1
0

Carrito de la compra

No hay ningún artículo en el carrito de la compra.

    Tiempo de lectura: 5 Min

    Cómo hacer capuchino en casa


    ¿Cómo hacer un capuchino? Espresso, leche caliente y espuma de leche: sin duda, estos son algunos de tus ingredientes favoritos si los capuchinos son tu bebida de café. Si tienes estos elementos y una máquina de café espresso en casa puedes disfrutar de un capuchino cada mañana. ¡Es hora de convertirte en tu propio barista! Te guiaremos a través del proceso para preparar un capuchino y te dejaremos los mejores consejos sobre la espuma de leche para lograr la capa de espuma perfecta.

    Capuchino: receta infalible para hacerlo en casa

    Capuchino: receta infalible para hacerlo en casa


    Un buen chef nunca empieza a cocinar sin antes asegurarse de tener todos los ingredientes y herramientas necesarios. De igual modo, antes de comenzar a preparar un capuchino, asegúrate de tener todo lo que necesitas a mano. La buena noticia es que no precisarás de muchos ingredientes para un capuchino casero:

     

    • Café espresso
    • Leche fría
    • Jarra de metal para vaporizar la leche
    • Máquina de café espresso


    Consejo: al elegir la leche para tu capuchino, ten en cuenta que no todas las leches espuman igual. Para saber más sobre qué leche usar y cuál hará mejor espuma, lee nuestro artículo sobre los secretos de la espuma de leche.

    Cómo hacer capuchino casero


    Entonces, ¿cómo hacer un capuchino? En realidad, es mucho más fácil de lo que piensas. Cuando tengas todo lo que necesitas, aquí está nuestra guía sobre cómo hacer un capuchino en máquina de café  espresso.

     

    Ingredientes:

     

    • Uno o dos shots de espresso
    • 60 ml de leche al vapor
    • 60 ml de espuma de leche

    Lo que usted necesita

    Método:


    Paso 1:
    Prepara el espresso

     

    El primer paso de cómo hacer un capuchino es preparar un shot de espresso en la máquina.

     

    1. Coloca los granos de café en el molinillo de cerámica para convertirlos en un polvo ultrafino.
    2. Presiona el botón de espresso y observa cómo el shot de espresso llena tu taza.

     

    Consejo: Más allá de la máquina que utilices, este paso es relativamente estándar. Sigue las instrucciones de tu máquina para llenar el filtro con café molido e insértalo en el cabezal de preparación.

     

    Paso 2: Espumar la leche

     

    A continuación, es hora de espumar la leche.

     

    1. Vierte tu leche favorita en una jarra de metal fría. Te recomendamos llenar la jarra hasta aproximadamente 1/3 de su capacidad con leche entera y fría.
    2. Antes de insertar la varilla de vapor en la jarra, elimina el agua que quede. Luego puedes colocar la varilla en la jarra y encenderla.
    3. Inclina la jarra en un ligero ángulo para que la leche se caliente y se arremoline.
    4. Acerca la varilla a la superficie de la leche durante unos segundos para obtener más espuma.
    5. Una vez que hayas terminado de espumar la leche, retira la varilla y límpiala con un paño húmedo.

     

    Consejo: para obtener mejores resultados con la espuma, haz girar tu jarra de leche suavemente y golpéala contra la encimera para eliminar las burbujas.

     

    Paso 3: Añade la leche al espresso

     

    Un último paso y sabrás todo lo que hay que saber sobre cómo hacer un capuchino en casa.

     

    1. Inclina la jarra de leche hacia un lado y vierte lentamente la leche al vapor en el centro del espresso.
    2. Puedes verter la leche un poco más rápido hacia el final y hacer un movimiento circular para obtener mucha espuma en la parte superior.


    Consejo: si deseas un capuchino "más húmedo", agrega solo leche al vapor a la taza, pero si prefieres un capuchino completamente seco, puedes agregar solo leche espumosa.

     

    ¡Voilá! Ahora tienes un capuchino rico y espumoso. Agrégale virutas de chocolate, canela o lo que quieras para sumarle sabor.

    Si deseas saltarte todos estos pasos y saber cómo hacer capuchino casero sin perder el tiempo, mejor ve a por una cafetera completamente automática. Elige un modelo que te permita usar granos frescos de café para hacer un capuchino digno de un barista y otras variedades de café. Este es el tipo de máquina que hará que tu casa se convierta en una cafetería cada mañana.

     

    Aprende más sobre café con nuestra guía sobre latte, macchiato, flat white y otras bebidas espresso. Después levanta su vaso —o taza de café— por tu sabroso y espumoso capuchino casero.

    Descubra más

    Suscríbete a nuestro boletín

    Un regalo de bienvenida de 10€ de descuento*.

    Ofertas exclusivas y acceso anticipado a las ventas

    Actualizaciones sobre las innovaciones de Philips y consejos para un estilo de vida saludable

    *

    Me gustaría recibir comunicaciones promocionales, basadas en mis preferencias y comportamiento, sobre productos, servicios, eventos y promociones de Philips. ¡Puedo cancelar la suscripción fácilmente en cualquier momento!

    Nuestro sitio se puede visualizar mejor con la última versión de Microsoft Edge, Google Chrome o Firefox.