de origen animal, las leches de frutos secos contienen calcio y vitamina D. 

    Almendras

    Qué necesitas para hacer esta receta: leche de almendras y otros frutos secos


    odo lo que necesitas para hacer leche de almendras en casa son frutos secos, agua, una batidora, sal y un poco de tiempo. Sigue leyendo para saber cómo hacer leche de nuez o almendras en nueve pasos.

     

    Vas a necesitar:

     

    • 150 g de almendras u otros frutos secos
    • 1,2 litros de agua
    • Una pizca de sal
    • Una batidora

     

    En el caso de no contar con una batidora, sería bueno que te tomes tu tiempo para elegir la batidora adecuada para hacer tu propia leche de almendras casera.

    Lo que usted necesita

    Leche de almendras: cómo se hace

     

    El método para hacer leche de almendras casera es el mismo con cualquier otro fruto seco, así que puedes utilizar este instructivo como base para una variedad de deliciosas leches vegetales hechas en casa, como la leche de nuez, receta fácil y deliciosa. 

     

    1. Pon en remojo las almendras o frutos secos toda la noche. 
    2. Drena el agua. 
    3. Pon los frutos secos, el agua fresca y la sal en la batidora. Si quieres agregarle un toque de sabor a tu leche y crear fantásticas combinaciones, puedes añadir dátiles, extracto de vainilla o arándanos.
    4. Licúa los ingredientes durante uno o dos minutos hasta lograr una consistencia suave y cremosa.
    5. Filtra la leche con una bolsa para leches vegetales y viértela en un contenedor. Si no tienes una bolsa para leches vegetales, no te preocupes: un retazo de muselina, una estopilla o un paño de cocina delgado cumplen la misma función.
    6. Coge las puntas de la bolsa y llévalas hacia arriba, apretando con cuidado cualquier resto de líquido hacia el contenedor.
    7. Desecha la pulpa, o bien guárdala para hacer otras recetas —como barras de granola, brownies y más—. 
    8. Vierte la leche en una botella o contenedor cerrado.
    9. Guarda tu leche vegetal en la nevera. Te recomendamos consumirla dentro de los cuatro o cinco días siguientes a su elaboración. Con esta simple receta de leche de almendras, estás listo para poner manos a la obra. Además, no solo se puede utilizar con almendras. Todo lo que necesitas es emplear el mismo método con tus frutos secos favoritos, desde avellanas a anacardos y hasta nueces de macadamia. ¡Qué las disfrutes!

     

    ¹7 beneficios de la leche de almendras (medicalnewstoday.com)

    Descubra más

    Suscríbete a nuestro boletín

    Un regalo de bienvenida de 10€ de descuento*.

    Ofertas exclusivas y acceso anticipado a las ventas

    Actualizaciones sobre las innovaciones de Philips y consejos para un estilo de vida saludable

    *

    Me gustaría recibir comunicaciones promocionales, basadas en mis preferencias y comportamiento, sobre productos, servicios, eventos y promociones de Philips. ¡Puedo cancelar la suscripción fácilmente en cualquier momento!

    Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.